"Pequeños proyectos hidroeléctricos" con grandes problemas para las comunidades de Santa Bárbara

Las consecuencias negativas ya empezaron a más de un año de operaciones de uno de los proyectos, de acuerdo a lo que señala la investigación “Concesiones de ríos, represas hidroeléctricas y exclusión: el conflicto social a partir de las represas en los valles del norte de Santa Bárbara”

realizado por el Centro de Estudio para la Democracia, CESPAD, entre los meses de enero a junio de este año, tomando como punto de partida la comunidad de Chiquila,, en el municipio de Macuelizo en el departamento antes mencionado.
CESPAD presentó los resultados de esta investigación el 26 de agosto pasado ante distintos medios de comunicación, líderes y lideresas de las comunidades afectadas, organizaciones de sociedad civil, entre otros.


El proyecto Chamelecón 280 y Rio Blanco Los Puentes, están ubicados en el Municipio de Macuelizo; y el de Rio Tapalapa, en los Municipios de San Marcos y San Luís. Los tres fueron adjudicados GERSA, a través de la licitación No. 100-1293/2009, de la Empresa Nacional de Energía Eléctrica, ENEE, en el mes de junio de 2010, por el Congreso Nacional a un plazo de 30 años cada proyecto.

Estos proyectos entran en la categoría de “Pequeños Proyectos Hidroeléctricos”, debido a que la capacidad instalada es inferior a 20 Mega Watts.


La clasificación en el caso de las represas, corresponde a dimensiones asociadas con la altura de la cortina y la capacidad del embalse. El criterio generalmente aceptado es el de considerar una represa “pequeña” cuando su altura es menor de 10 metros y su embalse tiene una capacidad inferior a 100,000 metros cúbicos.

Cuando el caudal del rio es considerable y de carácter permanente, los pequeños proyectos hidroeléctricos se diseñan con una represa denominada a filo de agua; la cual consiste en una represa de baja altura, suficiente para desviar una parte del caudal del rio hacia el canal de derivación y, por tanto, no requiere embalse, señala la investigación de CESPAD llevada a cabo por Francisco Saravia, Claudia Mendoza y Paola Pineda.


El Proyecto Chamelecón 280 es el único en operación desde septiembre de 2013, los proyectos Rio Blanco los Puentes y Rio Tapalapa aún están en proceso, aunque ya cuentan con contrato de venta de energía suscrito con la ENEE, describe el capítulo dos del estudio, el cual se puede leer más abajo en detalle.

Afecta a las comunidades de Chiquila, Ojos de Agua, Zapotalito, Playa del Zapotal, Monte Largo, Laguna Seca, todas en Macuelizo, donde ya escasea el agua, hay problemas en el medio ambiente como contaminación del agua; muerte de animales y enfermedades en adultos y niños.


El proyecto “Rio Blanco Los Puentes” estará operando siempre en los Valles al Norte de Santa Bárbara y llevará múltiples problemas a las poblaciones de Los Puentes, Masicales, siempre en Macuelizo.

Mientras que “Rio Tapalapa”, abrirá operaciones e impactará en las comunidades de La Presa, Zapote No,1, Zapote No,2 en el Municipío de San Marcos y también el Buen Ejemplo y Las Palmas, en el municipio de San Luís, porque están localizadas en las proximidades donde operará la represa y aguas debajo de ésta.


CESPAD llevó a cabo un proceso de socialización de los resultados de la investigación, por medio de foros de discusión en las comunidades y quedó evidenciado el desconocimiento de los habitantes sobre las consecuencias de los proyectos en la vida comunitaria, así como la carencia de acciones y propuestas concretas ante la problemática planteada.


El objetivo de la organización aparte de empoderar a las comunidades de la información necesaria fue el de aportar conocimiento crítico y propositivo en auxilio de los pobladores a través de sus estructuras comunitarias.


GERSA lanzó campaña mediática apoyada por Juan Orlando Hernández


La empresa GERSA hizo una campaña bien montada de medios previo a la apertura de Chamelecón 280, la venta de imagen y promesas de grandes beneficios que no han llegado a las comunidades fue la nota del día, el 15 de septiembre de 2010, en noticia públicada en Diario La Prensa.

