ALCA y tratados comerciales son la ley suprema de los derechos del capital

Cuando se habla de tratados de libre comercio se hace referencia a abrir fronteras, que no haya barreras para la circulación de productos y facilitar el comercio entre los países. Es decir de nuevas reglas comerciales para no pagar impuestos.

Pero el centro de los acuerdos de libre comercio va mas allá del no pago de impuestos.
El objetivo del Acuerdo de Libre Comercio para las América ALCA es extender a todo el continente las normas establecidas en el Tratado de Libre Comercio TLC iniciado por México, Estados Unidos y Canadá hace ocho años.

El propósito central están en dar absoluta libertad a los inversionistas extranjeros, quitar todas las barreras para liberalizar los servicios y asegurar que ningún gobierno en el futuro pueda afectarles las posiciones que están tomando, lo que ya se han apropiado y lo que se están apropiando.

Algo asi como un seguro contra los cambios democráticos para que sus intereses prevalezcan, no importa el gobierno que tenga el país.

Los tratados de libre comercio, como el ALCA, se convierten como en una ley supranacional, por encima de los países, mediante la cual las transnacionales imponen su estrategia económica, sus derechos y su proyecto de mundo.

Tal como lo dijera un ex director de la Organización Mundial del Comercio OMC: “ lo que buscamos con los acuerdos es crear la constitución o ley suprema mundial de los derechos del capital”.

Todas las constituciones del mundo, aunque sea en teoría, tratan de balancear los derechos del capital y de la gente; sin embargo en el ALCA solo se consideran los del capital. Hay que buscar muy detenidamente en el texto de los acuerdos para encontrar alguna obligación para las corporaciones.

Los acuerdos buscan protegerse contra las expropiaciones. Pero no se trata de las expropiaciones tradicionales mediante las cuales empresas extranjeras pasaron a ser propiedad del Estado en varios países de Latinoamérica, durante el siglo pasado.

Ahora se habla también de la expropiación indirecta y se considera como tal cualquier medida gubernamental que ellos estimen les disminuye sus ganancias. Si ellos tenían planificada la obtención de una ganancia y no la lograron obtener por alguna medida gubernamental, se consideran entonces expropiados y por lo tanto el Estado debe compensarles. Eso lo han incluido en todos los tratados de libre comercio.

Por el contrario, no hay ningún apartado del ALCA que garantice los derechos laborales, sociales o culturales, a un medio ambiente sano, eso no es motivo de los acuerdos.

El hecho de que estuvieran incluidos en el texto no significa tampoco que así si se pueden aceptar los tratados. Unas cuantas cláusulas sociales, culturales, laborales o ambientales no cambiaran el espíritu colonizador de los acuerdos de libre comercio.

Igual tenemos establecidos en nuestra constitución y códigos muchos derechos que jamás se han cumplido, buenas intenciones sin ninguna aplicabilidad porque no existen ni los mecanismos ni las instancias para hacer cumplirlos.

PARA MUESTRA UN BOTON

En un pequeño pueblo mexicano llego una empresa nacional a instalar un basurero toxico y la gente se opuso por que no había estudio de impacto ambiental. Cerraron caminos, lograron apoyo internacional y pararon el proyecto.

El mismo proyecto fue retomado por una empresa trasnacional de Estados Unidos. El embajador mismo se involucro de lleno para conseguir los permisos de operación hasta obtener todos los de tipo Federal. Pero nunca pudieron obtener un permiso de construcción que da la autoridad local, municipal. No pudieron comprar al alcalde que a la vez estaba totalmente respaldado y presionado por la población.

La empresa trasnacional no fue a los tribunales mexicanos, ni procuro hacer un verdadero estudio de impacto ambiental para obtener el permiso municipal; sino que acudió a un panel de árbitros para solución de controversias establecido en el TLC. México ahora esta pagando 16 millones de dólares de compensación porque impidió una ganancia posible.

Como el anterior, hay 16 casos ganados contra México. Esos son los derechos que consagran.

