Denuncian intimidación y hostigamiento contra obreros de HAISA

El despido de trabajadores en la empresa Honduras Apparel Industry, S,A, (HAISA), está a la orden del día, desde hace mucho tiempo, los obreros de esta fábrica, de capital taiwanés, han venido experimentando las represalias por tratar de organizarse.

Baudilio Andara, organizador de la Confederación Unitaria de Trabajadores de Honduras CUTH, dijo que debido a su actitud antisindical, los ejecutivos de HAISA, han registrado sanciones por parte del Ministerio del Trabajo, por violentar las garantías de protección especial que el Estado brinda a los trabajadores, aún estando notificado el sindicato.

Los empresarios optaron por hostigar a los trabajadores al grado que iban a sus casas para intimidarlos con el fin de que fueran a recoger sus prestaciones y evadir su responsabilidad, ellos tomaron medidas para pagarle prestaciones a los trabajadores en contra de su voluntad negándoles los derechos de asistencia médica, “a un extremo que un obrero que se encontraba incapacitado por el Seguro Social, sólo llegó e inmediatamente lo despidieron” argumentó el dirigente sindical.

Dijo, que los trabajadores más antiguos de HAISA han sido despedidos y ahora la empresa realiza contrataciones que son renovadas cada dos meses.

La fábrica, se ubicada en Zip Formosa, de San Pedro Sula, con horarios de siete de la mañana a cuatro de la tarde, jornada que no se respeta, porque los trabajadores son obligados a laborar hasta las seis. Esto afectando directamente a los trabajadores que estudian porque ven interrumpido su proceso de aprendizaje.

Las metas de producción que antes eran de de 800 y 900 piezas, ahora oscilan entre 1500 y 1600 piezas diarias, no se reconoce el pago de transporte, ni existen garantías de seguridad a menos que haya una visita. Tampoco tienen subsidio por alimentación como en otras empresas.

Obreros de Modas Hondureñas se quejan por violación a derechos laborales

Varios obreros de la fábrica maquiladora Modas Hondureñas, ubicada en Zip Choloma de Choloma Cortes, denunciaron irregularidades en las relaciones obrero-patronales al interno de esta empresa, propiedad de la familia Canahuati.

Bajo el sistema 4×4, en la fábrica se confeccionan camisetas para las marcas Cosco, Náutica, JC Penney y Simply Form Sport. Con horarios de siete de la mañana a seis y media de la tarde, los obreros deben cumplir con metas de producción exageradas de 186 docenas diarias de camiseta de cuello y 204 docenas en camiseta básica, según dijeron los trabajadores.

El obrero que no alcanza a cubrir la meta, debe quedarse trabajando tiempo extra sin el pago respectivo, a la cena y transporte sólo tienen derecho los que se quedan laborando hasta las diez de la noche. Nadie puede salir antes porque es un horario ya establecido por la empresa.

Lamentaron la posición de los empresarios que cuando un obrero se enferma y asiste al seguro, le deducen el día de la consulta y el séptimo día, además del bono de asistencia que es de 97 lempiras a la semana.

Asimismo, denunciaron malos tratos por parte de los jefes, mal estado del aire acondicionado y la escasez de ventiladores ya que sólo existe uno por módulo y en cada módulo hay 5 líneas.

Además se quejaron por la mala calidad de la comida y por la suciedad que ocasionan las moscas en el lugar donde toman sus alimentos, su inconformidad también se manifiesta por la falta de cumplimiento de la empresa al Código del Trabajo, al no hacer efectivo el pago del transporte.

Publicado el Sin categoría | Etiquetado

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>