COMUNICADO DE LA FRATERNIDAD PASION DE JESUS

CONSIDERANDOS:

Que el 28 de junio se produjo un GOLPE DE ESTADO en la Republica de Honduras, al ser su presidente constitucional secuestrado y expulsado fuera de su país

Que ningún argumento o conflicto entre los poderes políticos hondureños constituye un motivo que justifica el golpe de estado

Que el Presidente Manuel Zelaya al ser secuestrado y expulsado fuera de su país, si fuese cierto que había incurrido en violaciones a la constitución, no tuvo el derecho a un juicio según los procedimientos establecidos en la Constitución Hondureña y en especial el principio de presunción de inocencia

Que el nuevo gobierno instituido en Honduras después del golpe de estado se caracteriza por ser ilegitimo e inconstitucional

Que el nuevo gobierno de facto de Roberto Micheletti para evitar las reacciones del pueblo hondureño, ha decretado un estado de sitio en horas nocturnas y además ha suspendido los derechos constitucionales de los hondureños: Derecho a la libertad de circulación, libertad de asociación y manifestación, Inviolabilidad del domicilio, derecho a la propiedad privada, libertad de prensa y difusión de ideas y opiniones, libertad personal, incluso el derecho de no ser detenido administrativamente en sede policial por mas de 24 horas y la detención judicial para inquirir de 6 días las cuales pasarían a detenciones indefinidas, entre otras.

Que las fuerzas armadas han reprimido las manifestaciones pacíficas, se han provocado detenciones ilegales, hay muchos heridos en los hospitales, hay una lista de dirigentes sociales y sindicales amenazadas, se ha clausurado Radio Progreso y otros medios de comunicación

MANIFESTAMOS

Que los valores democráticos, que el respeto a los derechos humanos, a la dignidad humana, a la libertad, a la soberanía popular, a los principios cristianos de justicia social son irrenunciables e innegociables

Que el secuestro y expulsión del Presidente Manuel Zelaya no puede ser calificado como una “sucesión” o separación de poderes: lo sucedido en Honduras se llama Golpe de Estado

Que el golpe de estado constituye una ruptura al orden constitucional y por lo tanto un retroceso en la convivencia democrática no solamente del pueblo de Honduras sino también de todos los pueblos de America Latina.

Que la Carta Democrática Interamericana de la OEA representa la voluntad democrática de los Estados de las Américas de no aceptar jamás gobiernos impuestos por la fuerza militar, sino solamente aquellos que son elegidos democráticamente por sus pueblos

Que no es cierto que existan golpes de estado malos y golpes de estado buenos. Y que el golpe de estado del 28 de junio en Honduras fue bueno porque se hizo para defender la democracia. Los golpes de estado de cualquier signo son nefastos y por lo tanto deben ser extirpados del continente.

Que las dictaduras y golpes de estado del pasado no pueden ser disfrazadas hoy día como golpes de estado “benévolos” , para supuestamente defender la misma democracia que se esta mancillando.

PROCLAMAMOS:

Nuestro repudio y condena al golpe de estado e indignación ante la represión y violación a los derechos humanos que esta sufriendo el pueblo hondureño

Nuestro apoyo a la comunidad internacional por su posición unánime de condenar el golpe de estado en Honduras y en especial a las resoluciones de la OEA por el restablecimiento del orden constitucional en Honduras

Solicitamos la restitución de Manuel Zelaya como el legítimo gobierno de los hondureños y por lo tanto, apoyamos y compartimos el pronto regreso a Honduras.

Pedimos al pueblo hondureño mantener una resistencia pacífica y no desmayar en su lucha por restablecer el orden constitucional.

Pedimos al pueblo hondureño estar alertas ante las mentiras del gobierno de facto sobre una supuesta invasión desde territorio nicaraguense. Con ello se quiere provocar una autoinvasión o desviar la atención del golpe de Estado y forjar una unidad del pueblo de Honduras frente a Nicaragua.

Hacemos un llamado al dialogo social a los diferentes actores de la sociedad hondureña: iglesia, movimiento social y popular, empresarios, sindicatos, ONGs, Congreso Nacional y militares entre otros. El dialogo social es para exigir el retorno al orden constitucional y no para justificar o permitir el golpe de estado.

Desarrollar y promover acciones de solidaridad con el pueblo de Honduras. En especial romper el cerco de información y desinformación que se vive internamente en Honduras.

Nuestro apoyo y solidaridad con todos aquellos que luchan por la justicia, la paz y los valores democráticos porque de ellos es el Reino y ellos son los bienaventurados e hijos de Dios

SECRETARIADO DE LA FRATERNIDAD PASION DE JESUS

Firmas

1. Mario Adin Cruz

2. Bonifacio Cantarero

3. Rene Velásquez

4. Virginia Mendoza

5. Matha Alicia Rodríguez

6. Santos Duarte

7. José Antonio Martínez

8. Francisco Gálvez

9. Santiago

10. Víctor Vega

11. Ricardo Bernal

12. Alexander López

13. Edwin Aguiluz

14. Roberto Sánchez

15. Pedro Ferradas y Carolina

16. Marcos Renieri Alvarado

17. Esteban Meléndez

18. Roger Pineda

19. Gerson Medina

20. Víctor Cortés

21. Félix Serrano

22. Mario Ventura

23. Mario Solís

24. Gustavo Monzón

25. Rafael Tovar

26. Jorge Luís Gómez

Martes 14 de Julio de 2009

www.honduraslaboral.org

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>