En Honduras vivimos en una dictadura

El periodista David Romero reveló el robo gigante en el Seguro Social: “En Honduras vivimos en una dictadura”


TEGUCIGALPA 2015-05-21 / El robo en el Seguro Social de Honduras ha traído como consecuencia la muerte de más de dos mil (2000) hondureños. “Es un crimen de Lesa Humanidad”, denuncia la oposición y no es prescriptible. El periodista David Romero, autor del desenmascaramiento del crimen, está hoy en la mira de los autores del robo, dice él mismo en una entrevista con ANNCOL.

El periodista David Romero fue quien hace un año comenzó a denunciar que había cheques de empresas fantasmas pero cuya fuente era del Seguro Social. Las empresas funcionaron como receptoras de los cheques por presunta compra de medicamentos. Las empresas a su vez enviaron los cheques a personas de la dirección nacional del partido gobernante, Partido Nacional, de la derecha histórica hondureña. En total se habla de unos 320 millones de dólares que fueron saqueados del Seguro Social en el país más pobre del continente americano.


Romero fue a principio ignorado por los acusados y principalmente por los dirigentes del Partido Nacional. Pero la semana pasada presentó los cheques y otros documentos, lo que sacudió a la nación centroamericana en sus fundamentos. ANNCOL habló con David Romero, periodista durante 35 años y director de Radio y TV-Globo en Honduras después que gran parte de sus colegas hondureños y corresponsales extranjeros en el país se reunieron en una muestra de solidaridad con el personaje que hoy es el más amenazado en Honduras. El foro, “Libertad de Expresión y el Derecho a la Información: Caso del periodista David Romero”, fue un homenaje a Romero convocado por organizaciones de derechos humanos, sindicales y medios comunitarios que organizaron el foro público a su valiente labor. Tanto Romero como Radio Globo TV, son víctimas de hostigamiento, desprestigio y amenazas de muerte por denunciar actos de corrupción del anterior y presente gobierno.


– Fueron Los propios organismos de seguridad que llegaron a mi oficina para advertirme que sí, había intenciones de atentar contra mi vida. Lo tomamos más en serio porque no viene de una persona particular sino de los propios organismos de seguridad.

¿Cuál es el corcho a sacar para que salga toda la podredumbre del caso del robo del Seguro Social?


– Cualquier periodista tiene que tener su compromiso con la sociedad. Hay que sacar la información, no esconderla. Creo que en nuestro medio de comunicación (Radio-TV-Globo) estamos cumpliendo con esta misión.


– Pero lo importante es el acompañamiento de la sociedad civil. Si la sociedad hondureña no calla sino que acompaña este tipo de denuncia, aquí las cosas pueden cambiar el rumbo de la historia de Honduras y terminar con ese fenómeno que nos tiene en la miseria, en pobreza, en la exclusión y la violencia en que estamos viviendo en este momento. Pero repito, tiene que haber un acompañamiento de toda la sociedad como ha pasado en Guatemala en este momento.


El Congreso Nacional de Honduras, en su mayoría sacudido por las revelaciones del periodista Romero y su propio involucramiento en el escándalo más grande de la historia de Honduras, creó hace unos días una comisión partidaria para calmar la dura crítica del pueblo. David Romero la rechaza.


– Es como poner un conejo para cuidar la zanahoria. Lo otro es que no hay necesidad de crear comisiones de investigación. La investigación la hizo el Ministerio Público que la tiene en su poder. Aquí es de activar la institucionalidad del país, es de obligar al Ministerio Público que actúe y que abra esta línea de investigación, castigar a los fiscales como el Fiscal General de la Nación y su adjunto por haber sido cómplices y haber ocultado toda esta información. Yo creo que el enfoque debe ir ahí y no crear comisiones de algo que ya está investigado.


