La Huelga de Hambre contra los corruptos y corruptas

La Huelga de Hambre contra los corruptos y corruptas, marcó una nueva etapa de lucha en los movimientos sociales y en la vida política de nuestro país y es sin lugar a dudas el antecedente más inmediato de la lucha de resistencia que hoy libra el pueblo hondureño por la construcción de una sociedad y un Estado verdaderamente democrático y respetuoso de la dignidad como valor supremo de los seres humanos.

El Movimiento amplio por la Dignidad y la Justicia (MADJ), organización surgida para continuar la lucha contra la corrupción y por la construcción de la Honduras honesta; en el marco de su II aniversario, está convencido que la actual crisis que vive el país demanda un pacto por la vida, por el respeto a la vida. El golpe de Estado de junio de 2009, trajo consigo el derrumbe absoluto de la institucionalidad en el país, y hoy más que nunca se han creado condiciones para que los Recursos Naturales sean ferozmente destruidos y aprovechados por la misma casta económica criminal, los fondos del Estado han sido saqueados impunemente, la sociedad y el Estado hondureño están en quiebra; ésta situación sigue provocando la muerte paulatina de los seres humanos por la falta de acceso a condiciones elementales, por otra parte la persecución política a la oposición al golpe de Estado, la criminalidad organizada y la delincuencia común, siguen bañando de muerte y dolor todos los rincones de nuestra patria; lamentablemente ésta trágica situación del pueblo hondureño se mantiene sin que se avizoren iniciativas reales para interrumpirla.

El MADJ esta convencido de la urgencia de iniciar un proceso de transformación del país, también está convencido que no habrá transformación si ha éste proceso no se le imprime una alta dosis ética que implique un cambio sustancial al ejercicio que hasta ahora hemos venido haciendo de la política, principalmente en las cúpulas, pero sin excluirse todos los niveles de la sociedad hondureña. No habrá revolución o transformación del país, si el ser humano sigue siendo visto como instrumento de unos pocos y no como fin de la sociedad. No es posible una nueva sociedad si pretendemos fundarla sobre los mismos vicios heredados por el actual modelo corrupto. No será posible el respeto a la dignidad de los seres humanos, si el Estado y la sociedad hondureña siguen siendo dirigidos bajo las mismas prácticas de una casta política corrupta y violenta.

En el II Aniversario del inicio de aquella honrosa Huelga de Hambre, desde el MADJ renovamos nuestro compromiso por construir la organización del pueblo, por profundizar los procesos de educación y concientización de la ciudadanía hondureña que le permita construir sus propias propuestas, ser coherentes con su real situación y desarrollar proceso de movilización sobre la base de objetivos y visiones claramente definidos por ella misma.

En ésta fecha también saludamos a los hondureños y hondureñas, a los ciudadanos y ciudadanas del mundo, a quienes bajo irrenunciables principios éticos, siguen soñando con construir epopeyas de dignidad y justicia.

Abril de 2010

DIGNIDAD, JUSTICIA Y LIBERTAD.

MOVIMIENTO AMPLIO POR LA DIGNIDAD Y LA JUSTICIA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>