MANIFIESTO AL PUEBLO HONDUREÑO

1. El actual sistema politico, economico y social del país, se encuentra en un franco deterioro y agotamiento historico, por la incapacidad de la clase dirigente de solucionar los ingentes problemas que vive la nacion hondureña, mas bien, han promovido por años la inequidad, la ineficiencia, la corrupción y favoreciendo a unos pocos privilegiados, a costa de sacrificio de la clase media y las grandes mayorías, que viven sumidas en la pobreza y la falta de oportunidades.

2. Este debate, a ratos superficial, confrontativo y circense, ha puesto de manifiesto la necesidad impostergable de darle contenido real a una verdadera democracia participativa, que consigna nuestra Constitución de la Republica en su Articulo 5, derecho fundamental ciudadano y esencial, que ha sido negado invariablemente a lo largo de nuestra historia.

3. Reconocemos en la iniciativa del Presidente, cuyas verdaderas motivaciones siguen siendo confusas, una apertura que puede abrir nuevos caminos para la democratizacion de la sociedad hondureña, pero observamos una incoherencia entre el discurso y los hechos, misma que tendria mayor credibilidad, si el Gobierno, se mostrara mas eficiente, honesto y comprometido en solucionar de manera eficaz, los problemas asociados a la crisis economica y fiscal, la inseguridad ciudadana, la narco-actividad, la educación, la salud, la inseguridad energetica y alimentaria asi como los magros resultados de la ejecución de la Estrategia para la Reduccion de la Pobreza.

4. Muchos sectores de la clase politica tradicional y emergente, de la empresa privada y de la sociedad civil, que se oponen a los cambios, han sido igualmente responsables del atraso del pais, la impunidad, el fraude electoral, la debilidad de las instituciones democraticas asi como de la violación de los derechos y garantias constitucionales, interesados unicamente en mantener una aparente estabilidad que refrenda sus privilegios, poder y riqueza.

5. Consideramos valida y legitima la consulta popular enmarcada en el Estado de Derecho y la eventual instalacion de la Asamblea Nacional Constituyente, que elabore una nueva Constitución, la cual debe ser el resultado de un nuevo Pacto Social, que establezca las bases de una verdadera democracia participativa, con un proyecto nacional, pluralista, tolerante, incluyente, solidario, justo, democratico, soberano y profundamente humano, para alcanzar las profundas transformaciones que necesita Honduras..

6. La consulta popular debe ser el producto de un legitimo, amplio, libre y transparente proceso de participación ciudadana, sin manipulaciones de ninguna naturaleza y la integración de la Asamblea Nacional Constituyente, debe ser representativa de los diferentes sectores de la sociedad hondureña, sin el control de los grupos de poder, que han gobernado historicamente nuestra nacion.

Por MOVIMIENTO CONSENSO CIUDADANO:

Efrain Anibal Diaz Arrivillaga Ruben Palma Carrasco

Coordinador Nacional Secretario Nacional

Francisco Morazan
Froylan Roberto Ugarte Soto
Hector Longino Becerra
Samuel Zelaya
Martin Enamorado Caballero

Choluteca
Bernabe Quevedo
Gloria Guevara Bonilla
Gloria Martinez

Cortes

Pablo Bonilla
Sandra Bonilla

Olancho
Santos Aquileo Alvarez
Rene Gradiz

Ocotepeque
Luis Robles

Santa Barbara

Cleofás Enamorado Caballero

Tegucigalpa MDC, 22 de Junio, 2009

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>