Se fuga el maquilador Nicolás Malouft Flefil

Malouff estaba preso por el delito de estafa en contra de Roberto Saybe Erick Katie Quienes invirtieron en Industrias Gala haciéndoles creer que poseía Bienes que ya habían sido traspasados, otras personas.

Saybe dice que invirtió 150 mil dolares porque Malouff, quien era el presidente del Consejo, de administración, le hizo creer que Gala era dueña de un terreno que luego resulto que ya se lo había vendido a un empleada llamado Henry Adonis Sánchez.

Como cómplices de la estafa se señala a Luís Ramón Malouff FIefil y la señora Azucena Margoth Rodríguez Villalobos.

Industrias Gala desapareció cuando se incendio hace varios años, cientos de trabajadoras quedaron sin empleo y algunas que tenían hasta 20 años de laborar no recibieron ni un centavo de prestaciones.

Malouff también ha estado en conflicto con la cooperativa Campesina Morazán, en El Progreso, Yoro, ha quienes se ha desalojado en varias ocasiones con la policía y guardias privados con la pretensión de despojarlos de unas 50 manzanas de tierra para construir allí una empresa maquiladora.

Malouff salio del presidio el 21 de junio con los custodios Olvin Mauricio Rodríguez y Erick Mejia, supuestamente

Iban para el hospital Mario Rivas, pero en realidad se dirigieron hacia el parque industrial de los Malouff en el municipio de Choloma. Supuestamente estaba en tratamiento porque padece del corazón, lo raro es que el medico que lo atendía andaba en Holanda.

Los custodios aseguran que a ellos nunca les dijeron que fueran al hospital, sino que les ordenaron ir a la maquila de los Malouff y que no era la primera vez que lo hacían desde las siete de la mañana y luego regresaban al presidio a las cuatro de la tarde.

En esta ocasión Nicolás Malouff entro a una oficina y varias horas después, cuando los guardias preguntarón por el, ya se había escapado por otra puerta. De acuerdo a un informe de la dirección de centros penales huyo por Corinto, hacia Guatemala, bajo el nombre de Jorge Alberto Contreras.

Fuente: Vida Laboral Edic. No 9 Julio de 2002

Publicado el Sin categoría | Etiquetado

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>