Fue el propio presidente del Congreso Nacional y ahora presidente de la república quien acompañó a los ejecutivos de la empresa para presentar una buena imagen del proyecto y acusó a quienes se oponían al mismo de tener “sesgos ideológicos” e impulsar una campaña de mala información.


Hernández dijo en ese momento que “después de una ardua lucha finalmente se logró inaugurar el proyecto, contando con el apoyo del sector privado y las comunidades aledañas a la zona cuya mano de obra fue fundamental para dar marcha a la edificación”.

Según declaraciones de Eddy Noel Juárez, Gerente de GERSA a Diario La Prensa, como parte de la responsabilidad empresarial la obra daría electricidad a “12 mil familias hondureñas ubicadas en el occidente del país”.


Además que la empresa llevaría a cabo una reforestación de la zona, construcción de escuelas, kínderes y el cuidado de las fuentes de agua en las comunidades cercanas de Laguna Seca, La Playa, Ojo de Agua, Chiquila, Sula Zapotalito, se evitaría la contaminación ambiental, logrando reducir la emisión de más de 30,000 toneladas de dióxido de carbono a la atmósfera. Aparte de eso generaría empleo directo para 200 personas y a unas mil en forma indirecta. Vea noticia en La Prensa.

GERSA mintió


En lo que va de año y medio de operaciones del proyecto Chamelecón 280 las poblaciones no han visto ni un beneficio que signifique desarrollo, “lo que les dan son confitios para el día de la madre y alguna vez pinturita para un kinder”, dijo Francisco Saravia en el lanzamiento de los resultados de la investigación de CESPAD, en agosto pasado.

Las comunidades de San Luís y San Marcos donde se aperturarán los proyectos Río Blanco Los Puentes y Río Tapalapa señalaron en conferencia de prensa el pasado 26 de agosto de este año día en que CESPAD presentó los resultados de la investigación, que la experiencia de la comunidad de Chiquila donde se ubica Chamelecón 280 les ha servido de mucho porque no permitirán la réplica de mentiras que GERSA le hizo a esa población.


Alcalde se opone que las comunidades ejerzan su derecho a la consulta


Eunice Ramírez de la Juventud del Patronato Regional de Occidente, PRO y actual regidora de la alcaldía de Macuelizo, en Santa Bárbara, por el Partido Libertad y Refundación, LIBRE, expresó que mucha gente se emocionó al principio que llegó la compañía GERSA, pensando que iba a haber energía y empleo, pero la comunidad de Chiquila, es la más pobre del municipio de Macuelizo .


Ella llegó en enero de este año a la Alcaldía de Macuelizo pero no recibió un informe sobre este proyecto hidroeléctrico que opera en su municipio.

Relató que hace unos tres meses también se quería organizar una mina artesanal en el mismo sector de Chiquila, “ he preguntado al alcalde si se realizaría una consulta sobre este tema, pero él me dijo que no, que ya las comunidades habían decidido , en tres ocasiones he insistido porque formo parte de la Comisión de Salud y Medio Ambiente dentro de la Corporación y uno debe estar pendiente de lo que está pasando en estos temas”.


Ramírez denunció que “nos están negando todo tipo de información acerca de las minas y las represas, pero como ya hemos estado de cerca con las comunidades ya sabemos lo que está pasando”.

La regidora aclaró que a lo interno de la Alcaldía hay represión política hacia los cuatro regidores de LIBRE , el Alclade que es del Partido Nacional junto a los regidores del Partido Liberal hacen mayoría, “y cuando les planteé la consulta previa ganaron con el voto liberal”:

La integrante de la juventud del PRO anunció que haría una propuesta en la Alcaldía igual que lo hizo con el tema de minas, “pero es vital la presión de las comunidades junto a nuestra demandas ante la Corporación municipal”.


Fuente: http://cespad.org/

Última modificación: 7 de octubre de 2014 a las 15:02

Hay 0 comentarios

captcha