TESTIMONIO DE OBRERAS HONDUREÑAS DESPIERTA INDIGNACION Y SOLIDARIDAD EN ESPAÑA

La verdad que se niegan a aceptar los empresarios y el gobierno en Honduras sobre el trabajo de las obreras en la maquila, fue conocida en España en la voz de Oneyda Hércules y Noerny Dubón, dos mujeres valientes que fueron invitadas por la organización Oxfam para promocionar la campaña Comercio con Justicia en ese país de Europa.
En el caso de Oneyda, quien comenzó a trabajar en las maquilas a los 14 años con papeles prestados, no puede encontrar trabajo en ninguna fábrica porque el año pasado con el apoyo de la Central General de Trabajadores intentó organizar un sindicato para pelear por condiciones más justas en la empresa coreana Sang Kyung, sin que hasta el momento le hayan pagado sus prestaciones.
Noemy es miembra del equipo de la Colectiva de Mujeres Hondurenas (CODEMUH), donde coordina el área legal y junto a sus compañeras mantiene el firme deseo de luchar para acabar con las injusticias que le tocó vivir durante trabajó en las maquilas y que enfrentan a diario miles de mujeres en el país.
Sus palabras fueron escuchadas y aplaudidas en el semina¬rio Moda y Trabajo, donde participaron empresas y sindicatos de la industria textil española, pero también compartieron sus vivencias en las aulas de la Universidad Complutense de Madrid en la jornada estudiantil Conectando Mundos.
Las dos obreras le contaron al pueblo español sobre las trampas que realizan las empresas ante los auditores externos y el temor que existe entre las trabajadoras para denunciar sus problemas; hablaron del maltrato hacia las mujeres embarazadas, de los bajos salarios y las largas jornadas, así como de la negación radical de las empresas para permitir la organización sindical.
Contrario a la reacción del gobierno hondureno que no muestra interés en cambiar esta realidad que pesa sobre la vida de las mujeres, en España la gente preguntaba ¿Qué podemos hacer para apoyarlas?

Un trabajo digno:
El reclamo compartido en España
Oneyda y Noemy llegaron a España de la mano de la Organización Ox-fam, quienes consideraron positivo el debate surgido luego de las exposiciones, aunque se trata de un primer paso en el largo camino que tienen que recorrer las empresas para asumir su compromiso de frenar los abusos a las trabajadoras
Para Isabel Tamarit, quien es miembra del departamento de estudios de Intermon/Oxfam la situación de explotación laboral tiene una serie de responsables muy claros; los consumidores, que obligan a las em¬presas a satisfacer la demanda de productos baratos; los gobiernos que aceptan la inversión extranjera bajo cualquier condición y las empresas que buscan ganar más y pagar menos.
Luego de escuchar la historia de las obreras hondurenas, más de 10 mil jóvenes españoles tomaron conciencia de esta situación al dar su propia opinión, proponer soluciones y escribir sus deseos de un mundo mejor en una “Manta de los Sueños”.
Este acto de esperanza sirve de aliento a los y las obreras de Honduras y del mundo, pero también es una protesta contra aquellos que con el sudor de los más pobres construyen grandes imperios de injusticia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>