Coordinadora Nacional de Resistencia Popular

La Coordinadora Nacional de Resistencia Popular, espacio unitario de organizaciones populares de todo el país impulsamos este 27 y 28 de agosto una movilización unitaria nacional ante la falta de respuesta por parte del gobierno de Manuel Zelaya a las necesidades más sentidas del pueblo hondureño. A un año y medio de estar en el poder, no hay sector popular que no se haya visto obligado a salir a la lucha ante un gobierno que pese a sus posturas demagógicas ha mantenido a rajatabla el modelo neoliberal que nos hunde en la miseria y la desintegración nacional y que no ha dudado en utilizar la represión ante la justa protesta popular.

Son miles de demandas que se hacen sentir desde todas las regiones del país, desde las nacionales hasta las más sencillas, todas están postergadas. Por tal razón la CNRP levanta un planteamiento unitario con demandas centrales al mismo tiempo que hace suyas las demandas regionales.

  • En octubre del año 2003 entró en vigencia la Ley Marco del Sector Agua Potable y Saneamiento en contra del sentir y protesta de amplios sectores sociales del país, ¿Qué demanda la CNRP?: la derogación de la Ley Marco del Agua Potable y Saneamiento, la puesta en marcha de un proceso de consulta con los sectores sociales, comunitarios y populares del país para formular una nueva ley general de aguas en la que se inserte la regulación de la administración del agua potable, a partir de la propuesta presentada por las organizaciones populares al Congreso Nacional el primero de julio del año 2003.
  • Diversos sectores del país se han movilizado en contra de la explotación minera, forestal y en contra de los proyectos de energía que se diseñan sin contar con las comunidad y sin respetar el medio ambiente y la soberanía nacional, ¿Qué demanda la CNRP?: la derogación de la actual ley de minería y la aprobación de una nueva ley a partir de propuestas que surjan de los sectores sociales populares más movilizados e involucrados en el tema; de igual manera, demandamos la aprobación de una ley forestal conforme a las demandas planteadas por los ambientalistas desde hace varios años, el veto a la ley de energía renovable y la suspensión de todos los proyectos de construcción de represas, como es el caso de Patuca III, mientras no se defina una propuesta de energía renovable y represas que se sostengan sobre la protección del medio ambiente y en el marco de la soberanía del Estado y de las comunidades sobre los recursos naturales y el territorio nacional.
  • El gobierno de la República aprobó un salario diferenciado que representa una afrenta a la clase trabajadora y niega los derechos constitucionales más elementales. ¿Qué demanda la CNRP?: la derogación del salario diferenciado así como la derogación de los Decretos Legislativos 219 y 220 del 19 de diciembre del 2003 que contienen el congelamiento de los salarios y la Ley de Reordenamiento del Sistema Retributivo del Gobierno Central que atenta contra la vigencia de los estatutos y la contratación colectiva. Exigimos el respeto a la libre sindicalización, en particular en los parques industriales, el respeto a la estabilidad laboral y al salario digno. Demandamos la aprobación de una nueva Ley de Telecomunicaciones que rompa con el control por parte de los monopolios extranjeros y consolide el control estatal sobre las políticas de telecomunicación.
  • La población del campo sigue en el abandono y en peligro por la ausencia de políticas agrarias, la voracidad de los grandes proyectos agroindustriales y por la amenaza de sustituir nuestras semillas criollas por los transgénicos. Los dirigentes campesinos siguen expuestos a la amenaza, la cárcel y al asesinato por parte de terratenientes y grupos de poder públicos y privados, ¿Qué demanda la CNRP?: La derogación de la Ley de Modernización Agrícola y una respuesta inmediata y satisfactoria a las demandas planteadas por las organizaciones campesinas en relación directa con la aprobación de una nueva Reforma Agraria, la aprobación inmediata del Decreto de Emergencia, la promulgación de un Decreto Ejecutivo orientado a detener la amenaza de los transgénicos, incentivando el cultivo y comercialización de nuestra semilla criolla; así como el esclarecimiento y enjuiciamiento de los asesinos materiales e intelectuales del dirigente campesino Edickson Lemus, asesinado el 24 de mayo del año 2005 y otros luchadores populares que continúan en la impunidad.
