Las Fuerzas Armadas de Honduras amenaza con desalojar a vecinos de Ojo de Agua

Los militares abandonaron las tierras que en 1980 utilizaron como polígono de tiro, mismas que fueron ocupadas desde 1984 por los campesinos de la Empresa Asociativa Campesina “El Rodeo”, con el fin de producir alimentos.

Los terrenos que supuestamente pertenecen al Sexto Batallón de Infantería, son reclamados por las Fuerzas Armadas y los campesinos afiliados a la Asociación Nacional de Campesinos de Honduras (ANACH) enfrentan un juicio de usurpación de tierras los tribunales de justicia.

Hace algunos años la Procuraduría General de la República adquirió 55 manzanas de terreno para entregarlas a la unidad militar y en el año 2000 el Instituto Nacional Agrario (INA) emitió un título de propiedad a favor de las Fuerzas Armadas.

El comandante del Sexto Batallón de Infantería, Mario Alberto Castillo, reclama la posesión de más de 400 manzanas, que incluyen las tierras de cultivo de los campesinos, el terreno donde funciona el Instituto Frank Ramírez Mathew, el cementerio de la comunidad y numerosos predios residenciales.

A través de un comunicado Fian Honduras manifiesta su malestar por las constantes amenazas que el Comandante del VI Batallón expresa en contra de los miembros del grupo campesino y los pobladores de Ojo de Agua, en sus pretensiones de desalojarlos de las tierras.

Fian Honduras también condena la actitud del titular del Juzgado de Letras, Abogado Luis Cantillano, “según afirmaciones de los pobladores que ya brindaron su declaración, está prohibiendo a los miembros de la comunidad reunirse, violando la libertad de reunión y asociación que reconoce la Declaración Universal de Derechos Humanos y nuestra propia Constitución de la República”, expresa el documento.

Asimismo informa que sin considerar el derecho a la alimentación, el juez ha prohibido que los campesinos se acerquen a las tierras de cultivo, medida que los condena a la hambruna o a migrar fuera de Honduras.

También manifiesta que el Director del Instituto Nacional Agrario (INA), Francisco Fúnez, se inclina por convertir tierra de vocación agrícola en tierra de uso militar, pues no incluye entre los expedientes beneficiarios del Decreto de Emergencia, el caso de la EAC “El Rodeo”.

Igualmente condenan la actitud de la Delegada del Comisionado Nacional de los Derechos Humanos, Norma Yaneth Merlo, quien se mantiene alejada del conflicto que violenta los derechos humanos de los vecinos Ojo de Agua.

Gerey

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>