“La derecha estadounidense dirige un Gobierno represivo en Honduras”

Zaragoza.- El arma de un periodista es la palabra y es lo que quieren robar en Honduras a punta de pistola. Es lo que denuncia Bartolo Fuentes, periodista y dirigente del Frente Nacional de Resistencia Popular de Honduras (FNRP). Según Fuentes, su Gobierno está dirigido y amparado desde fuera de las fronteras hondureñas, mientras intenta silenciar mediante la fuerza las voces que piden un “democracia real” para el país, algo que dejó de existir desde el golpe de Estado en 2009 que derrocó a Manuel Zelaya como presidente.

Bartolo Fuentes ha estado unos días en Aragón, reunido con algún partido político, medios de comunicación e instituciones. Su objetivo: dar a conocer la “realidad silenciada” en Honduras.

Pregunta.- ¿Cuál ha sido el motivo de su visita a Aragón?
Respuesta.- El vínculo con la Comunidad viene del año pasado con el Ayuntamiento de Zaragoza. Ahora hemos estado en la Diputación Provincial de Zaragoza buscando apoyos puntuales para establecer la promoción y defensa de los derechos laborales y sociales en Honduras

P.- ¿Qué actos han organizado?

R.- Hemos aprovechado para explicar a las instituciones la situación que vive el país. También dimos unas charlas a los alumnos de Periodismo de la Universidad de Zaragoza acerca de la represión de las fuerzas policiales y de la imposición de un Gobierno que no tiene respaldo social. Además, se firmó un acuerdo de colaboración política con CHA.

P.- ¿Está satisfecho con la visita?

R.- Me ha agradado mucho saber que, aunque no hay flujo de información entre Honduras y Aragón, menos con la censura hondureña, son muchas las personas interesadas en saber qué está sucediendo y muchas se han mostrado identificadas con la causa.

P.- Usted es dirigente del Frente Nacional de Resistencia Popular de Honduras, ¿nos puede explicar qué es?

R.- El FNRP se ha organizado poco a poco. Inicialmente como reacción de resistencia frente al golpe de Estado. Al principio, se organizó por municipios, creando estancias regionales (unas cuatro) y desde este año se ha consolidado en una fuerza.

P.- ¿Quiénes forman el grupo?

R.- La resistencia no surgió el 28 de junio, día del golpe. Pero a partir de esta fecha los colectivos se aglutinaron. Más de la mitad de los que participan en la resistencia nunca habían estado en una protesta, por eso ahora la resistencia es mucho más fuerte. Están todos los sectores: obreros, campesinos, estudiantes de universidad, maestros, intelectuales, artistas… y dentro hay diferentes posiciones políticas que no coinciden, pero nos une la exigencia de refundar el país.

P.- ¿Y cuáles son los objetivos que persiguen?

R.- Quienes dieron el golpe de Estado siguen pavoneándose de lo que hicieron. Exigimos un castigo por los crímenes y delitos que cometieron como secuestrar a un presidente, aprobar una renuncia falsa en el Congreso, inventarse órdenes de captura o despedir a algunos jueces contrarios a ellos. Nuestro sueño es construir un país diferente.

Fuentes ha mostrado su alegría por el interés suscitado en Aragón

P.- ¿Y la meta política?

R.- La salida que perseguimos es que se convoque una Asamblea Nacional Constituyente para comenzar de cero, como se hizo en 1980. Así, se empezaría de nuevo con la elección de una nueva Corte Suprema de Justicia y de todas las instituciones democráticas del Estado.

P.- ¿Cuál es la situación actual en Honduras?

R.- La sociedad vive con un 87% de pobreza y unas 400 personas salen al día hacia Estados Unidos para buscar un futuro mejor. La economía se sostiene con las remesas que llegan desde EEUU y España. Además, en el Congreso Nacional se están impulsando leyes para disminuir los derechos de los trabajadores, se intenta privatizar la educación y se ha reactivado la minería a cielo abierto, suspendida por Zelaya.

