Angel Manfredo Velasquez Rodriguez

Ángel Manfredo Velásquez Rodríguez nació en Langue, departamento de Valle el 11 de agosto de 1946. Sus padres fueron Héctor Augusto Velásquez y Estela Rodríguez.

Ángel Manfredo compartió sus años de infancia junto a 3 hermanas: Diana, Zenaida e Ilse Ivania y 3 hermanos: Juan Jacinto, Héctor Augusto y Jaime Mauricio.

Se graduó de Profesor de Educación Primaria y estudió economía en la Universidad Nacional Autónoma de Honduras, carrera que no pudo concluír. Se casó con Emma Guzmán y procreó 2 hijas: Nadia Waleska, Herling Lizzeth, Diana y Héctor Ricardo.

Durante el tiempo que estudiaba economía en la UNAH se convirtió en dirigente estudiantil universitario, llegando a ocupar el cargo de Secretario General de la Asociación de Estudiantes de la facultad de Economía. Asimismo trabajaba en el Programa Nacional de Educación Extra-Escolar de Honduras (PRONAEEH), adscrito al Consejo Superior de Planificación Económica.

Perseguido por sus ideas de cambio y de justicia social fue detenido el 12 de septiembre de 1981 por agentes del Departamento Nacional de Investigaciones (DNI) en el centro de Tegucigalpa, justo en el estacionamiento del local que en aquella fecha ocupaban los cines Palace y Lido y donde actualmente funciona una casa comercial extranjera. Desde entonces se encuentra desaparecido.

En el secuestro participó el sargento José Isaías Vilorio, un corpulento detective miembro de la estructura del Batallón de la Muerte 3-16 llamado como testigo al juicio en la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), pero asesinado por sus compinches un día antes de su viaje a San José, Costa Rica, el 5 de enero de 1988.

Según la denuncia presentada ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos con sede en Costa Rica, el 7 de octubre de 1981 y la información complementaria recibida en los días inmediatos siguientes, Ángel Manfredo Velásquez Rodríguez, un estudiante de la UNAH, fue apresado en forma violenta y sin mediar orden judicial de captura, por elementos de la Dirección Nacional de Investigación (DNI) y del G-2 (Grupo de Inteligencia de las Fuerzas Armadas de Hondurasseptiembre de 1981 en horas de la tarde. Los denunciantes declararon que varios testigos oculares manifestaron que fue llevado junto con otros detenidos a las celdas de la Segunda Estación de la fuerza de Seguridad Pública (Ahora Policía Nacional) ubicadas en el barrio El Manchén de Tegucigalpa.

Añade el informe en poder de la CIDH, que según el testimonio de uno de sus compañeros de celda, Ángel Manfredo le reveló su identidad y le pidió que en caso de salir libre, notificara a sus familiares y a los medios de comunicación sobre su paradero.

Otras fuentes confiables señalan que Ángel Manfredo estuvo en cautiverio desde el 12 de septiembre de 1981 (fecha de su captura) hasta el mes de noviembre, mes en el que se considera que fue asesinado por sus captores, quienes desmembraron su cuerpo y lanzaron sus partes en distintos puntos comprendidos entre Tegucigalpa y Tela ciudades que distan entre sí en más de 200 kilómetros.

Meses después de conocerse el “oscuro” informe sobre los desaparecidos, la madre de Ángel Manfredo, Estela Rodríguez, falleció producto de una profunda tristeza que le causara el saber que después de 4 años de intensa búsqueda nunca llegó a conocer el paradero de su hijo.

Publicado el Sin categoría | Etiquetado

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>