La mitad de obreras se van de “Paraíso”

Meses antes de anunciar la suspensión la empresa estuvo ofreciendo a los trabajadores que negociaran el pago de sus prestaciones pero los obreros no aceptaron.

EI Sindicato de Trabajadores de Paraíso, SITRAPARAISO, denuncio las presiones de la empresa como una maniobra para desestabilizar la organización y evitar la negociación del segundo contrato colectivo que debió firmarse en febrero de este año, según un compromiso de la empresa.

Maria Vásquez, Secretaria General del Sindicato, dice que no tiene fundamento la petición de suspender a 346 de 850 trabajadores a partir del 30 de julio y considera que fue una manera de presionarlos porque no es fácil para una persona estar cuatro meses sin salario.

EI sindicato presento ante el Ministerio de Trabajo una oposición a la suspensión, a trabes del licenciado Rigoberto Cerrato de Tegucigalpa, la cual de ser aceptada significa que la empresa debía pagar a los obreros todos los salarios dejados de percibir durante los cuatro meses suspendidos.

Desatendiendo las disposiciones del sindicato, el 30 de julio los suspendidos se tomaron la planta después del medio día y no dejaron entrar a nadie hasta como las cinco de la tarde.

La acción fue una orientación del apoderado legal que buscaron los suspendidos, licenciado Jorge Inestroza, para obligar a la empresa al pago de prestaciones.

A las negociaciones se presentaron el licenciado Inestroza por los suspendidos y Armando Alvarenga y Juan Fúnez por la Federacion Independiente de Trabajadores, FITH, a la cual esta afiliado SITRAPARAISO.

La empresa se ofrecio a pagar el cien por ciento de las prestaciones en un plazo de seis meses, pero las obreras prefirieron que les pagaran el ,sesenta por ciento durante el mes de agosto.

Para solicitar la suspensión la empresa argumento falta de materia prima y contratos de trabajo. Sin embargo Maria Vásquez aseguro que la materia prima y accesorios la estaban trasladando para las empresas Won Chang y Sank Yung, de capital coreano al igual que Paraíso. Paraíso trabaja para las marcas Wall Mart y Khols.

La sindicalista aseguro que incluso inspectoras de Paraíso estaban yendo a revisar el trabajo a las otras fábricas y que vieron salir contenedores en distintas fechas con el material.

José Nelson Paz, presidente del Sindicato dijo que resultaba extraño que los suspendidos eran en su mayoría los que fueron llamados a negociar prestaciones y no aceptaron, que tienen antigüedad de ocho y hasta diez años, mientras se esta contratando personal interino a quienes les dan solicitud de empleo. Por otra parte los trabajadores denunciaron ante el ministerio de trabajo que se están llevando las maquinas buenas y están trayendo maquinas viejas, chatarra.

EI 10 de julio los inspectores Oscar Lobo Fino y Walter Zelaya investigaron la existencia de materia prima, los subcontratos, préstamo de maquinas y el personal contratado menor de dos meses. EI jefe de personal de Paraíso, Carlos Bonilla, dijo que la inspección era extemporánea y que no tenia sentido hacerla.

Curiosamente el apoderado legal de Paraíso, Juan Carlos Espinal San Martín, apareció como apoderado de la empresa Dong Woo de La Lima, después que esta se fuera de repente en septiembre del 2001 debiendo a las trabajadoras hasta las semanas de salario y prestaciones, para algunas de casi diez años.

San Martin se allano y acepto todos los reclamos hechos por la licenciada Edna Patricia Gonzáles a nombre de los obreros, pero los bienes que los empresarios coreanos dejaron solo cubrieron una parte de los derechos laborales.

EL SINDICATO SIGUE EN LA BATALLA
Ninguno de la directiva del sindicato se fue entre los suspendidos y aunque han perdido una buena parte de la membresía, manifiestan su disposición a continuar la lucha por mejores condiciones de trabajo.

Ellos creen que ganaran su oposición a la suspensión y lamentan que un licenciado por ganar un porcentaje haya inducido a sus compañeros a negociar las prestaciones sin dar la debida lucha.

Los sindicalistas reclaman mayor atención de parte de la FITH y consideran que la empresa debe tomarlos en cuenta para resolver problemas y no solo llamar a Rolando Mateo, representante de la FITH en Choloma para tratar los conflictos laborales.

Fuente: Vida Laboral Edic. No 9 Julio de 2002

Publicado el Sin categoría | Etiquetado

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>