Despiden obrera por participar en un programa de radio

El viernes 21 de enero del presente año a la obrera Juvendilia Medina Moreno le informaron que la empresa había decidido cancelar su contrato de trabajo, no le entregaron su carta de despido, solamente le dijeron que le habían dado seguimiento, porque según ellos estuvo hablando mal de la empresa y de la jefa de personal María Soledad Paguada.

Juven efectivamente colabora al igual que un grupo de trabajadoras de las empresas maquiladoras del ZIP Continental de La Lima y de otras fábricas de El Progreso, en la transmisión del programa de radio “Las Golondrinas” . Todas recogen denuncias de los atropellos que se cometen tanto en sus centros de trabajo como de otras empresas cercanas.

Estas denuncias solamente evidencian la situación de abuso y arbitrariedades que viven las trabajadoras en las fábricas, el hacerlas públicas no es, ni puede ser causal de despido, por el contrario la Ley establece como un derecho de todos los seres humanos, el poder expresarse libremente, no importa su condición social, su sexo o raza.

Consideramos que la empresa Porvenir Manufacturing está violentando la Constitución de la República en su artículo 72 en lo se refiere a la libre emisión del pensamiento, la Declaración Universal de los Derechos Humanos en sus artículos 19 y el 23 referente al trabajo, el artículo 10 del Código del Trabajo, el cual establece que nadie puede tomar represalias en contra de los trabajadores por el ejercicio de sus derechos.

Ante el Ministerio del Trabajo en El Progreso, el viernes 28 de enero, una semana después del despido, la licenciada Loesy Barrera Amador, representante legal de Manufacturing y todas las empresas que trabajan con la marca estadounidense Fruit of the Loom, aseguró que la obrera fue retirada por reestructuración de personal y que quizás se había incurrido en un error al no entregarle su carta de despido pero que para aclarar la situación en ese momento se la podía mostrar.

En esta reunión estuvo presente la licenciada Prisila Alvarado, representante del Comisionado Nacional de los Derechos Humanos y por parte de Radio Progreso el licenciado Julio César Pineda como coordinador del departamento de Prensa y Dunia Montoya del proyecto comunicación de maquila.

La empresa creyó que frente a su actitud soberbia e intransigente fácilmente podría atemorizar a Juvendilia y callarla al ofrecerle el pago de sus prestaciones. Por el contrario ella dejó claro que no acepta su despido, exige que se le reintegre a su trabajo, por considerarlo injusto, ya que durante el tiempo laborado en esa maquila, siempre se destacó por ser buena operaria, respetuosa y muy trabajadora.

Como no hubo disposición de la empresa Porvenir Manufactuting de corregir la violación cometida en contra de la trabajadora y de las leyes, el Comisionado Nacional de los Derechos Humanos en El Progreso hará una investigación y de ahí se definirá que acciones habrá que tomar sino aceptan su reintegro.

El ejemplo que Juven nos está dando es una muestra de valentía y dignidad de lo que se puede llegar a hacer cuando ya no se soporta tantas injusticias que se cometen por muchas empresas maquiladoras. El respeto a nuestra persona y nuestras leyes debe ser una exigencia de todos y todas, una vez que dejemos que nos pisoteen, lo seguirán haciendo por siempre.

Fuente: Vida Laboral Edic. # 1 Marzo del 2000

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>