Los que Mueren por Vida

Dagoberto Padilla
29 de marzo de 1983
Fue presidente del Sindicato de Trabajadores de la Compañía Agrícola y Ganadera de Sula (SITRACOAGS) en El Progreso, Yoro. Como dirigente estudiantil impulsó la lucha por la creación del instituto oficial Perla del Ulúa. Era miembro de la directiva nacional de la Unión Revolucionaria del Pueblo (URP). Dos guardias de seguridad de la empresa, a quienes hizo el favor de traerlos en su vehiculo, cuando se bajaron en la aldea El Bálsamo, dispararon sin piedad asesinándolo junto a otros tres compañeros del sindicato. Dos más sobrevivieron e identificaron a los asesinos.

José Martínez Vásquez
17 de marzo de 1983
Lo capturaron violentamente elementos de las fuerzas de seguridad del Estado de Honduras vestidos de civil quienes a las dos de la mañana allanaron su vivienda en el Barrio Villa Adela de Comayagüela. Según documentos secretos de las Fuerzas Armadas fue desaparecido por el capitán Ciro Pablo Fernández del Batallón de Inteligencia 3-16, más conocido como escuadrones de la muerte.

Gustavo Adolfo Morales Fúnez
18 de marzo 1984
Originario de Olanchito, fue un sindicalista comprometido como presidente del Sindicato de Trabajadores del Instituto Nacional Agrario (SITRAINA) y después como miembro del Sindicato de Trabajadores del Patronato Nacional de la Infancia (SITRAPANI), donde militaba cuando fue secuestrado en Tegucigalpa. También laboró en el Instituto Hondureño de Desarrollo Rural (IDHER) y fue militante del Frente Estudiantil Socialista (FES). Sus restos fueron exhumados en una tumba clandestina al oriente del país, el 26 de octubre de 1995 y dos años después fue oficialmente identificado.

Rolando Vindel Gonzáles
18 de marzo de 1984
Cruzaba el Parque La Leona de Tegucigalpa cuando el subteniente Idelfonso Oliva y otro soldado lo capturaron. Vindel era el presidente del Sindicato de Trabajadores de la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (STENEE) y aquella mañana iba a continuar su discusión con la patronal de la cláusula económica del Contrato Colectivo de Trabajo. Intentando doblegar sus convicciones, en la negociación del año anterior había sido capturado, puesto en cautiverio y torturado para que aceptara la imposición de cláusulas lesivas a los intereses de sus compañeros.

Nohemy Ordoñez Flores
Juan Carlos Nieto

16 de marzo de 1986
Desaparecida. Fue capturada por efectivos del décimo batallón de infantería en la aldea San Isidro, municipio de Marcala, La Paz, junto a su esposo Juan Carlos Nieto. Ambos fueron acusados de apoyar al Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) de El Salvador. Fuentes confidenciales informaron a sus familiares que los esposos Nieto Flores estuvieron en poder de agentes de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) en la base militar norteamericana de Palmerola, en Comayagua, donde fueron sometidos a crueles torturas.

Hilda Rosa López
Fredy Nolasco

13 de Marzo de 1987
Murieron cuando un cerco militar asaltó su vivienda en el Barrio Guamilito de San Pedro Sula. Ambos eran perseguidos por su militancia en las Fuerzas Populares Revolucionarias Lorenzo Zelaya. Hilda Rosa, de Tegucigalpa, estudió periodismo en la UNAH, donde fue dirigente estudiantil, mientras vivió en el exilio en Nicaragua trabajó en el Nuevo Diario. Fredy, originario de Comayagua, fue estudiante de en la facultad de Medicina en Tegucigalpa. Se supone que se suicidaron para evitar ser capturados vivos.

Virgilio Pinot
13 de marzo 2004
Asesinado, dirigente del movimiento campesino de resistencia para las concesiones mineras en Yoro y Atlántida.

Paulino Henríquez
17 de marzo de 2004
Héctor José Ulloa, 19 de marzo de 2004
Asesinados. Miembros de la comunidad de Cerrito Lindo, luchadores por la defensa del derecho a la vivienda. Testigos aseguran que el autor del crimen fue Miguel Carrión, con quien la comunidad permanece todavía en litigio por estos terrenos. Se supone que la policía investiga sus muertes.

18 de febrero 1972
Benito Cárdenas
Pastor Pagoada
Antonio Cárdenas
Juan Bautista Pastrana
Eliseo Montoya
Eulalio Barahona

Campesinos martirizados, lideres del movimiento que organizó un Asentamiento y recuperación de tierras, junto a 70 familias en la aldea La Talanquera en Olancho.

24 de enero de 1982

  • Maria Ediltrudis Montes, secuestrada junto a Julio césar Méndez, Enrique López Hernández y Francisco Samuel Pérez, en la aduana El Guasaule, frontera con Nicaragua, es una de las muchas mujeres valientes víctimas de la desaparición forzada.

**Julio Cesar Méndez Zavala*, desaparecido, gran deportista y un estudiante ejemplar en el instituto Central “Vicente Cáceres” de Tegucigalpa.

**Enrique López Hernández*, desaparecido, militante en el Sindicato de Trabajadores de Envases Industriales Sociedad Anónima (STEISA).

**Francisco Samuel Pérez Borjas*, desaparecido, dirigente estudiantil en el Instituto Central “Vicente Cáceres” de Tegucigalpa.

21 de febrero de 1982

**Nelson Mackay Chavarria*, asesinado, Mackay era licenciado en Derecho, empleado de la Secretaría de Cultura y Turismo, agente colaborador de Inteligencia Militar, instructor de artes marciales, pero al parecer disidente de la escuela represiva de Alvarez Martinez.

14 de enero 1988

  • Miguel Ángel Pavón, asesinado, dirigente del Comité para la Defensa de los Derechos Humanos en Honduras.
  • Moisés Landaverde, asesinado, maestro ejemplar y artista de teatro.

7 de febrero de 2000

  • Jairo Ayala, asesinado, miembro del SITRAINA, educador laboral que impulso la organización de las trabajadoras de la maquila, contribuyendo a la creación de nuevos sindicatos.
Publicado el Sin categoría | Etiquetado

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>