ALTO A LA MUNICIPALIZACION Y PRIVATIZACION DEL AGUA

Mediante una agenda de compromiso de lucha, este 17 de abril en primer término se gritará en todos los rincones del país por la pronta derogación de la Ley Marco del Agua. Así lo decidieron de manera unánime las tres centrales obreras y diversas organizaciones populares del país en una asamblea nacional celebrada el 1 de febrero del presente año. La derogación de esta ley se convierte en la primera, entre doce grupos de demandas referente a los problemas más sensibles de la población que tiene todo el movimiento popular donde se aglutinan las centrales obreras, campesinas, magisteriales y estudiantiles, entre otras. “La asamblea decidió que todos vamos a luchar por evitar la municipalización del servicio del agua potable porque se trata de un problema general de vida o muerte para el pueblo hondureño ante la inminente amenaza de privatizar el servicio en todo el país”, manifiesta Carlos Amaya, coordinador de la Asamblea Popular Permanente, APP. “Referente a este problema cada sector tiene su propia conciencia: los empresarios creen que con la privatización harán grandes negocios mediante la venta del agua; y el gobierno tiene la conciencia de complacer las peticiones de los organismos de crédito internacional, pero ninguno de los dos piensan en las necesidades de la gran mayoría pueblo hondureño que cada día se embate entre la pobreza y la miseria”, reclama el hijo del extinto escritor nacional, Ramón Amaya Amador. El dirigente obrero señala que el 65 por ciento de la población nacional se encuentra en los límites de la pobreza y con la privatización del servicio el acceso al agua potable se perderá más.
Manifestaciones de oposición contra la municipalización del agua en las diferentes comunidades se escuchan por todos los rincones del país. En La Ceiba, El Progreso, Tocoa, Yucarán, Siguatepeque, Comayagua, Santa Rosa de Copan, Juticalpa, Danlí y muchos municipios más están juntos y firmes en esta decisión. El asunto es que los organismos internacionales de crédito ven en la poca agua dulce el “petróleo” del futuro. Cada día el agua dulce, apta para el consumo humano, se extingue. Cada vez esta más contaminada, se seca en grandes cantidades y la población mundial cada día también es mayor.
Por eso el interés, a largo plazo, del BID, el Fondo Monetario Internacional, FMI, en apoyar a los municipios con préstamos millonarios a fin de mantenerlos amarrados para el momento cuando los países del primer mundo necesiten el agua pura y sana de los hondureños y demás países del tercer mundo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>