P.- ¿Cómo es el Gobierno actual?

R.- A nivel político tenemos un Gobierno que pretende proyectar una imagen de reconciliación nacional y de respeto a los Derechos Humanos. Ha integrado una comisión de la verdad, pero no buscan una reconciliación. Más bien ganarse la voluntad de los Gobiernos del mundo, porque en realidad continúa la represión contra las manifestaciones y contra cualquier sector social que reclame derechos.

P.- ¿Ha cambiado algo tras las elecciones?

R.- Creyeron que con los comicios iban a lavar la cara al golpe de Estado. Afortunadamente hubo países que no los han reconocido. La Resolución de la ONU rechaza claramente el golpe y las elecciones son parte del mismo. Países como Brasil, Argentina, Bolivia, Ecuador o Venezuela han conseguido que no se acepte en la Organización de los Estados Americanos (OEA).

P.- Pero el Gobierno trabaja para ello.

R.- Estamos a la expectativa. Espero que Honduras no ingrese porque no entiendo que un Gobierno, con todos los crímenes que ha hecho (como secuestrar a un presidente) se le puede dar respaldo. Los que organizaron el golpe de Estado están en el Ejecutivo, incluidos los militares. La Empresa Hondureña de Telecomunicaciones está gerenciada por Romeo Vázquez Velásquez, quien fue jefe de las Fuerzas Armadas en el momento del golpe de Estado.

P.- ¿Realmente el Ejecutivo ha cometido crímenes contra la sociedad?

R.- Sentimos que se está impulsando una política de terrorismo de estado a través de grupos que dependen directamente de las Fuerzas Armadas. Están asesinando a dirigentes sindicales, campesinos, maestros o jóvenes vinculados a la resistencia, pero siempre son de nivel medio y de base, para meter miedo. Algunos crímenes son ocultos, pero muchos otros se cometen a la luz para que tengan más impacto y asusten a la sociedad.

P.- ¿Se está intentando sabotear al Frente de Resistencia?

R.- Sí, tanto desde dentro como desde fuera de Honduras. Para empezar, el golpe de Estado no lo organizó la oligarquía del país. Lo hizo la derecha americana con el sector más conservador de EEUU. Ahora siguen avalando y dirigiendo este Gobierno de Porfirio Lobo, como que están haciendo toda la labor para que sea reconocido. Además, desde la embajada estadounidense hubo gente que propició la creación de pequeños grupos de sabotaje, para incriminar a la resistencia y justificar una represión más abierta.

P.- ¿Y desde dentro?

R.- Se producen acusaciones y vinculaciones que aseguran que queremos recuperar la democracia en manos del chavismo. Incluso hay campesinos acusados de pertenecer a las FARC. Son cosas absurdas con las que quieren proyectar fuera de Honduras una imagen satanizada de la Resistencia. Lo que quiero asegurar clara y llanamente es que, por ahora, la Resistencia en ningún momento se ha planteado la acción armada.

P.- Dice por ahora. ¿Puede darse en el futuro?

R.- En absoluto. Claramente no. Pero hay que ver cómo está la situación del país a largo plazo, porque si mi vida o la de mi familia corre peligro…

P.- Usted es periodista. ¿Cómo se trabaja sabiendo que han asesinado a diez compañeros?

R.- Siempre recibes amenazadas. Luego, depende del lado del que estás, y no digo políticamente, sino físicamente. Los periodistas que apoyan a los golpistas van tras las tanquetas desde donde pueden filmar todo. El resto va delante de las tanquetas, en donde caen bombas lacrimógenas, recibes palos de la policía y te rompen las cámaras. Los golpistas reciben los elogios porque se erigen como el periodismo democrático, pero se ha vendido, dicen mentiras, repiten lo que el régimen dice. Hacen propaganda y cortinas de humo.

Publicación Aragon Digital

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>