El Ajo

El problema con el ajo es el olor que delata, incluso a varios metros de distancia, a quien lo consume. Este olor se debe a dos sustancias altamente volátiles llamadas aliina y disulfuro de alilo. Estas se disuelven con gran facilidad en los líquidos y en los gases y al ser trasportadas por la sangre impregnan todos los tejidos de nuestro cuerpo.

En la cocina ecológica enriquece el menú cotidiano en recursos de origen vegetal, fuentes inagotables de alimentos sanos que alimentos sanos que balance nutricional a escala mundial. Sus innumerables posibilidades propician la presentación de un corazón menú variado y la obtención de preparaciones de elevado valor nutricional y gustativo El concepto de cocina ecológica implica, junto a la observancia de los requisitos tecnológicos para salvar la integridad nutricional de los alimentos, la trasmisión del conocimiento adquirido para poder satisfacer las necesidades espirituales y materiales de los grupos poblacionales
beneficiados. Muchos de los alimentos son hechos a base de ajo.

La forma en que se prepara y se ingiere el ajo es importante para lograr estos beneficios. El ajo crudo y el cocido poseen diferentes propiedades medicinales, es decir, algunos de los efectos del ajo se producen con mayor efectividad ingiriendo ajo crudo, mientras que otros se logran igual o mejor ingiriéndolo cocido. Varios de los beneficios del ajo se deben a un compuesto llamado alicina que actúa contra numerosos virus y bacterias. Sin embargo esta sustancia no está presente en el ajo sino que se forma cuando la aliina y la alinasa, otras dos sustancias que sí están presentes se combinan. Esto ocurre cuando el ajo es cortado, machacado, o en el caso de suplementos de ajo, durante el proceso digestivo. La alicina sólo dura unos minutos por lo que es importante ingerir rápidamente el ajo luego de ser cortado o machacado. Al cocinar el ajo se destruye la alicina. Sin embargo, se liberan otros compuestos como la adenosina y el ajoeno que poseen propiedades anticoagulantes y ayudan a reducir el nivel de colesterol. Unas formas culinarias de utilizarlo consumiéndolo crudo, machacado para prevenir enfermedades como el cáncer, epilepsia y tuberculosis, entre otras. El ajo es uno de los antibióticos más antiguos de la humanidad y es también uno de los sazonadores de comidas más populares en Honduras y el mundo.

COMO USARLO: Según sea preparado el ajo para el consumo y la manera en que lo ingerimos son de vital importancia para su efectividad. Existen numerosos suplementos a base de ajo que se venden en forma de cápsulas. Algunas de ellas se anuncian como carentes del olor típico del ajo. Estos productos son útiles para reducir el nivel de colesterol y otros usos pero no poseen propiedades antibióticas ya que estas dependen precisamente de los compuestos que le otorgan al ajo su característico olor. Algunos de los beneficios del ajo, como por ejemplo la reducción nivel de colesterol, sólo se logran luego de varios meses de ser ingerido diariamente. Como existen tantos y tan variados preparados a base de ajo resulta imposible dar unas recomendaciones generales en cuanto a las dosis a ingerirse. Lo mejor es comprar una marca reconocida como Kwai y Kyolic, seguir las instrucciones y estar pendientes a cualquier reacción alérgica. Ingerir uno o dos dientes de ajo diariamente puede otorgarnos importantes beneficios de salud pero en términos de nuestras relaciones sociales puede que no sea lo mejor. Masticar dos o treshojas de perejil luego de ingerir ajo puede ayudar a controlar el olor aunque no lo elimina totalmente.

UNA BUENA MEDICINA PARA PROBLEMAS DE SALUD

Una buena medicina para problemas de salud En la cocina y dieta editerránea, el ajo es un ingrediente fundamental desde hace miles de años. Sus virtudes ya eran conocidas en la antigüedad. Ahora la ciencia confirma sus benéficas virtudes. Parece ser que durante la construcción de las pirámides los trabajadores seguían una dieta que consistía sobre todo en cebolla y ajo, del que se decía que proporcionaba vigor para resistir la dura faena. Plinio escribió sobre la capacidad del ajo para curar la tisis; Virgilio comentó que el ajo realzaba y mantenía la fuerza de los trabajadores agrícolas; Celsio recomendó el ajo como curación para la fiebre; Hipócrates pensó que era una buena medicina para muchos problemas de salud y Mahoma, el profeta, proclamó que si el ajo era aplicado directamente a una picadura o una mordedura facilitaría la curación de estas heridas. Las virtudes medicinales atribuidas al ajo también son comprobadas y verificadas a finales del siglo XIX, cuando Louis Pasteur demuestra que es un antibiótico natural. Actualmente, científicos japoneses prueban sus efectos sobre pacientes con lumbago y artritis, mientras en la India, se están desarrollando estudios que demuestran que el ajo tiene un efecto preventivo en el desarrollo de la tensión arterial alta (hipertensión). El ajo tiene multitud de usos caseros, muy conocidos es el ajiaceite o alioli, que se prepara mezclando aceite de oliva con zumo de ajos triturados; ingerido en ayunas, sólo o rebajado con agua, se recomienda para aminorar la presión sanguínea y estimular el funcionamiento del sistema circulatorio.

Es un fuerte protector de los intestinos. Antiguamente solían aplicarse lavativas de ajo para expulsar las lombrices. Su reparación consiste en echar en agua un momento antes de ponerla, unacucharadita de ajiaceite bien compacto. Otro remedio popular, muy utilizado en medicina casera, es el ungüento de ajos, que se elabora triturando ajos y gregando la misma proporción de manteca de cerdo. Este linimento tiene fuertes aplicaciones en la distención y Meyer ha defendido la utilización del ajo contra las intoxicaciones rovenientes del consumo del tabaco, para paliar los efectos del complejo sintomático del tabaquismo, en especial los problemas que causa en los vasossanguíneos, alteraciones de tipo cardiaco y digestivos. Esta planta es fuertemente aperitiva, estimula el apetito y es un poderoso agente de expulsión de los gases. Una práctica bastante sana es untar pan con ajo y extender encima aceite o tomate; constituye un aperitivo exquisito, aviva el hambre y favorece la digestión normal. Ingerido crudo, ya sea en ensalada, sólo o combinado con otros alimentos, impide la formación de parásitos intestinales, a la vez que protege la flora, ejerce una acción alcalinizante en la sangre, neutralizando la acidez de la misma.

PRECAUCIONES

El ajo es seguro. Sin embargo, algunas personas pueden presentar eacciones alérgicas en forma de problemasgastrointestinales o irritación e la piel. Debido a sus propiedades anticoagulantes su uso debe ser uspendido al menos dos semanas previo a cualquier intervención quirúrgica o extracción dental.

LOS BENEFICIOS DEL AJO

1.Incrementa las defensas del organismo,
mejorando nuestras respuestas a virus y vacterias.
2.Es antiinflamatorio.
3.Es anticoagulante, vasodilatador y depurador

4.En uso tópico, su jugo es un estupendo antiséptico. (Por esta razón, en la cocina cuando la carne de un ave o de un cordero empieza a oler se frota con ajo al ser un magnífico bactericida)
.
5.Ayuda en la hipertensión protegiendo al mismo tiempo el corazón y las arterias, dándoles mayor flexibilidad y manteniéndolas libres de depósitos de colesterol.

6.Ayuda a incrementar el nivel de insulina, reduciendo
así los niveles de azúcar en la sangre.

7.Algunos estudios parecen demostrar que ayuda a incrementar el nivel de serotonina en el cerebro, ayudando a combatir el estrés y la depresión.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>