Pablo Milanés

La Vida No Vale Nada
Pablo Milanés

“La vida no vale nada
si no es para perecer
porque otros puedan tener
lo que uno disfruta y ama.
La vida no vale nada
si yo me quedo sentado
después que he visto y soñado
que ne todas partes me llaman.
La vida no vale nada
cuando otros se están matando
y yo sigo aqui cantando
cual si no pasara nada.
La vida no vale nada
si escucho un grito mortal
y no es capaz de tocar
mi corazón que se apaga.
La vida no vale nada
si ignoro que el asesino
cogió por otro camino
y prepara una celada.
La vida no vale nada
si se sorprende otro hermano
cuando supe de antemano
lo que se le preparaba.
La vida no vale nada
si cuatro caen por minuto
y al final por el abuso
se decide la jornada.
La vida no vale nada
si tengo que posponer
otro minuto de ser
y morirme en una cama.
La vida no vale nada
si en fin lo que me rodea
no puedo cambiar qual fuera
lo que tengo y me ampara.
Y por eso para mi
la vida no vale nada.”

Yo Pisaré las calles nuevamente
PABLO MILANES
CUBA

Yo pisaré las calles nuevamente,
de lo que fue Santiago ensangrentada,
y en una hermosa plaza liberada,
me detendré a llorar por los ausentes.

Yo vendré del desierto calcinante
y saldré de los bosques y los lagos
y evocaré en un cerro de Santiago
a mis hermanos que murieron ante él.

Y unido al que hizo mucho y poco,
al que quiere la patria liberada,
dispararé las primeras balas,
más temprano que tarde sin reposo,
retornaran los libros, las canciones,
que quemaron las manos asesinas.
renacerá mi pueblo de su ruina,
y pagarán su culpa los traidores.

Un niño jugará en una alameda
y cantará con sus amigos nuevos,
y ese canto será el canto del suelo,
a una vida cegada en La Moneda.

Yo pisaré las calles nuevamente,
de lo que fue Santiago ensangrentada,
y en una hermosa plaza liberada,
me detendré a llorar por los ausentes.

SI EL POETA ERES
PABLO MILANÉS
CUBA

Si el poeta eres tú
como dijo el poeta
y el que ha tumbado estrellas
en mil noches de lluvias coloridas eres tú
que tengo yo que hablarte comandante,
Si él que asomó al futuro su pérfil
y lo estrenó con voces de fusil fuiste tú
guerrero para siempre, tiempo eterno
que puedo yo cantarte comandante.
En vano busco en mi guitarra tu dolor
y en mi jardín ya todo es bello, no hay temor
que puedo yo dejarte comandante
que no sea cambiar mi guitarra por tu suerte
o negarle una canción al sol, o morir sin amor
que tengo yo que hablarte comandante,
si el poeta eres tú
como dijo el poeta
y el que ha tumbado estrellas
en mil noches de lluvias coloridas eres tú
que tengo yo que hablarte comandante(e)e-e . . .

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>