1 de Mayo: Un tributo a los Mártires de Chicago y del mundo

¡Llegará el día en que nuestro si­lencio en la tumba será más clamo­roso que nuestras voces
August Sp/es

En Estados Unidos las condi­ciones de las y los trabaja­dores, que abarcaba tam­bién a miles de niños obre­ros, eran de extrema miseria y ex­plotación. Jornadas de 14a lo ho­ras, sin derecho a la salud o a sala­rios dignos eran normales en aque­lla época. Ya para los años de 1880 la situación de la clase obrera se había agudizado, al tiempo que se masificaba el descontento y el de­seo de un definitivo cambio.
En 1884 la organización obrera “Caballeros del Trabajo” comenzó a presionar para que se legalizara la jornada de 8 horas diarias de traba­jo en todo el país a partir del 1 de mayo de 188ó, ese día hubo una verdadero auge combativo de las masas trabajadoras de Chicago, lo que provocó la ira y el pánico de los capitalistas gringos.
La movilización tuvo tanto éxito que se extendió a los días del lunes 3 y martes 4 de mayo. Al tiempo que se convocaba a una concentración pa­cífica de trabajadores en la Haymarket Square. La policía respondió con balas a los manifestantes y asesinó a tiros a más de 200 trabajadores quie­nes quedan tendidos en la plaza. La represión se extendió con la captura de los principales dirigentes del movi­miento.
Después de un ilegitimo proceso, 8 dirigentes obrero son condenados a muerte por un tribunal amparado en el poder de los capitalistas que presionaban por dar un golpe ejemplificador a una clase obrera que or­ganizadamente pedía y exigía respeto a sus derechos más fundamen­tales.
Los condenados a muerte fueron: los dirigentes obreros Albert Parson, August Spies, Samuel Fielden, Michael Schwab, George Engel, Adolph Fischer, Louis Ling, Osear Neebe.
Con este asesinato legalizado por la barbarie capitalista cunde un efecto contrario no solo a nivel na­cional sino a nivel internacional, la lucha por las 8 horas se extiende por todo el mundo.
Para el año en los Estados Unidos la Federación Americana del Traba­jo convoca una jornada de manifes­tación por los sucesos de Chicago y el I9 de mayo, la 29 Internacional decide plegarse a la acción y llamar a los trabajadores a nivel internacio­nal a pronunciarse sobre por las 8 horas de trabajo.
Las ¡ornadas de huelga se repiten en el año de 1891 con una mayor participación obrera nacional e in­ternacional, es así como en la ciu­dad de Furmies en Francia cientos de manifestantes entre ellos niños y mujeres son acribillados por el ejer­cito.
Finalmente la ¡ornada de 8 horas fue legalizada, pero el Primero de Mayo se ha convertido durante más de un siglo en un grito de esperan­za y liberación para millones de obreros en todo el mundo,
“En los Estados del Sur mis enemi­gos eran los que explotaban a los esclavos negros; en los del Norte, quienes ansiaban perpetuar la escla­vitud de los obreros asalariados”: Albert Parsons
¡EE.UU. es un país de tiranía capi­talista y del mas cruel despotismo policíacoj
Luis Ungg

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>