  • Nuestros pueblos indígenas y negro siguen siendo amenazados por las políticas privatizadoras, el plan de turismo de las grandes corporaciones y empresarios nacionales y porque se les niega el derecho a su cultura y a su plena participación ciudadana. ¿Qué demanda la CNRP?: el pleno cumplimiento del Convenio 169 de la O.I.T. en relación con la defensa y protección de los derechos de los pueblos indígenas y negros, así como la devolución de las tierras a los campesinos de Zacate Grande.
  • El gobierno no puede hablar de lucha contra la delincuencia y la inseguridad mientras proteja a los verdaderos ladrones y delincuentes incrustados en puestos de gobierno y en la gran empresa privada, y mientras sigan vigentes leyes discriminatorias contra la juventud y se siga haciendo caso omiso a la violencia que golpea con mayor fuerza a las mujeres hondureñas. La política de seguridad implementada por el anterior y este gobierno ha fracasado pese a la militarización creciente de la sociedad y al exorbitante gasto en aparatos represivos ¿Qué demanda la CNRP?: la inmediata depuración de la policía, la aplicación de la justicia a los altos funcionarios y ex funcionarios públicos y ejecutivos de la empresa privada responsables de malversación de fondos públicos; la derogación de la reforma al artículo 332 del Código Penal, conocida como ley antimaras, y el enjuiciamiento de los responsables de las masacres en la granja penal de El Porvenir y el Centro Penal de San Pedro Sula, en abril del 2003 y mayo del 2004 respectivamente así como los asesinatos en serie denunciados y documentados por los organismos de derechos humanos, de manera especial los asesinatos de mujeres.
  • Son centenares de miles de compatriotas que se fueron del país porque aquí se les niega el derecho a una vida digna, mientras el Estado y la economía del país se sostiene en las remesas que por miles de millones de dólares ingresan al país, ¿Qué demanda la CNRP?: reducir drásticamente el costo de las remesas que se embolsan las agencias privadas y definir una política pública permanente que legisle y proteja a los migrantes y sus familias en tanto actores fundamentales en la vida económica y social del país.
  • El Estado se desatiende de su responsabilidad en salud y educación, favoreciendo a la empresa privada que las convierte en mercancía para quien pueda pagarla, ¿Qué demanda la CNRP? Educación pública gratuita en todos los niveles educativos sin exámenes de admisión de ningún tipo ni mecanismos selectivos excluyentes en las matrículas y la abolición de los reglamentos internos intimidatorios y autoritarios y respeto al bono estudiantil extendiendo su beneficio a todos los estudiantes. Oficialización de las escuelas PROHECO e implementación de un modelo educativo acorde a la realidad de Honduras. Salud pública con medicinas y atención oportuna en el sistema hospitalario central y el Instituto Hondureño de Seguro Social que efectivamente beneficie a los derechohabientes.
  • Los grandes empresarios y las transnacionales con la complicidad del gobierno incrementan sus ganancias mediante el alza incontrolada a los productos de primera necesidad. ¿Qué demanda la CNRP? Un estricto control de precios que detenga las alzas a los productos de consumo popular; la nacionalización de la importación de los combustibles; el fortalecimiento de las empresas del Estado ENEE, SANAA, HONDUTEL; derogación de los contratos de SEMEH y las plantas térmicas.
  • La Estrategia de Reducción de la Pobreza , ERP, diseñada por presiones internacionales, se ha constituido en una piñata al servicio del bipartidismo y sus caudillos y en una mera política de compensación social de un modelo neoliberal productor permanente de pobreza e inequidad. ¿Qué demanda la CNRP?: el diseño y puesta en marcha de una Estrategia Nacional para la Redistribución Permanente de la Riqueza a partir de una propuesta formulada por los diversos sectores sociales populares hondureños., en donde se garantice la plena participación de las mujeres y de los jóvenes.

Las demandas anteriores constituyen los problemas más sentidos y generalizados de la población hondureña y la CNRP exige al gobierno de Mel Zelaya una respuesta a las mismas así como a las reivindicaciones particulares que cada región exige.

Al pueblo hondureño la CNRP le hace un llamado a organizarse y unificar esfuerzos mediante la movilización para detener la política neoliberal impulsada por el gobierno y dictada por los organismos financieros internacionales que son los responsables de la falta de respuesta a las necesidades populares.

EL CAMINO DE MAYO ES LA VICTORIA
COORDINADORA NACIONAL DE RESISTENCIA POPULAR
CONFEDERACION UNITARIA DE TRABAJADORES DE HONDURAS
CENTRAL GENERAL DE TRABAJADORES

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>