Trabajadores de Seguro Social exigen el rompimiento de techos

La presidenta del Sindicato de Trabajadores del Seguro Social, Anabel Gómez, dijo que es necesario el rompimiento de los techos porque es la única manera de mejorar la calidad asistencial y aseguró que la huelga es una lucha justa para todos los trabajadores que necesitan una mejor institución como alternativa de salud.

Los manifestantes exigen que el techo de las cotizaciones sea elevado a los 2 mil lempiras en base a un 4.5 por ciento, lo que significa que los derecho-habientes tendrían que pagar noventa lempiras como aportación mensual. Actualmente el techo a las cotizaciones es en base a 600 lempiras, los trabajadores pagan el 3.5 por ciento que asciende a 21 lempiras mensuales y las empresas pagan el 7 por ciento que equivale a 42 lempiras.

Anabel Gómez informó que de acuerdo al acta firmada el 24 de agosto del año pasado la Junta Directiva, la Comisión Interventora, Empresario y Obreros, se comprometieron a elevar los techos de cotización a partir de enero de este año, ese acuerdo no ha sido cumplido por el gobierno ni los empresarios.

Llaman a suspender el paro.
El martes 27 de marzo la Ministra del Trabajo y la Presidenta de la Junta Directiva del IHSS, Rosa América Miranda, hizo un llamado a los trabajadores de la institución para que se reincorporen a sus labores.

La funcionaria manifestó que el rompimiento de techos a las cotizaciones ya es un hecho, porque existe buena voluntad en el Congreso Nacional para aprobarlo en los próximos días, por lo que el paro no tiene sentido.

Tres veces mayor es techo de cotización en El Progreso

Desde su fundación en 1985 el IHSS, ha mantenido un techo de cotizaciones de 2000 lempiras para las fábricas de Zip Porvenir, distribuidos el 3.5 % para los trabajadores y el 7 % para las empresas. En estas fábricas los trabajadores(as) deben pagar como aportación 70 lempiras y los patronos 140 lempiras, según información de la administración del Seguro Social de El Progreso.

Sin embargo las empresas maquiladoras han generalizado el cobro de un 4.5 por ciento en base a dos mil lempiras, por lo cual les deducen noventa lempiras al mes. Ello significa que el rompimiento de techo no cambiará en nada para las maquiladoras progreseñas.

Para el resto de las empresas el techo de cotización es en base a l,500 lempiras, con la misma distribución del 3.5 para los trabajadores(as) y el 7 % para los patronos, en estas empresas los trabajadores dan su aportación de 52.50 lempiras y los patronos 105 lempiras.

Los hijos de los trabajadores(as) de las fábricas de Zip Porvenir, reciben beneficios hasta 10 años de edad y los hijos de los empleados de otras empresas sus beneficios son hasta los 8 años.

Con las cotizaciones obrero-patronal se cubre la asistencia médica ambulatoria, hospitalización, medicamentos, cirugía, pago de subsidios, médicos generales, incapacidades entre otros.

(V.M., German Reyes)

Fuente: Vida Laboral Edic. # 5. Abril de 2001



Publicado el Sin categoría | Etiquetado

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>