SOLIDARIDAD HUMANITARIA EN EL MUNDO DEL TRABAJO

La empresa y el personal contribuyen a financiar cirugías a colegas en riesgo

Glidan promueve acciones fraternales para salvar la vida de dos trabajadores

Río Nance, Choloma. Ornar Alexander Claros trabaja ron Gilda. Activewear, como operador en la planta textil.

El se encuentro en peligro por severas deficiencias cardiovasculares y su condición ha despertado lila acción solidaria en que tanto la empresa como su personal están respondiendo con fraternidad generosidad.
El caso de Omar es especial, una arteria que debió haberse cerrado cuando era niño sigue abierta, debido a problemas congénitos. La misma debe ser cerrada y para ello urge una intervención quirúrgica compleja y costosa.

Ni los hospitales del Seguro Social ni los de Salud Pública tienen los recursos para enfrentar esta situación médica, lo cual se verificó haciendo visitas incluso en Tegucigalpa. La operación cuesta 65.000 lempiras.
Omar es joven, casado y con tres niños pequeños a quienes desea heredar un futuro mejor. Ante la evidencia de que el sistema de salud pública no ofrece respuesta. Gildan ha puesto en marcha una campaña en la que se invita a todos los empleados que así lo deseen, a autorizar deducciones por planilla para formar el fondo que se requiere. Por supuesto la empresa también contribuirá a este proceso, con una aportación significativa que asegure el éxito de la campaña.

Otro caso
En Gildan no se duda que la campaña tendrán los mejores resultados tal como ya sucedió en el caso de Geovanni Lindo Madrid quien trabaja como auditor de calidad en la planta San José. El año pasado él enfrentó una fuerte dificultad médica cuando sufrió un severo infarto, del cual afortunadamente sobrevivió, pero para mejorar su salud necesitó una intervención de avanzada tecnología a un costo de 130,000 lempiras a fin de impedir que su corazón sufra otro ataque, pues podría ser mortal.

Tal cual sucede hoy en el caso de Omar, Gildan organizó una campaña de solidaridad para ayudar a Geovanni y recaudar los 130,000 lempiras.
Hoy Geovanni vive feliz con su familia y en excelentes condiciones de salud y, claro, sigue trabajando con nosotros.

Con todo, la infortunada circunstancia de ambos trabajadores ha ofrecido una oportunidad para mostrar el sentido de responsabilidad social de la empresa, así como el espíritu de solidaridad humana que une a todos aquellos que comparten una comunidad laboral.

Se aproxima el Día del Trabajo que conmemora el inicio de los procesos de cambio social y económico, y que ofrecen una oportunidad para profundizar la reflexión y el diálogo sobre el espíritu de cooperación que debe regir las empresas en la era del conocimiento. Por eso, es satisfactorio comunicar a nuestros empleados y a la comunidad, que los valores de justicia, solidaridad y bienestar compartido están presentes en el tejido cultural de nuestra organización. Continuaremos avanzando por esa vía para aportar nuestra cuota de servicio al progreso, teniendo presente no sólo los aspectos económicos de nuestro trabajo sino también, y de manera prioritaria, los aspectos sociales y ambientales que son garantía de desarrollo, prosperidad y paz.

Departamento de Comunicación
GlLDAN ACTIVEWEAR
Mayo, 2005

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>