Gildan Activewear continúa violando los derechos de las trabajadoras/es

Hoy, mujeres obreras hondureñas, de la industria de la maquila, organizadas en CODEMUH, denunciamos la triste realidad que enfrentamos las mujeres y hombres que trabajamos en la industria maquiladora, los problemas de salud provocados por el trabajo que realizamos. Los malos tratos, las altas metas de producción y las largas jornadas de trabajo, la discriminación por edad y por las enfermedades que les ha causado la explotación laboral.

Las obreras de la Corporación GILDAN ACTIVEWAER organizadas en CODEMUH denunciamos ante el público presente, la comunidad nacional e internacional el maltrato y la discriminación que seguimos recibiendo por dicha Corporación a vista y paciencia de las autoridades responsables de asegurar el cumplimiento de la legislación laboral y de nuestros derechos. De nuestra situación también tiene conocimiento del FLA (FAIR LABOR ASSOCIATION) y tampoco a hecho nada para cambiar nuestras condiciones.

Las obreras y los obreros con enfermedades profesionales ocasionados por el trabajo que hacemos en la Corporación GILDAN ACTIVEWAER, continuamos viviendo situaciones de discriminación, por ejemplo: las personas que tenemos un dictamen de reubicación de puesto de trabajo emitido por el Instituto Hondureño de Seguridad Social, IHSS, no estamos siendo reubicadas en puestos de trabajo adecuados a nuestro estado de salud, incluso algunas áreas de trabajo donde estamos ubicadas no cuenta con sillas por lo que tenemos que permanecer de pie todo el día. Estamos siendo apartadas del resto de la población trabajadora con lo que se provoca la burla y señalamientos de todo tipo, somos instaladas en una línea de producción integrada solo por personas con problemas de salud, en tal sentido, nos sentimos humilladas, discriminadas, reprimidas por lo que muchas se han visto obligadas(os) a renunciar.

Gildan Activewear de capital canadiense implementó esta estrategia de presión para que las trabajadoras(es) renunciemos y negociemos nuestros derechos. En los archivos de CODEMUH están nuestros testimoniales que señalan que, la jefa de personal de Gildan San Miguel, Meybi Castañeda les dice: “todas sus compañeras que se han ido, lo han hecho con un buen dinerito, aquí nosotros estamos abiertos para cualquier cosa”. El Gerente Elvin Discua les ha manifestado: “sus compañeras tomaron la iniciativa de pedir un cambio de puesto”.

El IHSS determina las condiciones de la reubicación, aún así la empresa obliga nos obliga a nosotras(os) a seleccionar el puesto de trabajo para hacer el cambio y cuando los problemas de salud continúan o aumentan los jefes nos dicen “pero ese puesto usted lo eligió”, las obreras y los obreros no somos especialistas en medicina del trabajo o ergonomía, la responsabilidad de la reubicación es de la empresa y no de las trabajadoras/es.

A las personas que por las malas condiciones de trabajo, por las represalias y discriminación que recibían se vieron en la obligación de negociar sus prestaciones, la administración de la empresa les exigió redactar una nota dirigida a la empresa y en la cual manifiestan que el tiempo trabajado fue satisfactorio, que la empresa es buena y que no tienen ninguna queja.

Denunciamos y condenamos el trato indigno y las violaciones a nuestros derechos de parte de la Corporación GILDAN ACTIVEWEAR y hacemos un llamado a la Comunidad Nacional e Internacional, especialmente al pueblo consumidor, a las universidades de EEUU a solidarizarse con las obreras(os) a fin de exigirle a GILDAN el cumplimiento a la legislación laboral y con su responsabilidad social empresarial.

La Salud es Nuestro Derecho “Empleo Sí pero con Dignidad”

Choloma Cortés 8 de marzo de 2010

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>