OIT enviará misión de evaluación a Honduras por derechos laborales

Una misión de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) visitará Honduras para inspeccionar el cumplimiento –o no- de los derechos humanos y derechos laborales de las y los trabajadores de la educación de ese país. La misión se decidió días después de la participación en Ginebra de una delegación de representantes de la Federación de Organizaciones Magisteriales de Honduras (FOMH), de afiliadas a la Internacional de la Educación.

Justamente, pocas semanas antes, una delegación de la Internacional de la Educación, encabezada por su secretario general, Fred Van Leeuwen, había visitado ese conflictivo país en donde son mancillados los derechos laborales de las y los educadores desde hace varios años.


En Ginebra participaron en representación de las organizaciones magisteriales Yuri Hernández y Julia Ortiz del Primer Colegio Profesional Hondureño de Maestros (Pricphma); Edwin Oliva del Colegio Profesional Superación Magisterial de Honduras (Colprosumah); Joel Espinal y Patricia Gómez del Colegio de Pedagogos de Honduras (Colpedagogosh) y Renán Posas y Edgardo Casaña del Colegio de Profesores Unión Magisterial de Honduras (Coprumh).


“Actuamos como un equipo y el gobierno sabe que nos anotamos un punto hoy”, dijo desde Ginebra, Julia Ondina, vocera de la FOMH.


La misión de la OIT deberá visitar Honduras para examinar el cumplimiento de la Convención 98, el derecho a la organización, a la negociación colectiva y a la sindicalización. Esa misión deberá, luego, realizar recomendaciones al gobierno e informar al Comité de Libertad Sindical de la OIT.


En Honduras, en distintos momentos de los últimos años, el gobierno ha detenido las cuotas sindicales, ha cesado a varios dirigentes sindicales y hasta ha encarcelado a varios de los representantes de las organizaciones magisteriales.


La Internacional de la Educación para América Latina viene denunciando el clima de terror de Honduras desde el golpe de Estado en 2009 y más recientemente la persecución de la que es objeto el movimiento sindical de la educación.


Tal como se ha informado anteriormente, en Honduras fueron despedido más de 1000 docentes en 2012 porque participaron en actividades sindicales. Además, en 2013 otros 50 profesores fueron despedidos por la misma razón.


Desde finales de 2012 se mantienen batallas legales por el financiamiento estatal a los centros educativos, donde el gobierno ha cesado la “matricula gratis” que consiste en el pago que hace el Estado a los centros educativos por concepto de operación.


El conflicto con el ministro de Educación se ha incrementado tras la persecución personalizada que ha realizado hacia los principales dirigentes magisteriales.


De esa manera, el ministro ha intentado eliminar los fueros sindicales de presidentes y altos directivos de varios colegios magisteriales que aún se mantiene en disputas legales.


Todas estas amenazas a la libertad sindical fueron señaladas por Ondina en una declaración ante la OIT en Ginebra.


“Instamos al gobierno hondureño a cumplir con las promesas que hizo ante la comunidad internacional para reformar el Código de Trabajo y p ara permitir la negociación colectiva efectiva en el sector público, entre otros asuntos importantes”, dijo Ondina en Ginebra.


Además, la dirigente sindical agregó que “un primer paso eficaz sería poner fin a los procedimientos de despido contra dirigentes sindicales de la educación e integrar a todos los sindicalistas despedidos el año pasado”.


El gobierno hondureño aceptó la misión internacional que realizará la OIT, tras la recomendación del grupo de trabajo sindical de la OIT, apoyado por el grupo de trabajo de la empresa privada.


El mes pasado la Internacional de la Educación buscó el diálogo con las autoridades hondureñas, pero en el ministerio de Educación no recibieron a la misión sindical de solidaridad encabezada por Van Leeuwen.


15/06/2013

Última modificación: 24 de junio de 2013 a las 17:00

Hay 0 comentarios

captcha