En una carta entregada, hoy, por una comisión del FNRP al Secretario General de la OEA, José Miguel Insulza, le piden que informe sobre los “avances de las medidas” para “restaurar” el sist

La carta critica la presencia del Secretario General, por que considera “que su presencia no se encuentra en consonancia a las resoluciones de la ONU, OEA, y a las posiciones de otros organismos de Estados Latinoamericanos que mantienen posiciones de defensa de la soberanía popular, demandando la restauración de la democracia”.

El FNRP, establece que: “estamos ante una comisión espuria, nombrada sin consenso y unilateralmente, respondiendo a la política Internacional de Estados Unidos de América que tiene como finalidad blanquear el Golpe de Estado, que necesariamente requiere la instalación de una Asamblea Nacional Constituyente para conformar un nuevo pacto social”.

El FNRP, ha calificado como una “comisión de la mentira” la instalada por el gobierno de Lobo Sosa.

A continuación la carta enviada por el FNRP.

Tegucigalpa, M.D.C. 4 de Mayo de 2010

Señor Secretario General

Organización Estados Americanos

JOSE MIGUEL INSULZA

Su Excelencia:

En nombre del Frente Nacional de Resistencia Popular, fuerza social y política legitima que representa a todos los sectores del pueblo hondureño, agradecemos el apoyo que la OEA nos ha brindado y continua proporcionando al Pueblo de Honduras en el proceso de restaurar la democracia interrumpida por el violento golpe de estado militar/civil el 28 de junio del 2009.

En fecha 08 de abril 2010 enviamos una carta dirigida a su persona en donde establecimos con detalles la situación de ingobernabilidad y ausencia de legitimidad, por falta de democracia en que nos encontramos, así como las medidas que se deben tomar para restaurar el sistema democrático, de la cual nos gustaría conocer los avances.

Señor Secretario su presencia en Honduras en apoyo de una Comisión de la Verdad que surge del acuerdo Tegucigalpa-San José que fracaso por incumplimiento del régimen de facto, y así fue declarado el cinco de noviembre del recién pasado año, por el Presidente José Manuel Zelaya Rosales como contraparte. Esto nos indica que estamos ante una Comisión espuria, nombrada sin consenso y unilateralmente, respondiendo a la política Internacional de Estados Unidos de América que tiene como finalidad blanquear el Golpe de Estado. Por tanto consideramos que su presencia no se encuentra en consonancia a las resoluciones de la ONU, OEA, y a las posiciones de otros organismos de Estados Latinoamericanos que mantienen posiciones de defensa de la soberanía popular, demandando la restauración de la democracia, que necesariamente requiere la instalación de una Asamblea Nacional Constituyente para conformar un nuevo pacto social.

Es importante resaltar que continuamos viviendo en un ambiente de militarización de la sociedad hondureña y de la administración del Estado, con asesinatos, masacres, persecución política, amenazas, criminalización de la lucha que realizamos los líderes sociales y políticos en defensa de los derechos de los ciudadanos y ciudadanas, y que conlleva múltiples violaciones a los derechos humanos debidamente comprobados por la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos en sus inspecciones In Situ. En consecuencia denunciamos que los crímenes y los actos de corrupción cometidos durante la dictadura de Michelletti siguen en la impunidad total.

En cuanto al régimen del señor Porfirio Lobo Sosa, ratificamos que es ilegitimo pues después del golpe de Estado militar no se realizo el procedimiento de restaurar la institucionalidad con un nuevo pacto social es decir una Constituyente, para redactar y aprobar una nueva Constitución, al contrario impusieron violentamente un mecanismo electoral militarizado que no conto con el respaldo del pueblo, el abstencionismo es el más grande en la historia de Honduras, no hubo presencia de observadores internacionales que aportaran credibilidad al proceso, OEA, ONU. UE, etc. Gobiernos como este que se sustentan en las bayonetas, en la violación a los derechos humanos, en crímenes de lesa humanidad, y que constituyen una continuación del golpe de Estado, no deben ser reconocidos por la Organización de Estados Americanos, por que al hacerlo se desacreditaría esta institución ante los pueblos de América.

Se debe establecer y permitir el retorno incondicional del ciudadano JOSE MANUEL ZELAYA ROSALES, y los más de 200 compatriotas que se encuentra en el exilio por persecución judicial política, con el pleno goce de los derechos civiles y políticos, además la inmediata libertad de los presos políticos y el cese de la persecución política contra los miembros de la resistencia.

Finalmente queremos manifestar que es urgente el respaldo de la Organización Estados Americanos al derecho del pueblo hondureño a construir pacíficamente un sistema democrático, participativo, incluyente por medio de una Asamblea Nacional Constituyente.

Agradeciendo su atención y esperando le dé trámite y el curso correspondiente a la presente solicitud, le saludamos.

Atentamente.

FRENTE NACIONAL DE RESISTENCIA POPULAR.

Fuente: Red Morazánica de Información

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>