Francisco Belizario Rios Una fortaleza revolucionaria de proyección nacional

Su partida sin retorno ha sido una perdida para las fuerzas del cambio radical, en su estructura económica, política, social, educativa, agraria y de salubridad, preocupado siempre por el sufrimiento de la clase obrera y campesina, el marginamiento de los que no tienen nada y sometimiento por la explotación del hombre por el hombre, cadenas invisibles de la esclavitud. Son los pilares que sostienen en sus principios a los que jamás dio muestras de claudicación.

Francisco Ríos un sensible compañero de lucha, con su bagaje cultural marxista de profundas convicciones, estaba muy con vencido de la necesidad impostergable del paso histórico del capitalismo al socialismo y una vez vencidas todas las dificultades de los vestigios del capitalismo, educar a los pueblos para vivir en la sociedad sin explotadores y explotados y desembocar en el comunismo.

Francisco Ríos era originario de La Ceiba, nació en 1922 y murió en Tegucigalpa el 6 de enero del 2006 a la edad de 84 años, empleado de la transnacional Tela Rail Road Company, (T.R.R. Co. ), gozaba de gran aprecio por sus empleadores, por su capacidad profesional de perito mercantil, sus estudios los realizó en el colegio Manuel Bonilla de La Ceiba y por su excelencia académica no le fue difícil colocarse en la empresa, Estándar Fruit Company.

Su dedicación a la causa obrera le obligó a abandonar La Ceiba y trasladarse a Tela donde fue empleado de la T.R.R. Co. Francisco Ríos nunca aceptó ser empleado de confianza pues eso hubiera sido abandonar sus principios.

Lo conocí en 1954 a raíz de la huelga bananera en la ciudad de El Progreso, Departamento de Yoro, donde hablamos organizado el comité central de la huelga y el desempeñaba el cargo de secretario de finanzas.

Ernesto Pérez Cano, compañero miembro del Comité Central, quien trabajaba en el taller de mecánica en puerto Cortes, era nicaragüense, había salido huyendo por persecución de Anastasio Somoza y a quien le habían lesionado la columna con la punta de un fusil un soldado de la Guardia Nacional Nicaragüense.

Me dijo:- Ese señor delgado de sombrero es miembro del P.C. (Partido Comunista de Honduras) Era Francisco Ríos que había organizado en Tela, el comité Técnico Ejecutivo y el general Antonio Inestroza le había mandado a encarcelar por ser el organizador del Comité de Huelga, pero la presión de los trabajadores obligaron a Inestroza, Ministro de Gobernación, a ponerlo en libertad. El había formado a la compañera Teresina Rossi en los estudios marxistas y la habían elegido como Secretaria del Comité Técnico ejecutivo, valioso aporte para la Huelga de 1954.

En La Lima, a raíz del oportunismo del profesor Manuel de Jesús Valencia, nos trasladamos de El Progreso a La Lima para explicar a los trabajadores, la posición de Valencia, pero la actitud de ellos fue totalmente opuesta a la nuestra , y nos veían como extraños, por la forma en que Valencia había estado manejando el comité local de huelga y no creían en nosotros pero Francisco Rios en un elocuente discurso apaciguo los anónimos de aquella masa laboral enardecida por que sentían que se estaba destruyendo su líder. Valencia, quien recibió dinero del gobierno, de la patronal y de los trabajadores desaparecía con el pretexto de que estaban muy cansados y la verdad era que se trasladaba a San Pedro Sula para emborracharse en el Hotel San Pedro, con todos los dineros que recibía.

Cuando surgió el segundo Comité de la Huelga, los de la T.R.R. Co. Comentaron: Ahora si tenemos a nuestro hombre Manuel de Jesús Valencia.

Todos nosotros estábamos encarcelados o perseguidos, presos en la Penitenciaria Central de Tegucigalpa, estábamos el Profesor Julio C. Rivera, Pompeyo Melara, Pompeyo del valle, Juan Blas Cardona, Jacinto Zelaya Lozano, Sebastián Amador , Sebastián Suazo, Gregorio Ferrera, Gautama Fonseca, Antonio Ardón Rodríguez, Francisco Rios y Juan B. Canales.

Francisco Rios hizo una pregunta muy importante, que pareció extraña, dijo:-¿Estarían dadas las condiciones para la revolución Socialista en la Rusia zarista?.
Gregorio Ferrera sin pensar un minuto contesto:- Caramba chico, estas viendo los logros de Rusia y todavía tienes dudas?, a lo que el respondió: ¿Pero puedes estar seguro de que el pueblo estaba cociente de lo que significa quemar etapas y pasar del feudalismo al socialismo?. Esto da la medida de la capacidad de análisis que tenia el compañero Francisco Ríos.

Los últimos días de vida del compañero Francisco Ríos fueron angustiosos, tuve la oportunidad de verlo, y conversar con él, su esposa Angela Fajardo había muerto hacia 15 años y nunca pudo contactar en México a su hija Vanina.

Estaba padeciendo de cálculos en la vesícula y su piel se puso amarillenta, al examinarse los médicos le detectaron cáncer en el hígado lo cual lo llevó a la tumba.

Creo con toda sinceridad que no se aprovechó el talento y capacidad del compañero Ríos, debido al oportunismo manifiesto de muchas personas que fueron a estudiar a las escuelas de cuadros de la Unión Soviética, quienes regresaron con ideas revisionistas y ya conocemos los resultados de sus desviaciones.

Chico se quejaba de esta situación y murió lamentando la perdida de tiempo valioso para la causa de la liberación de nuestro país.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>