México: Estudiantes mexicanos desaparecidos pueden haber sido torturados, asesinados y quemados

Se llegó a esa información después de las declaraciones de Martín Alejando Macedo Barreda, narcotraficante, y Marco Antonio Ríos Berver, pistolero de Guerreros Unidos, que confesaron haber asesinado a 17 normalistas, cuyos cuerpos fueron enterrados en fosas clandestinas. Uno de los líderes de la organización criminal, conocido como “El Chuky”, habría sido el autor intelectual de la ejecución de los estudiantes.

Otra revelación es que 30 miembros de la policía municipal preventiva de Iguala serían integrantes de Guerreros Unidos. Veintidós ya fueron detenidos. En la entrevista, Blanco informó también que en las fosas de Palo Blanco, en Iguala, hasta el momento se encontraron 28 cuerpos, que se encuentran en diferentes estados de descomposición, aunque todos hayan sido quemados antes de ser enterrados. Hasta ahora, sus identidades no fueron determinadas. Se realizarán pruebas de ADN para saber si se trata realmente de los estudiantes desaparecidos.
En los días 26 y 27 de septiembre, seis personas, entre ellas dos normalistas de la Escuela Rural Raúl Isidro Burgos, de Ayotzinapa, un jugador de fútbol y otros tres civiles, murieron durante tres ataques en la ciudad de Iguala, zona norte de Guerrero. Además de los seis muertos, en los ataques fueron heridas 17 personas y 43 estudiantes desaparecieron.

Blanco también informó que, hasta el momento, ya son 30 los detenidos por los casos de violencia, entre policías municipales y miembros del crimen organizado. El alcalde de Iguala, José Luis Abarca, también estaría involucrado. Pidió licencia del cargo y se encuentra prófugo.
Reunidos en Ayotzinapa, los dirigentes de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), alumnos de la Escuela Normal de Ayotzinapa y los familiares de los desaparecidos fueron convocados a Casa Guerrero, una de las sedes del gobierno estatal. Allí fueron recibidos por el gobernador, Ángel Aguirre. En protesta, los estudiantes dejaron la reunión, pero los secretarios generales de la CNTE exigieron que en la identificación de los restos mortales participe el célebre equipo de forenses argentinos.
Por su parte, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), de la Organización de Estados Americanos (OEA), solicitó la adopción de medidas cautelares en favor de los estudiantes de la escuela rural Raúl Isidro Burgos. La Comisión considera que los 43 estudiantes desaparecidos y los estudiantes heridos, actualmente en el hospital, se encuentran en una situación de gravedad y urgencia, puesto que sus vidas e integridad personal estarían amenazadas y en grave riesgo.

Fuente: http://site.adital.com.br/site/noticia.php?lang=ES&cod=82794

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>