Las golondrinas siempre estarán de paso

Esta situación es consecuencia de la grave crisis económica que viven los Estados Unidos, la cual apenas empieza y, aunque dicen que aplican medidas para contenerla, en realidad no se sabe que rumbo y la gravedad a tomar. Los cierres de empresas se están dando en los mismos Estados Unidos. No es que las empresas se están yendo a otro lado, sino que están desapareciendo; pero que la maquila se vaya de Honduras no debería sorprender a nadie.

Las maquilas andan de un lado para otro, aunque no haya crisis. Van y vienen, aprovechan las condiciones durante un tiempo y no echan raíces en ningún lado. En Honduras, decenas de empresas han cerrado y han sido sustituidas por otras. Es la dinámica de la maquila, por eso se le llama industria golondrina: siempre están buscando el mejor clima para obtener las mayores ganancias.

Las empresas que llegan no construyen edificios: alquilan; incluso a veces hasta las máquinas, así como las viviendas para los ejecutivos y técnicos. Es decir, ninguna de esas empresas llega con la intención de quedarse para siempre. Desde cuando expandieron operaciones en Honduras, hace unos veinte años, siempre han mentido. Aseguraron que para el 2005 se tendrían 240 mil empleos y en sus mejores tiempos sólo alcanzaron crear 135 mil.
Aunque sabían que no era cierto, la promesa les sirvió para recibir enormes beneficios del Estado, y hasta ahora nadie les ha pedido cuentas por el incumplimiento.Con todos los miles de millones que han obtenido en préstamos a bajísimos intereses para construir los parques industriales y todas las facilidades en estas dos décadas, se hubieran generado por lo menos unas 40 mil micro empresas de diverso tipo en el campo y la ciudad. A este tiempo esas micro empresas estarían generando por lo menos medio millón de empleos, generarían ingresos a las municipalidades, el Estado y tendríamos miles de hondureñas y hondureños con capacidades desarrolladas en múltiples actividades ¡Para toda la vida!.

Por el contrario, aunque las fábricas no cierren, el empleo en la maquila es temporal puesto que su idea es exprimir a las personas de 18 a 35 años y luego que comienzan sus achaques por daños a la salud y baja su productividad, son lanzados a la calle y sustituidos por nuevos trabajadores. ¿Que puede hacer una mujer de 35 años que desde niña estuvo encerrada haciendo una parte de la camiseta durante quince años en las maquiladoras? ¿Cuáles son esos conocimientos adquiridos que le servirán en en el resto de su vida? La maquila ha generado mucha riqueza. Cierto, pero para un grupito de empresarios. Creer que dando más facilidades a los maquiladores contribuiremos a generar más empleo es un engaño. Se debe empezar un verdadero apoyo al pequeño y mediano empresario y a la llamada economía informal, conformada por personas de gran creatividad; los que en verdad generan la mayoría de empleos en el país.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>