Honduras

Rango Constitucional de la Policía Militar amenaza los Derechos Humanos

El Grupo Sociedad Civil (GSC) ante las pretensiones para la aprobación de ley destinada a elevar a rango constitucional la Policía Militar, se pronuncia de la siguiente manera:

1) Que la Policía Militar del orden público de las Fuerzas Armadas de Honduras fue creada mediante decreto 168-2013 y es, como su nombre lo indica un comando especial de las Fuerzas Armadas (reforma al artículo 128 del Decreto No 39-2001 de la Ley Constitutiva de las Fuerzas Armadas de Honduras), por lo que su labor se desprende de las atribuciones de esta institución, las cuales se encuentran definidas en la Constitución de la República, en el capítulo referente a la Defensa Nacional y la Seguridad Pública.


2) Que la Policía Militar fue creada como una medida temporal para enfrentar el problema de la violencia y la criminalidad en Honduras y no como un ente de duración indefinida. El rango constitucional de la policía militar se contrapone a la agenda de la ciudadanía que clama por una policía cercana a las comunidades.


3) Que la Policía Militar y las Fuerzas Militares en particular han sido acusadas de delitos graves como la violación sexual de una joven en la ciudad en la ciudad de San Pedro Sula y la muerte del joven de 15 años Ebed Jasiel Yañez Cáceres, viéndose involucrados además en la apropiación de 1,000,300.00 $$ Dólares Americanos de (2) dos casas decomisadas al narcotráfico; entre otras violaciones de derechos humanos, sin que hasta la fecha se haya deducido responsabilidades sobre dichos actos.


4) Basados en estas consideraciones, manifestamos que elevar a esta Institución recién creada al Rango Constitucional, es crear un Ejército paralelo a las Fuerzas Armadas, vulnerando ostensiblemente la jerarquía de mando del cuerpo armado, que la militarización de la sociedad conlleva a la violación de derechos humanos en todos los sectores y ámbitos de la sociedad, por lo que la solución al problema de seguridad ciudadana en Honduras debe ser construida de manera integral y conjunta, no con el fortalecimiento de instancias u órganos de represión armada.


5) Por tanto acordamos, rechazar la campaña mediática destinada a convencer a la opinión pública y al pueblo en general, de la necesidad de elevar a rango constitucional la Policía Militar, quien ya cumple labores en el marco del acciones de las Fuerzas Armadas.


6) Proponemos al Presidente de la República, Juan Orlando Hernández, los diputados/as del Congreso Nacional, así como a otros sectores políticos, sociales y económicos, a iniciar un gran diálogo nacional para tratar este y otros temas del contexto nacional, en la búsqueda de soluciones integrales que partan de las necesidades e intereses de todos los sectores de la sociedad.


Dado en la ciudad de Tegucigalpa, a los 19 días del mes de enero de 2015.
Fuente: Grupo Sociedad Civil

Última modificación: 20 de enero de 2015 a las 18:03

Hay 0 comentarios

captcha