“Movimiento popular desperdicia su tiempo maquillando el sistema capitalista”

A pesar de las constantes luchas por el respeto a los derechos humanos y por mejores condiciones de vida, hasta hoy el movimiento popular hondureño no ha tenido participación activa frente a los procesos electorales. Aunque un alto porcentaje de personas se abstienen de votar y una minoría dirige la mirada hacia los partidos emergentes, son los liberales y nacionalistas quienes se turnan en el poder.

Carlos Amaya, coordinador del Partido Socialista de los Trabajadores (PST) y dirigente de la Asamblea Popular Permanente (APP), considera necesario la discusión del bipartidismo a partir de la Coordinadora Nacional de Resistencia popular (CNRP), institución que agrupa los espacios unitarios de diferentes regiones del país.

El dirigente del PST que participó en un conversatorio de la CNRP desarrollado el pasado fin de semana en San Pedro Sula, expresó que el bipartidismo en Honduras se encuentra crisis y que el problema de fondo es el sistema capitalista. Propuso que el movimiento popular levante una política sobre los procesos electorales y el modelo económico.

“Cuando salimos a las calles nos quedamos roncos gritando azules y colorados en el pueblo se han cagado y después vienen las elecciones y algunos dirigentes van a sumarse a las mesas para llevar el control de las votaciones de estos dos partidos” lamentó Amaya, a la vez que planteó que la CNRP oriente una campaña a la no participación del pueblo en el proceso interno de los partidos Liberal y Nacional.

El PST propone la realización de una campaña para que el pueblo no participe en las elecciones internas del próximo 16 de noviembre.

Las elecciones internas que han sido presentadas como un proceso obligatorio de carácter nacional que incluyen hasta el financiamiento por parte del Estado. Las contrarreformas aprobadas en el Congreso Nacional a principios de año ponen en juego miles de millones de lempiras en beneficio de los partidos políticos sobre todo el Liberal y Nacional.

El Movimiento popular desperdicia su tiempo maquillando el sistema capitalista y apoyando a los sectores más progresistas de la burguesía hondureña, pues hasta hoy de nada han servido los esfuerzos realizados.

Durante décadas las organizaciones populares “hemos estado atrás de la izquierda liberal representada por un Jorge Arturo Reyna y Carlos Roberto Reyna que cuando llegaron al poder fueron los verdugos del movimiento campesino. En la década del 50 y del 60 eran abanderados de la reforma agraria integral al estilo cubano” aseveró Amaya.

El dirigente de la APP asegura de los nuevos izquierdistas del partido liberal no son más que unos oportunistas como es el caso Patricia Rodas, Milton Giménez y todos los que el pueblo conoce y que se encuentran atrincherados en el poder ejecutivo.

Por tal razón afirma que una de las tareas del pueblo hondureño y en particular del movimiento popular es la ruptura de los partidos tradicionales y apostarle a la lucha en el terreno político a través de la propuesta de independencia de clases para el lanzamiento de candidaturas con programas de gobierno que incluyan el cumplimiento de los doce puntos priorizados por la CNRP.

El programa de gobierno debe surgir de las asambleas del movimiento popular “y consideramos que la más práctica sería a través del espacio que tiene el Partido Unificación Democrática. Aunque hay otras opciones que podrían ser candidaturas independientes, tal como está planteada la Ley es totalmente inviable y lo que nos interesa es que avancemos en la independencia de clases a través de las luchas cotidianas del pueblo”, puntualizó el dirigente popular.

Gerey

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>