Pronorsa enfrenta demanda por despido de trabajador sin el pago de prestaciones

Alemán que desde el 23 de julio del 2003 se venía desempeñando como vendedor comisionista, fue despedido por la compañía, propiedad de Cargill, el 16 de junio del 2007, víctima de en una auditoria de campo realizada por la empresa.

El trabajador asegura que durante laboró para PRONORSA, jamás había tenido problemas disciplinarios “en esas auditorías si me encontraron algunas diferencias, pero no eran fallas graves como para despedirme sin prestaciones”, lamenta el afectado.

Asegura que la pérdida de su empleo sin el pago correspondiente de sus prestaciones le ha provocado dificultades para cumplir con los compromisos familiares, especialmente lo relacionado a la alimentación, la educación de sus hijos y el pago de la mensualidad de una casa que días antes había adquirido.

Afirma que situaciones como ésta únicamente les sucede a los empleados de bajo rango, pues cuando despiden a ejecutivos, no importando la causa, siempre les dan su dinero.

El despido fue notificado por el supervisor Arnol Henríquez, quien fue el encargado junto al personal de crédito de practicar la auditoria y de llevar el finiquito para que lo firmara Alemán. No obstante, el documento no fue rubricado porque el trabajador consideró que la cantidad que le ofrecían en concepto de prestaciones no era la correcta.

La situación también fue conocida por el gerente de ventas, Alexis Hernández, quien al platicar con el trabajador le preguntó que porqué andaba haciendo cosas ilícitas. “ellos también me acusaban de que yo andaba robándole a los clientes y eso no lo pueden probar porque no es cierto. El me quiso intimidar tocando mi integridad sin tener fundamentos y eso me molestó mucho”, señaló Melvin Josué.

El empleado de Pronorsa acudió a las oficinas del Ministerio del Trabajo para que le hicieran el cálculo de sus prestaciones, luego contrató los servicios profesionales del abogado Salvador Espinoza, quien lo representa en la demanda laboral. Según cálculos de la Secretaría del Trabajo a la fecha del despedido las prestaciones de Melvin Alemán alcanzaban los 137 mil lempiras. La empresa únicamente le ofrecía 15 mil, informó el trabajador.

El juicio se ventila en el Juzgado del Trabajo de San Pedro Sula, pero el gerente general, José René Reyes Orellana, no ha comparecido a ninguna de las citas que le han librado.

Los vendedores de Pronorsa entran a las 5.30 de la mañana y salen entre 5 ó 6 de la tarde en temporada normal. En tiempo festivo la jornada se alarga hasta las diez de la noche, Melvin Alemán devengaba como salario ordinario 1500 lempiras, el resto eran comisiones y bonos.

Referencias
El año pasado Cargill Honduras, propietaria de Pronorsa recibió de la Fundación Hondureña de Responsabilidad Social Empresarial (FUNDAHRSE), el Sello de Empresa Socialmente Responsable, según ellos después de realizar una auditoría a sus prácticas empresariales, donde tomaron en cuenta la calidad de vida laboral, entre otros ejes temáticos.

La empresa se dedica a la producción de carne de pollo y salchichas a través de Sun Valley Central América. La planta de procesamiento comenzó en 1973, con una producción inicial 2.500 pollos por día, actualmente mantienen capacidad de 105.000 aves diarias.

Gerey

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>