Terrateniente mantiene una persecución feroz contra presidenta de Cooperativa Campesina en el Aguán

Ella es la presidenta de la Cooperativa en mención, afiliada a la Central Nacional de Trabajadores del Campo, CNTC, su lucha por la tierra está orientada a dejar un patrimonio para su descendencia.

Lo grave de la situación es que hay una evidente complicidad de la policía de Sabá, cuyos elementos acompañan a los empistolados que acosan y vigilan la casa de la denunciante.

“Ando durmiendo en el monte por temor porque hombres armados me siguen dondequiera que voy y llegan constantemente a preguntar por mí a la casa donde está mis hijos todos menores de edad”, dijo la luchadora campesina.

Relató que el 27 de enero de este año aproximadamente 100 militares y policías llegaron a la propiedad de la cooperativa. 21 personas fueron detenidas y encarceladas incluyendo a una menor de edad hija de Blanca Azucena.

“Desde ese día empezaron a seguirme y buscarme, Cesar Velásquez, hijo, se hace acompañar de 5 personas y ellos me andan persiguiendo tengo miedo que les vaya a pasar algo a mis hijos , porque todos son menores de edad, incluso tengo una hija de 11 años que tiene orden de captura”, denunció.

La persecución va en incremento, e día 01 de febrero cuando Blanca Azucena salió de Sonaguera hacia Sabá a sacar una solvencia municipal y se bajó del bus, un carro color gris le estaba esperando, viendo el peligro se subió a un taxi y quienes estaban en el carro siguieron su recorrido, por lo que decidió dirigirse a la municipalidad para pedir auxilio al alcalde Rey Martínez, de ese municipio, quien la protegió.

Las acciones de hostigamiento se remontan al 27 de septiembre de 2010 cuando los campesinos y campesinas de la Cooperativa Buenos Amigos, decidieron recuperar la tierra, allí habían 25 hombres armados del terrateniente Cesar Velásquez, quien pretendía hacerlos pasar como campesinos que defendían sus terrenos. Atrás de un tractos un compañero escuchó que los hombres habían decidido matarnos a mí , a Santos Ríos y Santiago Ríos.

El 31 de diciembre del año pasado hombres a quienes identificaron como sicaron llevaron a cabo un atentado contra la cooperativa, los hombres tenían pasamontañas e hicieron disparos contra los campesinos y campesinas.

A principios de enero de este año un trabajador de Cesar Velásquez lanzó el vehículo en que conducía contra ella y una de sus hijas menores, “el tipo me miró y se sonrió , siempre nos enseña pistolas y procede a amenazarnos a mí y a mis compañeros de la cooperativa campesina, su meta es matarnos según lo expresa constantemente”.

Agregó que las presiones son de todo tipo, primero empezaron las llamadas donde le decían que dejara el caso porque la iban a fregar,” como no dejé la lucha inició la presión con ofrecimientos de pago que según dicen van hasta 125 mil lempiras, y luego ya es para quitarme la vida “, manifestó la afectada.

Las constantes búsquedas que el terrateniente junto a policías hacían de ella, hizo que ella se presentara a los juzgados para averiguar si había orden de captura en su contra, en efecto está acusada de usurpación de tierras y otros delitos.

Una de sus hijas que tiene 11 años ha recibido llamadas, la menor también es buscada por hombres armados.

Otro hecho de persecución registrado ocurrió la noche del martes de esta semana cuando motorizadas se estacionaron frente de su casa, Blanca Azucena tuvo que huir por la parte de atrás de la casa debido a la sentencia de muerte que pende sobre su vida y la de sus hijos e hijas que suman nueve.

La denunciante llegó hasta el Comité de Familiares de Detenidos Desaparecidos en Honduras a denunciar el hecho el cual documentó ante la Coordinadora de Organizaciones Populares del Aguán, COPA.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>