¿QUE ES UN SALARIO PARA VIVIR?

Es interesante el hecho que muchas compañías líderes en la industria de la confección de vestido y calzado como; GAP, Fruitof the Loom, Nikey Reebocketc. estén tratando de mejorar sus condiciones de trabajo y aumento de salarios a los miles de trabajadores y trabajadoras a través del mundo, pero realmente este esfuerzo no está produciendo los resultados que las y los trabajadores esperan y necesitan realmente.
Como lo señala el Reverendo David Schill-ing, del Centro Interfé sobre Responsabilidad Empresarial de los EE. UU., “una fábrica puede ser limpia, bien organizada y monitoreada, (que este siendo controlada) pero a menos qué se pague a los trabajadores un salario para vivir sostenible .(que pueda darle todas las facilidades para vivir), sigue siendo un taller del sudor.”
Los salarios de pobreza son el problema fun­damental que descansa en todos los abusos de explotación. Aún cuando las empresas mejoren las prácticas de salud y seguridad y eliminen las horas extra obligatorias, los trabajadores mal pagados siguen siendo forzados a trabajar largas horas, excesivas e insalubres, para simplemente poder satisfacer las necesidades básicas para sí mismo y sus familias.
Es significativo pues, que “el salario para vivir” haya sido uno de los obstáculos mayores que atrasaron el acuerdo en la Alianza de la Industria del Vestido en las negociaciones por un código de conducta multiempresa, el monitoreo global y un sistema de certificación.
El acuerdo de la Alianza del 2 de noviembre pasado, que compromete a las empresas a pagar el salario mínimo o el salario vigente en la industria, y no un salario para vivir, ha causado una seria división entre los participantes laborales, religiosos y de ONGs en la Alianza.

A pesar de la resistencia de las empresas norteamericanas del vestido al concepto de un salario para vivir, algunos códigos de conducta europeos contienen previsiones al respecto.
En 1996, la Federación Internacional de Asociaciones de Fútbol (FIFA), se unió a un código de conducta en la producción de pelotas -de fútbol y otros productos bajo su licencia, que incluía una cl4usula sobre salario para vivir.
En Holanda, las asociaciones de la industria del vestido, junto con organizaciones sindicales y no gubernamentales lograron un acuerdo sobre una cláusula que garantiza un salario para vivir en su Carta de Comercio Justo de Prendas de Vestir.
Un modelo de código desarrollado por la Confederación Internacional de Organiza­ciones Sindicales Libres (CIOSL) utiliza el lenguaje siguiente al definir el salario para vivir:
Los-salarios y beneficios pagados aun trabajador común deberán ser iguales al menos a los estándares mínimos legales o de la industria y siempre deberán ser suficientes para satisfacer las necesidades básicas de los trabajadores y sus familias y para otorgar algún ingreso discrecional.
¿Cómo se calcula un salario para vivir? Aunque el cálculo del salario para vivir en un país en particular se basa generalmente en encuestas de mercado de canasta famil­iar, basadas en el costo de bienes y servicios indispensables para satisfacer las necesidades básicas de un trabajador y su familia inmediata, existe desacuerdó sobre qué debe incluirse en la canasta y quién debe hacer el cálculo.
Los participantes en una Cumbre sobre el Salario para Vivir en Berkeley, California, definieron el salario para vivir como “el salario neto ganado trabajando el máximo legal de horas semanales de un país, sin exceder las 48 horas, que provea lo suficiente para satisfacer las necesidades de una unidad familiar típica (nutrición, indumentaria —vestido—, salud, educación, agua potable, cuidado de los niños, transporte, vivienda y energía) más la capacidad de ahorro (10% del ingreso).
Sin embargo, líderes laborales como Neil Kearney, Secretario General de la Federación Internacional de Trabajadores Textiles, de la Confección y el Cuero (ITGLWF), creen que se debe poner menos énfasis en desarrollar una fórmula universal para calcular el salario para vivir, dando mayor importancia a la consulta con los trabajadores sobre cuáles sori sus necesidades de vida, para ellos y sus familias.
¿Quién determina el salario para vivir? Un teína que no ha sido explorado lo suficiente por los activistas contra los abusos de la explotación del Norte es quién debe tener el derecho a determinar qué constituye un salario para vivir para los trabajadores del Sur. La forma en que respondamos a esta pregunta tendrá un impacto significativo sobre el derecho de los trabajadores del Sur a la negociación colectiva.
Si se da a los “expertos” del Norte que participan en los sistemas de monitoreo global y certificación el poder de determinar cuál es el salario para vivir, seguro que las empresas tratarán la cifra lograda como el salario máximo en vez de mínimo, el techo en.vez del piso. Y más aún, ¿qué habrá de motivar a los contratistas del Sur a negociar aumentos con sus empleados si una firma de auditoría del Norte ha determinado ya cuál es el salario apropiado?
Mientras que el llamado a las empresas a que paguen un salario para vivir según los estándares locales es una demanda legítima e importante, en último término son los trabajadores mismos lo que determinarán cuál es el salario para vivir. Para esto, sin embargo, necesitan tener el derecho a organizarse y a la negociación colectiva sin interferencia de la patronal o el gobierno.

Dentro de nuestra cabeza podríamos preguntarnos:
1. ¿Cómo podemos saber si un salario es justo?
2. ¿Quiénes lo determinan?
3. ¿Quiénes lo negocian?
4. ¿Cómo se podría calcular un salario justo en Honduras?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>