Pobladores de Zacate Grande rechazan ser depredadores

El 25 de enero aparece una publicación en diario El Heraldo acusando
a los pobladores de Zacate Grande de haber “descombrado cientos de
hectáreas de manglar y otras especies de plantas que están dentro de
la isla” atribuyendo la denuncia al señor Nelson Javier Pavón quien
afirma, según el rotativo, “que el último daño que hicieron estas
personas fue descombrar unas 4 hectáreas de mangle para la
construcción de unas lagunas camaroneras que luego fueron abandonadas
en el sector de El Curil”. La misma denuncia fue transmitida por el
telenoticiero Abriendo Brecha y al día siguiente por Noticias del
Diez y por diario La Tribuna el 28 de ese mismo mes en la cual se
menciona que “la destrucción del mangle a afectado el
suministro de agua dulce en la zona” señalando que “ahora la gente
que vive en el área de destrucción, específicamente de la comunidad
El Curil acarrea el agua desde otro lugar”.

Curiosamente el mismo 25 de enero, en el diario La Tribuna aparece
una columna escrita por el señor Ramón W Nuila en la cual se
destacan los atributos de la isla, señalando a nosotros los
pobladores de Zacate Grande de dedicarnos “a la deforestación
indiscriminada del bosque y del manglar, así como a la pesca ilegal,
donde utilizan trasmallos y dinamita, ocasionando serios problemas
ambientales, en zonas antes ricas en fauna marítima”. Agregando
además que “donde hace 20 años se miraban grandes cantidades de
lugareños afanados en pescar, ahora son lugares pobres que han
obligado a la migración de estos pescadores”

En este mismo artículo el señor Nuila ubica a Miguel Facussé como
defensor y salvador de la isla afirmando que éste “ha desarrollado
en esa zona de forma exitosa y tangible un programa de reforestación
y reproducción de fauna silvestre en peligro de extinción, conocido
como la estación biológica Dinant”. Agrega además que la corporación
Dinant firmó un convenio, con las autoridades públicas cuyo objetivo
primordial es “el decomiso de fauna”, convenio que la población
desconoce.

El citado artículo concluye con la siguiente interrogante ¿Cuándo
harán algo los funcionarios de la COHDEFOR, la Fiscalía del ambiente
y de la SERNA para combatir la deforestación y los incendios
forestales…? Señalando que “no hacer nada, como ocurre actualmente,
es volverse cómplice de esos delitos”.

Ante esta evidente campaña de desinformación nos vemos obligados a
aclarar lo que en realidad está pasando en nuestra isla.

1. En la búsqueda de alternativas de subsistencia, diecinueve
familias de la comunidad Puerto Grande está trabajando –trabajos que
en ningún momento han sido abandonados- en la construcción de una
laguna para el cultivo de camarón en un playón llamado El Curil
lugar donde antes hubo explotaciones de sal a raíz de lo cual esta
área quedó sin vegetación, estando únicamente una reducida parte del
playón cubierta con maleza de unos 50 centímetros de alto y no por
bosque como afirman las publicaciones de los diarios y noticieros
antes citados las cuales acuñan con imágenes, que quizá pertenecen a
algunos de los tantos predios que los potentados del Club de Coyolito
han deforestado en nuestra isla y que curiosamente dichos medios no
han denunciado.

2. Llama la atención que el denunciante haga referencia a los
habitantes de la comunidad El Curil afirmando que a raíz de la
deforestación éstos “acarrean agua desde otro lugar” lo que muestra
el desconocimiento de la zona y la mala intención del referido
denunciante pues el Curil es una zona deshabitada pues aquí no vive
ni una sola persona.

3. La denuncia también acusa a los pobladores de deforestar
cientos de hectárea de bosque cuando en realidad lo que los
pobladores hacen es trabajar en los predios que desde hace décadas
vienen dedicando a actividades agrícolas propias de la población para
asegurar el sustento de las familias pues de lo contrario tendrían
que delinquir o emigrar de la zona dejando nuestros terrenos a los
integrantes del Club de Coyolito.

