Plan Nacional Solidario de empleo una amenaza contra el derecho a la estabilidad Laboral

Un proyecto de decreto de empleo temporal anti-crisis pretende ser aprobado por el régimen de Porfirio Lobo con el argumento de mejorar los niveles de empleo y el grave decrecimiento económico que enfrenta el país agudizado después del golpe de estado de junio del 2009.

Hace una semana funcionarios del gobierno, la cúpula empresarial, activistas y organizaciones afines a Porfirio Lobo intentaron montar un evento en un lujoso hotel en la norteña ciudad de San Pedro Sula para socializar la propuesta de ley, acto que fue desbaratado por organizaciones obreras, de mujeres, y miembros pertenecientes al Frente Nacional de Resistencia Popular que acudieron para manifestar su rechazo acusándoles de ser ellos los causantes de la crisis y que ahora pretenden recuperar sus pérdidas económicas con el financimiento del golpe de estado, atentando contra los derechos laborales de la población trabajadora.

Un comunicado entregado al Congreso Nacional esta semana por las tres centrales obreras, la Confederación Unitaria de Trabajadores de Honduras (CUTH), la Central General de Trabajadores (CGT) y la Confederación de Trabajadores de Honduras (CTH) indica que “La crisis del sistema del actual modelo deben pagarla quienes lo generaron y no los pueblos”.

El proyecto de decreto, que pretende implementar el trabajo temporal por horas y no por jornada, reduciría la jornada semanal de trabajo y baja el salario mínimo . Anula el artículo 328 del Código Laboral, que obliga a los patronos a pagar la jornada semanal de trabajo completa. Los trabajadores dejarán de percibir un salario suficiente que cubra las necesidades de su hogar, explican.

Según el documento de la propuesta de decreto el programa anti- crisis tiene calificación de urgencia social, con duración de treinta y seis meses a partir de su aprobación y podría ser prorrogable dependiendo de los resultados del mismo y de las condiciones de la economía.. Bajo este programa las empresas podrían contratar de manera temporal hasta un 40 por ciento del total de las planilla de empleados y empleadas y pagarles hasta un 30 por ciento de su salario base en especie.

Para las organizaciones obreras una ley de este tipo a lo que viene es, a generar mayores índices de violencia, represión, inseguridad e inestabilidad. Con esta ley se dan al traste con las conquistas logradas en Honduras hace ya cincuenta años.

Dunia Montoya
Comun-Noticias
Jueves 15 de julio 2010

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>