Por temor a represalias obreras no denuncian atropellos en las maquilas

Rodríguez aseguró desconocer los motivos que tienen los obreros(as) de las maquilas para no quejarse por la violación de los derechos laborales, “no sabemos porque la gente no denuncia los atropellos, porque la mayoría de las denuncias están relacionadas con problemas de la policía Preventiva, Corporaciones Municipales y del Poder Judicial.
Dijo que es necesario trabajar un poco más en el tema laboral porque en Honduras y sobre todo en Santa Bárbara no existe la cultura de la denuncia por parte de las mujeres y hombres que trabajan en diversas fabricas maquiladoras.
Aseguró que en los próximos días coordinará con la Secretaría del Trabajo, para que el Conadeh pueda realizar las inspecciones sobre las violaciones al derecho de los trabajadores “y tenemos que coordinar con la Inspectorìa del Trabajo debido a que La Ley nos inhibe o prohíbe entrar a las empresas privadas debido a que ya existe una instancia competente” expresó la Delegada del Comisionado.
Informó que a finales del año anterior el Conadeh realizó capacitaciones sobre derecho laboral en la fabrica S de Honduras, ubicada en el barrio Gualjoco de Santa Bárbara. Sin embargo, las obreras todavía no se atreven a denunciar los atropellos por temor a represalias de su patrono. “Tengo tres años de trabajar en la fábrica, pero no tengo ningún beneficio porque mis contratos solo duran dos meses, dejo de trabajar una semana y vuelvo a firmar un nuevo contrato”, manifestó una trabajadora de la fabrica S de Honduras, que omitimos su nombre para evitarle problemas.
La obrera aseguró que gana 1090 lempiras a la semana y que nunca ha recibido un aumento salarial, trabaja en horarios de 7 de la mañana a 6 de la tarde en la elaboración de camisetas. Su meta de producción es de 18 mil piezas semanalmente.
Por su parte Elizabeth Mancia, ex obrera de la misma empresa, asegura que los ejecutivos de la fábrica no respetan los derechos laborales, en cierta ocasión los obreros trataron de organizar un sindicato y en represalia todos fueron despedidos. Confirmó que solo los trabajadores permanentes gozan de algunos derechos y que los de contrato solo reciben el salario. Los trabajadores no gozan de los beneficios del seguro social.
La ex obrera recuerda que en muchas ocasiones ella y sus compañeros recibieron malos tratos porque el jefe se enojaba, tiraba piezas, gritaba y ejercía demasiada presión en el trabajo. Cuando iban al baño y se pasaban de 5 minutos las iban a traer y les llamaban la atención.
Acusó a las autoridades del Ministerio del Trabajo de no cumplir con la función de garantizarle a los trabajadores el respeto a sus derechos laborales, “y en el Comisionado de los Derechos Humanos uno no denuncia por miedo a perder el trabajo” detalló, la ex obrera de S de Honduras. Gerey

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>