No al Diálogo con represores y corruptos.

Mientras Juan Orlando Hernández ofrece un diálogo con todos los sectores.
En Intibucá fuerzas del ejército, la policía y paramilitares se preparan a desalojar a la población humilde, población que se gana la vida vendiendo sus productos y que se resiste a la ordenanza municipal de vender en una peligrosa calle de la que brotan aguas servidas contaminadas y pasan vehículos que los tiene al borde de ser arrollado.

La población humilde para ganarse la vida y no estar en semejante riesgo en el que la municipalidad los ha puesto ha decidido permanecer en un predio público que ha estado asignado al mercado histórico.


El alcalde Javier Martínez ha ordenado con algunos regidores el desalojo, la misma tiene el visto bueno de los activistas nacionalistas que trabajan en el Comisionado Nacional de Los Derechos Humanos, algo insólito e inimaginable.


El desalojo podría traer personas golpeadas, heridas o asesinadas.Este acto es violatorio de los derechos humanos, el convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo O.I.T. Y otros marcos jurídicos nacionales e internacionales.


La Coordinadora Indígena del Poder Popular de Honduras hace un llamado a todas las organizaciones defensoras de los derechos humanos ha mantenerse alerta ante cualquier cosa que pueda pasar y comunica que se preparan acciones no violentas para enfrentar el desalojo.No se puede dialogar con represores y responsables de la corrupción en el país.


El único diálogo es posible solo cuando se instale la CICIH.


Intibucá, Intibucá 7 de julio del 2015

Última modificación: 7 de julio de 2015 a las 20:43

Hay 0 comentarios

captcha