En medio de amenazas e intimidaciones militares, reubican a huelguistas

Tegucigalpa, Honduras (Conexihon).- Abruptamente y con abuso de violencia física miembros de los cuerpos de Seguridad y Defensa del Estado hondureño reubicaron el campamento de huelguistas situado a inmediaciones de Casa Presidencial.

De acuerdo con representantes de organizaciones de derechos humanos en la zona, el hostigamiento inició a la media noche del lunes, cuando un oficial militar de la Fuerza Nacional Antiextorsión (FUSINA), vestido de civil e identificado como José Luis Salgado López, arribó al sector y de forma intimidatoria le pidió a los huelguistas que tomaran medidas porque los iban a desalojar.

“Los quieren desalojar mañana (martes) a las cinco de la mañana, tomen sus medidas, porque esto nos conviene a otros, nosotros primero venimos a hablar con los huelguistas antes de hacer esto, (de reprimir, indicó un defensor) porque son órdenes…”, insistió Salgado López, en conversaciones con las organizaciones de defensores. El hombre se retiró a bordo de legó en un automóvil Hilux doble cabina blanco con placa PCN 5974, compañado por una camioneta Prado color negra, que transportaba militares.


El supuesto militar presentó una tarjeta de identidad al grupo de acompañamiento de la huelga, pero al revisar el documento presentado se constató que la fotografía no coincidía con su descripción y que el documento pertenece a otra persona.


Minutos después a la 1:00 de la madrugada la patrulla policial estacionada frente al campamento de “Los Indignados” fue retirada, pese a que siete de los manifestantes gozan de medidas cautelares dictadas por la Comisión interamericana de Derechos Humanos (CIDH), por lo que varios vehículos fueron estacionados frente al sector con el fin de salvaguardar la vida de los manifestantes.


A las 5:36 a.m. se registró el desplazamiento de dos patrullas y vehículos oficiales con al menos 20 elementos policiales quienes, posteriormente iniciaron el retiro de las vallas de seguridad.


El Estado hondureño reconoce el derecho legítimo de toda persona a manifestarse públicamente de acuerdo al Artículo 79 de la Constitución de la República, y que no existe incompatibilidad en algunos de los planteamientos que presentan los manifestantes, particularmente en la necesidad de fortalecer la transparencia y erradicar la corrupción en Honduras.


Sin embargo, pese a que las acciones han sido acompañadas por representantes del Comisionado Nacional de Derechos Humanos, la Fiscalía especial de Derechos Humanos, la dirección de Derechos Humanos de las Fuerzas Armadas, departamento de derechos humanos de la Secretaria de Seguridad, Secretaria de Derechos Humanos, Justicia, Gobernación y Descentralización y otras organizaciones de derechos humanos, no se ha garantizado un perímetro seguro, para los manifestantes y los acompañantes del grupos de apoyo, puesto que se ha constatado el uso de gases lacrimógenos, abuso de ruidos nocturnos para irrumpir el descanso de los manifestantes, profundamente debilitados tras más de 12 días de iniciada el ayuno, el uso de cámaras fotográficas y celulares para hacer levantamiento de perfiles entre otras acciones de hostigamiento.


La coordinadora de la oficina de derechos humanos de la Secretaría de Seguridad, Sagrario Prudot, indicó en declaraciones a los medios de comunicación que “en ningún momento el Gobierno de la República ha considerado practicar un desalojo o el uso de la fuerza ya que una orden de este tipo solamente puede emanar de una autoridad judicial competente”.


“No hay un desalojo, ratificamos que no hay un desalojo, nosotros venimos a hacerles una propuesta para quienes están acá, (empresarios de la zona comercial frente a Casa Presidencial), que nos permitan, que nos ayuden, pues como esta es una manifestación pacífica en aras de la tranquilidad y de no afectar a las demás personas en sus derechos, porque todos ustedes saben que no hay derechos absolutos, por lo que vamos a proponer que se queden en el mismo lugar, pero que nos permitan abrir la vía para que queden siempre en el mismo lugar o si ustedes gustan en otro lugar, pero les dejo hablar a ustedes… Es una reubicación podríamos decir, no un desalojo, y es una reubicación en el mismo lugar, pero esa es la propuesta, que se saquen de su mente que va a existir un desalojo”, expresó Prudot.


Igualmente, la funcionaria instó a los manifestantes a participar en el diálogo instalado por la Presidencia “estamos en un momento de diálogo, de apertura, es más aprovecho a decirles a ustedes en este momento, y pedirles a ustedes que se incluyan al diálogo que están llamando y que las propuestas que ustedes tienen las pongan sobre la mesa, es cuestión de… eso queda a criterio de ustedes, pero yo lo que les digo es no se queden fuera, ustedes mismos tienen voceros, permitan ponerlas sobre la mesa. En este momento les pedimos abrir la vía”.


Finalmente a eso de las 6:30 de la mañana los miembros de la Policía Nacional Preventiva y mientras se desarrollaba la conversación con la funcionaria de derechos humanos, las vallas, carpas y demás enceres fueron retirados abruptamente, rompiendo en el acto dos de las carpas de los manifestantes con más días en la huelga.

La irrupción y reacomodamiento finalizó a eso de las 7:30 de la mañana, mientras oficiales de la Policía Nacional Preventiva realizaba tomas con su teléfono celular.

Escrito por Redacción | Julio 7 del 2015

Última modificación: 23 de septiembre de 2015 a las 23:37

Hay 0 comentarios

captcha