No hay señales de vida en la negociación del salario mínimo

Así como van las negociaciones para incrementar el salario mínimo se espera un duro golpe contra los trabajadores.

La comisión fue integrada el 11 de diciembre por tres representantes del gobierno, tres de la empresa privada y tres del sector obrero, uno por cada central.

Los empresarios siempre buscan pretextos para no incrementar el salario de los trabajadores de acuerdo a sus necesidades. La división de las centrales obreras hace más fácil que logren sus propósitos.

Los representantes obreros en las negociaciones ya se acostumbraron a llegar sin una propuesta definida de beneficios para la clase trabajadora, a pesar que en sus decisiones descansa el bienestar de miles de familias sobreviven con bajos salarios.

Hasta el 8 de enero los obreros oficializaron su propuesta de incrementar en 30 por ciento al salario mínimo, congelar el costo de la canasta básica, estabilizar el precio de los combustibles y no incrementar las tarifas de los servicios públicos.

Le ley establece que el salario mínimo debe revisarse en diciembre para que el incremento comience a pagarse en enero. Es costumbre que estas negociaciones se alarguen hasta por seis meses, y cuando se logra la concertación el aumento ya ha perdido su valor adquisitivo. Además, muchos empresarios se resisten al pago del reajuste en forma retroactiva.

Actualmente el salario mínimo es de 2,469 lempiras mensuales.

Empresa Privada

Los empresarios han planteado que debe desaparecer el salario mínimo y rechazaron totalmente cualquier incremento y menos que se haga retroactivo. Solicitaron dar por agotadas las negociaciones.

Jesús Canahuati, Vicepresidente del Consejo Hondureño de la Empresa Privada (COHEP), propuso que los salarios se paguen en base a la productividad y competitividad, sin ninguna ley.

Argumentó que la Ley del Salario Mínimo está desactualizada y pone en riesgo que la inversión extranjera se aleje del país o que la establecida, emigre a otro lugares mas atractivos.

El 23 de enero los empresarios solicitaron la finalización de las negociaciones y que sea el gobierno quién determine el porcentaje de incremento para el presente año.

En la negociación anterior los empresarios argumentaron que el salario mínimo no podía ser aumentado porque repercutiría negativamente en el gasto corriente del estado, debido a que el Estatuto del Médico Empleado estaba ligado a esa variación.

No obstante el Congreso Nacional derogó el mecanismo que favorecía a los médicos y los empresarios ahora se basan en el decreto legislativo que supuestamente congela los precios de la canasta básica, arguyendo que con el congelamiento de precios es suficiente.

Gobierno

La Secretaría del Trabajo y Previsión Social, elaboró un estudio socioeconómico que fue entregado a los negociadores, en el cual recomienda ajustar el salario mínimo basado en un 5.8 por ciento.

El incremento al salario mínimo se realiza en base a un costo de la canasta básica de 3,552.60 lempiras al mes, 118.42 diarios. Con el salario mínimo una obrera de maquila sólo se compra un 60 por ciento de la canasta básica, mientras que un jornalero agrícola apenas le alcanza para un 41 por ciento.

Para llegar al costo de la canasta básica el aumento tendría que ser de 36.12 diarios, o sea 1083.60 lempiras al mes, cifras y proyecciones que son parte del contenido del estudio realizado por el gobierno para la revisión del salario mínimo del 2004.

Según el gobierno un incremento al salario mínimo beneficiarían alrededor de 500 mil trabajadores.

Obreros

La propuesta de los obreros de incrementar un 30 por ciento al salario mínimo es parámetro inicial que puede ser flexibilizado al obtener otras conquistas como la estabilidad en el precio a los servicios públicos, los carburantes y sobre todo los productos de la canasta básica, informó Dinora Aceituno, representante de la CTH..

Por su parte Armando Galdamez, miembro de la Fesitranh, dijo que en este tipo de negociaciones los empresarios siempre se quejan y buscan argumentos para no darles este beneficio a los trabajadores, en cambio ellos han sido favorecidos por el gobierno al condonárseles millonarias deudas, reducción en el pago de impuestos y rebajas en los aranceles.

Sostuvo que un trabajador para vivir decorosamente necesita ingresos de 300 a 400 lempiras diarios y que actualmente únicamente recibe 82, pero lastimosamente el gobierno y los empresarios siempre realizan misas negras en contra de los obreros cuando se negocia el salario mínimo.

Centre
Integrantes de la Comisión Negociadora del Salario Mínimo centre
Sector Empresarial

Jesús Canahuati
Abraham Benneton Ramos
Mario Nufio Gamero
Sector Obrero
German Castro Romero, CGT
Reyna Dinora Aceituno, CTH
Baudilio Andara, CUTH
Rafael Octavio Su

Por el Gobierno
José Bernardo Mejía
Ismael Mendoza Ayala

2.8 millones PEA
1 millón empleo formal
1.8 economía informal o desempleado.

841 mil desempleados 770

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>