Sindicalistas, docentes y alumnos consideran que el problema podría agravarse ante las advertencias de la rectora

Las decisiones que podrían tomar las autoridades en relación a la reducción de salarios a trabajadores en paro o los tribunales capitalinos de enjuiciar a los huelguistas, podría agravarse más según empleados y alumnos universitarios consultados, porque esto no abona en nada a la solución del conflicto.

Las autoridades universitarias, maestros, un grupo de alumnos y sindicalistas, cumplirán mañana un mes de conflicto sin que hasta la fecha hayan indicios de solventar el mismo ante las posiciones antagónicas de las partes, sobre una serie de demandas formuladas contra los que dirigen la UNAH.

UN MES DE HUELGA
Desde el pasado 23 de febrero, el Sindicato de Trabajadores de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (Sitraunah) decretó un paro de labores de forma gradual, el cual, el martes de la semana anterior se decretó indefinido y con la suspensión total de clases y actividades administrativas.

El Sitraunah, que dirige René Andino, exige a las autoridades universitarias ()que encabezan la rectora Julieta Castellanos y el presidente de la Junta de Dirección, Olvin Rodríguez() negociar lo más pronto posible el décimo cuarto contrato colectivo, decisión que no se ha tomado “porque los sindicalistas persiguen mejoras salariales por encima de la realidad de la Universidad”, según la rectora.

En respuesta, Andino afirmó que sí hay dinero para cumplir con las exigencias de los trabajadores, prueba de ello es que en los últimos meses han contratado personas de forma irregular, con salarios arriba de los 50 mil lempiras mensuales.

A las exigencias del Sitraunah también se sumó la Asociación de Docentes de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (Adunah), ya que también son sindicalistas y exigen solución al conflicto.

PLAN DE ARBITRIOS
Dentro del Campus Universitario, cuyo problema inicial ya tocó las puertas del Congreso Nacional y el Poder Ejecutivo, desde donde algunos sectores han propuesto un cierre temporal de la UNAH, también los alumnos mantienen su propia huelga, ante las pretensiones de las máximas autoridades de reformar al plan de arbitrios.

Con estas reformas los alumnos tendrían que pagar más por matrículas, cambio de carreras, adiciones y retiro de clases, así como gastos de graduación, lo que “sería un inminente golpe al bolsillo de los alumnos y padres de familia al pagar más, lo cual no se permitirá porque la educación es gratuita según la Constitución de de la República”, expresó el alumno Franklin Ordóñez.

El entrevistado agregó que tampoco permitirán el cierre de la máxima casa de estudios, “porque esta es la universidad de los pobres y los que promueven de alguna manera un cierre temporal es porque quieren favorecer a las universidades privadas”.

“Si las autoridades no tienen la capacidad de solventar estos conflictos, entonces vamos a exigir que las cambien, porque los más afectados son los alumnos y no podemos seguir perdiendo otro mes de clases”, dijo Ordóñez.

CIFRA
2,500 millones de lempiras es el presupuesto de la UNAH, según la rectora Julieta Castellanos.
67 mil son los estudiantes del Alma Máter.

DEMANDAS
Aprobar nuevo Contrato Colectivo
No modificar plan de arbitrios
No contratar más personal con sueldos elevados.
No cerrar la UNAH
Destituir a las autoridades superiores de la UNAH

OSMIN GARCÍA
Foto: TIEMPO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>