La Otra Roatán

Nunca pensamos en la otra Roatán. Realmente tiene razón ese anuncio del Estado cuando dicen” CONOCE HONDURAS, CONOCETE”.
En aquella donde se veda la pesca de langosta, aunque con justificaciones en algunos casos; pero impidiendo que la gente sobreviva para medio comer, sin ninguna otra propuesta.

O la Roatán donde hacen falta el agua potable y saneamiento básico, vivienda dignas, puestos de trabajo donde se respeten los derechos laborales de hombres y mujeres, etc., etc.

A raíz de la invitación girada por los representantes de la COMISION NEGOCIADORA DEL PUEBLO para que miembros del Bloque Popular asistiesemos en procura de apoyo, frente al conflicto generado por la Comisión Nacional de Energía (CNE) quien le allano el camino a la empresa Roatán Electric Company (RECO) para que incrementara el precio de ajuste por combustible en la factura de energía y que según quejas de los pobladores oscilaba mas allá del 100%, lo que provocaría la reacción de la mayoría de la población y quienes a su vez decidieran realizar una de las protestas más grandes hasta ahora ejecutadas en la mayor de las islas.

Poco o nada se conoce del fondo del asunto en tierra firme, nuestros compatriotas costa adentro ignoran el nivel de rebelión que ahí se dio por estos días, cuando ese pueblo revestido de dignidad y decidido a luchar ocupo 8 puntos de toma sobre las carreteras en la isla, una medida impopular para algunos, pero necesaria para ellos.

Ahí floreció la hermandad entre pobres, no falto el agua, la sombra, la mano amiga que ofreciera un pedazo de pan llevado o traído, a todas partes y por muchas personas, inclusive hasta por algunos precandidatos que en su afán intentan ganarse el “voto” de los inconformes.

Yo, solo escribo para que de alguna manera esa lucha del pueblo insular, nos haga reflexionar sobre el camino a seguir, para que no se olvide ninguna lucha, por pequeña e insignificante que parezca. Esas pequeñas victorias si las juntamos se convierten en el triunfo de todos o al menos de la gran mayoría de los hondureños y hondureñas.

La soberbia yanqui del representante de RECO, no solo fue derrotada con una propuesta congruente con la problemática vivida, fue mas allá al ser capaz de ser tolerante, disciplinada, patriótica y constructiva frenta a la arrogancia, irrespeto y menosprecio del alcon-gerente. Recordemos que el poder no se construirá en un abrir y cerrar de ojos, demás esta decir que esto es algo complejo.

Hoy la calma ha vuelto, esperamos que lo ocurrido sirva de escuela y de aprendizaje para dar más lucha, crear mayor organización y defender lo que es del pueblo. Además de reflexión para aquellos que creen o piensan que Roatán no forma parte de los 112, 492 KM cuadrados del territorio nacional. Los próximos días serán claves para la solución definitiva del conflicto energético, lo idóneo es que el Estado ejerza soberanía, sin embargo eso sería una tarea a cumplir.

La otra Roatán, también me gusta porque ahí me encontré con el pueblo y sus luchas que con su fuerza y pujanza avanzar en este mar de injusticias. Tratare de escribir más.

Erasto Reyes/Bloque Popular

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>