Comunidades del Aguan se vuelven resilientes a desastres.

“Para que se observen daños ya no es necesario un huracán o una tormenta tropical, basta con unas cuantas lluvias torrenciales para los ríos arrastren grandes cantidades de agua que destruyen todo y dejan a las comunidades cada vez más pobres y vulnerables”, expresa don Abraham Mendoza, vecino de Panamá.

Con el propósito de reducir los riesgos e implementar medios de vida seguros, con el apoyo de la fundación Popol Nah Tun, 176 las familias que habitan en las dos comunidades, suman esfuerzos para concluir co néxit o el proyecto de nominado Construcción de Comunidades Resilientes a Desastres.

Popol Nah Tun, apoyada por

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>