El control total del presidente


El presidente Juan Orlando Hernández y el gobierno que él preside, han sido acusados por haber sustituido los máximos jefes de la Fiscalía, los magistrados de la Corte Constitucional además de haber presionado a la Corte Suprema de Justicia y haberla convertido en jueces al servicio del presidente hondureño. Paralelamente se ha creado un nuevo cuerpo que es más militar que policial, que sucesivamente está reemplazando a la Policía, una policía-militar al servicio de los intereses personales y estratégicos del presidente Hernández, acciones y decisiones totalmente apoyadas por la embajada estadounidense y con complacencia del máximo general del Comando Sur, John Kelly.


¿Qué lectura hace el periodista Romero, que fue una de las víctimas durante la década de terror en Honduras de los 80´ cuando el hombre fuerte era el embajador John Dimitri Negroponte?


– En Honduras estamos viviendo en un estado de indefensión, es decir, vivimos en una dictadura. No lo quieren reconocer porque tienen cerrados los ojos. Este es un país donde el poder está en un solo hombre. Aquí nada se mueve sin que tenga conocimiento el abogado Juan Orlando Hernández, presidente de la república. Él hizo todo esto casualmente para tener un control absoluto de poder, muy peligroso, no solamente para la sociedad sino para todos los hondureños. Yo te pregunto a ti o a la sociedad hondureña; ¿adónde voy a acudir yo para tener protección? ¿Al Ministerio Público que me persigue? ¿A la Corte Suprema de Justicia que está sometida al Congreso que me tiene estigmatizado? Es bien difícil y por eso insisto; es la sociedad y el pueblo hondureño movilizándose el único que puede cambiar el estatus.


Globo contra el Golpe de Estado y los corruptos


David Romero en su intervención ante el foro elogiaba al dueño de Radio- y TV-Globo, Alejandro Villatoro por su valentía desde el mismo momento en que se produjo el golpe de estado, de poner toda su propiedad en una balanza para hacer periodismo y enfrentar, desde el estudio de Globo, a ese golpe del 28 de junio de 2009.


Y es por eso que Honduras en cierta forma se distingue de otros países en donde, como el caso de Colombia, existe un monopolio de medios de comunicación que cada segundo es un vocero de la guerra psicológica en contra “El Enemigo Interno”, es decir, la oposición política, no importa que expresión tome.

En Honduras el papel de Globo y la cadena de emisoras radiales comunitarias repartidas por todo el país, fueron casi decisivos en la construcción de una consciencia que logró organizar el Frente Nacional de Resistencia
Contra el Golpe de Estado desde donde, posteriormente, surgió el brazo político de la Resistencia, el Partido Libertad y Refundación, Libre. En ese trabajo organizativo, Globo cumplió un papel casi trascendental, un hecho que no tantos hondureños entienden en su magnitud.


Los medios corporativos exonerados de sus deudas al Estado


En su intervención en el foro, el periodista Félix Molina mencionó una nueva ley en el Congreso Nacional en donde los medios de comunicación corporativos, es decir los medios del poder fáctico en Honduras, que, obviamente dieron su respaldo al golpe en 2009, han sido exonerados de todas sus deudas ante el Estado. Molina subrayó que esto significa una subordinación política de los medios ante el presidente Hernández, lo que significa que el mandatario extiende su poderío aún más.

– Es el contubernio entre poder y prensa, poder y comunicación. Aquí en Honduras, como en la mayoría de los países latinoamericanos las corporaciones informativas trabajan juntas, pegadas al poder. Recuerda que son partes de la superestructura ideológica de un Estado. Controlan y manipulan. Nosotros hacemos nuestro esfuerzo hasta donde podemos, más por convicción que otras cosas, cometa Romero.

¿Honduras va a seguir la pista de Guatemala?
– Yo creo que la sociedad civil debe hacerse esa propuesta de seguir el ejemplo de Guatemala. Está en la obligación en esta coyuntura.

Por Dick & Miriam Emanuelsson

Última modificación: 23 de septiembre de 2015 a las 23:40

Hay 0 comentarios

captcha