Frente a semejante desinformación citamos algunos hechos para que el
pueblo juzgue quiénes son los verdaderos depredadores en Zacate
Grande.

1. En 1999 Miguel Facussé deforesto aproximadamente 12 hectáreas
de bosque de mangle y en Septiembre del 2005 cercó una ñanga de 20
hectáreas en La Joya, que era fuente de alimento para los pobladores.

2. Actualmente Fredy Nasser tiene brechado unas 100 hectáreas de
ñanga lo que indica la posibilidad de que derribe el bosque manglar.

3. Fredy Nasser está abriendo profundos canales en tierra firme
para que entre el agua salada y convertir las gaviotas en una isla lo
que seguramente va ha salinizar los pozos de agua dulce y como se
fuera poco esta persona cortó unos 2000 árboles en este mismo lugar
en el 2006.

4. Utilizando tractores en octubre del 2006 fueron deforestadas
unas 40 hectáreas en los terrenos que antes estaban en posesión de
Dagoberto Hode. Todavía pueden verse los gruesos troncos de carreto.
Nosotros desconocemos quien lo hizo, pero curiosamente los que ahora
injustamente nos denuncian se llaman al silencio.

5. En diciembre del 2007 Marco Tulio Gutiérrez deforestó un
predio de aproximadamente 5 hectáreas de bosque dulce en el cerro
frente a coyolito con el pretexto contradictorio de reforestar
después.

Los hechos antes citados son los más recientes pero efectivamente
como bien lo señala Nelson Javier Pavón “la mano criminal del hombre”
se hizo presente en Zacate Grande, pero con la llegada de los ricos y
famosos del Club de Coyolito, quienes entre sus primeras acciones
realizaron lo siguiente:

1. Hace unos veinte años Miguel Facussé construyó un relleno
para unir con tierra firme la Isla Tigritos que le arrebató a las
comunidades de Zacate Grande.

2. Hace unos 20 años Miguel Facussé se llevó la arena de playa
Julián para mejorar la playa de la Virgen que quitó a las comunidades
y que ahora la maneja como propiedad privada.

3. Casería indiscriminada de venados y garrobos por parte de
Miguel Mauricio facussé el hijo de Miguel Facussé

4. A lo antes señalado se suma la gran destrucción del bosque de
mangle provocada por los Talavera para la construcción de unas 15
lagunas de camarón de lo cual tampoco hablan los rotativos que
presentan tales denuncias. .[1]

Como movimiento estamos concientes de que el bosque y la fauna son
parte de nuestro patrimonio y por ello, somos y debemos ser los
primeros interesados en defenderlos. En este sentido, coincidimos
plenamente con el señor Nuila, cuando él se pregunta Cuándo harán
algo los funcionarios de la CODEFOR, la Fiscaliza del ambiente y de
la SERNA para combatir la deforestación y los incendios forestales y
señala que “no hacer nada, como ocurre actualmente, es volverse
cómplice de esos delitos”. Solo que quienes deberían ser investigados
y sancionados son estos señores del club de Coyolito, pues ellos son
los verdaderos depredadores de Zacate Grande. Además de deforestar
construyen grandes casas y muelles dentro del mar impidiendo el paso
e impidiendo a los pobladores la libre circulación pues si se acercan
son amenazados por los vigilantes que están fuertemente armados hasta
con fusiles AK 47

Por ultimo, quisiéramos señalar que no nos extrañaría que tales
publicaciones sean parte de una campaña orquestada por Miguel Facussé
y sus socios del Club de Coyolito para justificar una futura
represión contra la dirigencia del movimiento que lucha por conservar
la propiedad de la tierra de la cual estos señores quieren
apropiarse.

Dado en Zacate Grande a los 20 días de febrero del dos mil ocho.

[1] Todas estas cantidades son aproximadas pues estos señores
impiden el acceso a estos predios a pesar que siempre nos han
pertenecido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>