WikiLeaks: Militares de Honduras, el tráfico de armas y los cárteles

La publicación relata un episodio escabroso que bien pudiera sacudir al estamento militar y a la sociedad hondureña en general:

FUERZAS ARMADAS HONDUREÑAS SUMINISTRAN ARMAS A CÁRTELES

A medida que los carteles mexicanos se infiltran en América Central, los elementos corruptos dentro de las fuerzas armadas de la región en lugares como Honduras les proporcionan un arsenal que es a menudo muy superiores a las armas utilizadas por la policía local mexicana. Pero la pregunta sigue siendo: ¿Cuántas de las armas utilizadas por los cárteles mexicanos provienen de arsenales militares en América Central en comparación con las que vienen de tiendas de armas civiles en los Estados Unidos?

La cuestión es central. La fuente de las armas que dinamitan una guerra que ha dejado más de 36.000 muertos en México desde diciembre de 2006, tiene a los gobiernos y grupos de defensa de ambos lados de la frontera señalando culpables. México está considerando demandar a fabricantes de armas de EE.UU., según informes de CBS News.

Pero las tiendas de armas a lo largo de los estados fronterizos de EE.UU. son sólo una fuente de armamento utilizado en México. Arsenales militares de Guatemala se han filtrado ilegalmente a la banda criminal de Los Zetas. Y, según un cable diplomático de EE.UU. de 2008 obtenido por WikiLeaks y publicado recientemente por McClatchy, el ejército hondureño ha “perdido” varias armas militares suministradas por Estados Unidos en los últimos años.

El cable, disponible a continuación, cita un informe de la Agencia de Inteligencia de Defensa, titulado “Honduras: Armas Militares alimentan el Mercado Negro Armamentístico”, que señaló que los números de serie de armas ligeras antitanque recuperados en Ciudad Juárez, México y la Isla de San Andrés, Colombia, coincidían con los números de las armas que habían sido vendidas con anterioridad a Honduras. Además de las armas, las autoridades de EE.UU. confiscaron un número de granadas M433 de grupos criminales en México, que también fueron trazadas al ejército hondureño.

Estas revelaciones, si se combinan con las recientes acusaciones de vínculos de alto nivel en el gobierno con el narcotráfico en Honduras, presentan un pronóstico débil para los esfuerzos de lucha contra el tráfico de armas en América Central. También añaden más leña a un debate ya caliente. Mientras testificó ante el Senado de EE.UU. el 30 de marzo, el general Douglas Frase, jefe del Comando Sur de EE.UU., implicó que los funcionarios corruptos militares en América Central tienen la mayor parte de la responsabilidad de armar a los cárteles mexicanos.

“Más del 50 por ciento de las armas de tipo militar que están fluyendo a lo largo de la región tienen su fuente en las existencias de América Central, si se quiere, remanentes de las guerras y los conflictos en el pasado”, dijo Fraser.

Desde entonces, medios de comunicación importantes como la AFP y McClatchy, han recogido el comentario, catalogándolo como prueba de que las armas militares de América Central están alimentando la violencia del narcotráfico en México.

Pero mientras que el comentario de el General Fraser de que más del 50 por ciento de las armas de “tipo militar” provienen de América Central puede ser verdad, es engañoso. Las armas procedentes de América Central contabilizan sólo las armas de grado militar, que incluyen armas anti(tanque, así como rifles de asalto G36 y M)16.

Las versiones civiles de esas armas, como la AR(15 y las variantes de AK)47, suman muchas más de las incautaciones realizadas en México, de acuerdo con fuentes consultadas de la ATF (Agencia Estadounidense de Alcohol, Tabaco y Armas de Fuego). De hecho, las armas más comúnmente utilizadas por los milicianos de a pie del cartel son variantes de AK47 modificadas provenientes de Rumania y China, dijeron agentes de la ATF. Estas versiones más baratas están fácilmente disponibles en muchas tiendas de armas estadounidenses legalmente para compradores testaferros a instancias de los intermediarios que las venden, ilegalmente y en masa a los cárteles en México.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>