Indígenas con Medidas Cautelares otorgadas por la CIDH se unen a la huelga de hambre

Honduras- 01 de julio. En horas de la mañana un grupo de indígenas dela Etnia Tolupan, ubicado al norte del departamento de Francisco Morazán y Yoro, se unieron a la huelga de hambre en su noveno día exigiendo al gobierno de Juan Orlando Hernández, la instalación de una Comisión Contra la Impunidad en Honduras, CICIH.

EL 18 de diciembre del 2013, la CIDH otorgó medidas de protección a favor de 18 indígenas así como de sus familiares, siendo en total 38 personas, luego de los actos de hostigamiento, amenazas y agresiones que han sufrido como consecuencia de sus acciones en defensa del medio ambiente.


Con la llegada de Antonia Cabrera, Ramón Matute, José María Pineda, Darlin Emilio Soto, Santos Antonio Cardona, Sergio Ávila y Juan Samael Matute, son once las personas sin probar alimentos sólidos, hasta que la CICIH esté a cargo de investigar los actos de corrupción en diferentes entidades gubernamentales, específicamente el desfalco del Instituto Hondureño de Seguridad Social, IHSS, durante la administración del doctor Mario Zelaya, quien guarda prisión en un recinto militar, junto a otros implicados por el saqueo de 7 mil 300 millones de lempiras.


El IHSS, es uno de los resultados de la conocida “huelga del 54”, cuando obreros cansados de las violaciones a sus derechos se manifestaron en 1954, con el objetivo de transformar la vida de miles de trabajadores y sus familias, por lo que el Seguro Social sería la solución para ser atendidos de manera adecuada por médicos capacitados, adquirir sus medicamentos y prever una jubilación y pensiones dignas.


Sin embargo, en los últimos años, ha sucedido lo contrario, más de 2800 personas han perdido la vida a consecuencia del descalabro financiero, que se ha hecho público en los últimos dos años, y que según investigaciones del Ministerio Público, unas 25 personas están implicadas, desde la compra de objetos personales de lujo, creación de empresa fantasmas y viajes.


Todo esto, ha detonado en la indignación del pueblo hondureño, quienes no les ha bastado irse a las calles con antorchas en mano durante la noche, sino que desde hace nueve días, iniciaron una huelga de hambre, que ha sido continúan y apoyada por la sociedad.


Por lo que hoy estos siete Tolupanes (una mujer), de la tribu de San Francisco Locomapa, con mucho entusiasmo y decisión, dejaron su montaña, sus tierras, su familia, y con apenas su vestimenta indígena, llegaron a los alrededores de Casa Presidencial, para hacer visible su inconformidad ya que la justicia tampoco llega a ellos, pese a que se juega con la vida humana y quienes defienden sus bienes comunes.


Primera mujer, indígena y víctima en huelga de hambre

Alejandrina Cabrera, de 31 años de edad, es madre de cinco hijos, quienes eran hasta hace dos años, cuidados por su abuela, que fue asesinada en su propia casa, tras una manifestación en defensa de su tierra, allá en Locomapa.


Ella manifestó que está muy “encachimbada” por tanta impunidad, y porque no se castiga a los responsables de la muerte de su madre, María Enriqueta Matute quien el 25 de agosto del 2013, fue asesinada junto a Armando Fúnez Medina, y Ricardo Soto Fúnez, tras 12 días de protesta en una toma de carretera pacífica por parte de la comunidad. Pese a las denuncias nacionales e internacionales, este caso es amparado por la impunidad judicial.


Juan Samael Matute de 65 años, reiteró que mientras no cese la impunidad en el país, ellos no se retiran de la huelga de hambre, pues como Tolupanes, ni siquiera pueden ir tranquilos a la milpa, porque hay sicarios vigilados, y es necesario que se haga justicia.


Mientras que José María Pineda, quien es parte de 30 beneficiarios de las Medidas de Cautelares otorgadas por la CIDH, se vino a manifestar a Tegucigalpa, ya que de otra forma no se les escucha, y tampoco el gobierno no cumple con las responsabilidades de protección de la vida humana.


Ramón Matute, el vocero del grupo Tolupan, leyó el siguiente comunicado público:

Nosotros miembros y miembras de la Tribu de san Francisco de Locomapa nos declaramos en HUELGA DE HAMBRE INDEFINIDA, haciendo nuestra la lucha de los indignados e indignadas hartos de tanta corrupción que se vuelve más evidente y ofensiva con el saqueo del seguro Social. Muy molestos además por tanta corrupción en el departamento de Yoro, que sólo puede detenerse con la destitución y enjuiciamiento de los funcionarios involucrados en los más grandes y vergonzosos actos delictivos y criminales contra los bienes públicos y los bienes comunes del pueblo Tolupan en el departamento de Yoro.


La corrupción del actual gobierno y de los que le antecedieron ha hundido en la miseria y el despojo a los más pobres de Honduras, pero en el pueblo Tolupan esta corrupción ha significado más que en cualquier otro sector poblacional el abandono absoluto en materia de salud, educación, vías de comunicación y justicia, culminando con la muerte de nuestros líderes locales que se atreven a defender sus bienes naturales.


La corrupción nacional ha convertido al pueblo Tolupan en zona de despojo, robo y saqueo de sus bienes naturales y ha condenado a muerte a más de 100 indígenas sin que sus casos hayan sido llevados a la justicia ante tribunales competentes. Tenemos identificados a nuestros asesinos pero las autoridades se vuelven cómplices al no proceder a capturarlos y todo se queda en órdenes de captura que no se materializan.


Con esta huelga de hambre queremos llamar la atención de la opinión pública nacional e internacional para que exijan el fin de la matanza a que nos condena el Estado junto con los matones pagados por empresarios pero protegidos por las autoridades nacionales y departamentales que no cumplen con la ley sino que en nombre de ella nos atemorizan, amedrentan y asesinan a quienes defienden los bienes comunes y el derecho a la vida.


En virtud de lo anterior definimos nuestra lucha en los siguientes términos;


1. Nos solidarizamos con los y las indignadas a favor de la instalación de la CICIH, y rechazamos la propuesta del falso diálogo del régimen de Juan Hernández, que además es actor principal en el desfalco de las instituciones del Estado.
2. Condenamos la labor de los fiscales Oscar Chinchilla y Rigoberto Cuellar además de Eli Mauricio Murillo Fiscal del Ambiente de Yoro por dejar en la completa Impunidad a los asesinos de 5 compañeros defensores de los derechos ambientales y el derecho a la vida.
3. Exigimos la captura de Selin Eliazar Fúnez Bonilla y Carlos Roberto Varela Laques, actores materiales del asesinato de María Enriqueta Matute, Ricardo Soto Fúnez y Armando Fúnez Medina así como el asesinato de Luis Reyes de Masías y Eracimo Vieda. No abandonaremos la huelga hambre hasta que sean capturados estos asesinos.
4. Exigimos se cumpla con la consulta previa, libre e informada como lo estipula el convenio 169 de la OIT sobre cualquier actividad de extractivismo que se realice en el pueblo Tolupan.


Tegucigalpa, 29 de junio del 2015


COFADEH Honduras

Última modificación: 2 de julio de 2015 a las 01:52

Hay 0 comentarios

captcha