SOLO REAJUSTE AL SALARIO MINIMOS SE HACEN EN LAS MAQUILAS

En la industria maquiladora en realidad nunca ha existido aumentos de salarios que impliquen incrementar los costos de producción, o que se esté compartiendo las riquezas obtenidas. Los empresarios han pagado mas o menos lo mismo a largo de los últimos diez años.
El salario ha cambiado de 20.65 lempiras en 1993 a 58.30 hasta el 30 de septiembre del 2000. El salario en lempiras se ha triplicado, pero como los maquiladores reciben sus pagos en dólares, al devaluarse el lempira ellos siguen invirtiendo lo mismo para pagar sus planillas.
El salario por hora ha estado entre 40 y 50 centavos de dólar, sin embargo en algunos periodos de devaluación acelerada el pago diario ha bajado hasta 37 centavos de dólar.
Con el aumento logrado de 150 lempiras a partir del primero de octubre el salario de 58.30 sube a 63.30 de lempiras las 8 horas. El equivalente en dólar será de 0.52 centavos la hora al cambio de 15 lempiras por un dólar. Cuando el dólar llegue a 16 por uno se pagará a 49 centavos de dólar la hora, apenas un centavo más de lo que se ganaba en enero del 2000.
En febrero del 2001 el acuerdo es que los obreros y obreras de la maquila ganarán 68.30 lempiras al dia, si el cambio se mantuviera a 15 por 1.57 centavos de dólar la hora. Lastimosamente, para febrero el lempira se habrá devaluado y cuando- llegúela 17 por uno otra vez el pago equivaldrá a 50 centavos de dólar la hora.
En los Estados Unidos el promedio salarial es de 9 dólares la hora, es decir que con el pago de una trabajadora de allá se podría pagar hasta 20 obreras hondurenas.

Desde luego que si aquí se pagara lo mismo que en Estados Unidos Tas empresas no vendrían.
Pero una cosa es ofrecer mano de obra barata y otra regalarla, puesto que los salarios de las obreras hondurenas sólo sirven para mantenerse en pie y continuar en el puesto de trabajo. Igual sucedía en el esclavismo: el amo le daba lo necesario para que el esclavo le continuara brindando sus servicios.
Los empleos con salarios de hambre no contribuyen al desarrollo de la nación, sólo al enriquecimiento de los dueños de la fábricas y los productos.
Así como los empresarios hondurenos cobran el alquiler de las naves y todos sus servicios en dólares, bueno fuera que también se hiciera para las trabajadoras. De lo contrario los aumentos de salarios serán nada mas aumento de billetes, pero cada vez de menos valor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>