Pero esto no sucede solo en los países pobres. En Canadá había una ley que prohibía el uso de un componente de la gasolina porque era cancerigeno, una ley de hacia ya algún tiempo. Después del TLC dijeron que esa era discriminación contra las empresas de otros países.

El pleito no se llevo a tribunales canadienses. Simplemente amenazaron con llevarlo alas instancias del Tratado y el gobierno al ver que iba a perder bajo las reglas del TLC negocio con la empresa, le dio una compensación y derogo la Ley. Esto en un país desarrollado.
Las reglas están hechas a la medida de las necesidades de esas grandes empresas que quieren convertir en Ley universal y a la vez crean las instituciones por encima de nuestros países en la cual pelear que se apliquen esas leyes. Es de suponer quien ganara en esas instancias.

No se trata entonces en las negociaciones de que quitemos una coma, de que metamos o saquemos productos libres de impuestos o de ampliar plazos para hacer competitivos nuestros productos. La discusión es si vamos a conceder esos derechos para las grandes corporaciones.

Frente a eso no se trata de que estemos con nuestras economías aisladas en un rincón sin relación con el resto del mundo. Eso tampoco es posible. Hay una propuesta de la alianza social continental de lo que podrían ser las reglas de la economía mundial que garanticen los intereses de la gente.

En otras palabras frente a una constitución mundial de los derechos del capital, necesitamos tener garantías no solo nacionales sino también internacionales de los derechos conquistados por todos.

ALGUNOS EFECTOS SOCIALES LOS SERVICIOS

Con la liberalización de los servicios significa que podrá venir cualquier empresa extranjera y ofrecer sus servicios en las Mismas condiciones que las nacionales.

Podrán por ejemplo instalarse las universidades estadounidenses. Probablemente no van a privatizar las universidades nacionales, pero desde ya las están asfixiando manteniéndole el mismo presupuesto aun cuando aumenta la demanda, se permite la corrupción y se lleva al deterioro académico.

Crece la empresa privada y las trasnacionales podrán vender sus servicios de agua, luz, financieros, telecomunicaciones, educación, salud y todo aquello que consideren rentable. Desde luego que esos servicios serán para quien pueda pagarlos. Por los precios, sencillamente serán millones los que quedan excluidos. El Estado se desatended de esas obligaciones para no hacerle la competencia a la empresa privada

MONOPOLIO DE PATENTES ENCARECERA MEDICINAS

Con el pretexto de proteger la propiedad intelectual o sobre los conocimientos, y los derechos del supuesto inventor o autor, se justifica el monopolio. En el caso de las medicinas ese monopolio encarece el precio y atropella el derecho a la salud.

Nuestros sistemas de salud actualmente no pagan derechos de patentes, pero tendrán que hacerlo al aplicarse los tratados comerciales. Con los raquíticos presupuestos se comprara cada vez menos medicinas. Tampoco podremos producir nuestros medicamentos, si no es pagando por un permiso a la trasnacional que tienes los derechos sobre la formula.

LIBERAZION FINANCIERA EXCLUYE A LOS MIGRANTES

El ALCA es un proyecto de quitar todos los estorbos que hay en nuestras legislaciones en cada país para que circulen libremente dinero, mercancías, servicios pero no personas, la rnigraci6n no entra.

Ni siquiera facilita el envío de remesas. Después de ocho años de tratado, hay que pagar veinte dólares por cada cien envían a México. Mientras, el país no le cobra veinte por ciento de cornisión por cada dólar alas trasnacionales por enviar su dinero a los bancos internacionales. Ellos pueden llevarse todos los millones que sean, sin pagar nada, con una simple transferencia electrónica.

Nos dicen que con los acuerdos va a crecer la economía y habrá más y mejores empleos. La receta para lograrlo es la misma que da el Banco Mundial BM y el Fondo Monetario Internacional FMI: hacerse país exportador, producir para vender afuera, porque en el país hay muchos pobres y esos no consumen.

Hay que producir con mana de obra barata de esos pobres para vender a quien se puede pagar. La otra receta es hacer lo que sea para atraer la inversión extranjera, sin ello no habrá desarrollo. Si se logran las dos cosas crecerá la economía, repiten los funcionarios de los organismos financieros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>