Bajo Aguán: En finca de Miguel Facussé encuentran cuerpo de campesino desaparecido

Desde el momento de su desaparición los vecinos de la comunidad de Panamá emprendieron una búsqueda para dar con su paradero, labor que continuaron durante la mañana del martes y el resto de la semana.

Fue hasta hoy viernes (6/7), a eso de las 12:00 m, que las cuadrillas de búsqueda dieron con su cuerpo ya sin vida. El cuerpo de Gregorio Chávez Aranda estaba enterrado en el lote número 8 de la finca Paso Aguán hasta donde se trasladaron varios miembros del Observatorio Permanente de Derechos Humanos del Aguan, quienes han estado presentes en la comunidad desde el martes por la mañana.

Los miembros del Observatorio presenciaron el levantamiento del cuerpo del campesino asesinado por parte del funcionarios del Ministerio Publico del municipio de Trujillo, el fiscal Franklin García, el médico forense Marco Antonio Zavala, quienes llegaron después de tres horas de habérseles notificado del hallazgo.

El cuerpo sin vida de Gregorio Chávez Aranda , una vez desenterrado, fue trasladado a La Ceiba, departamento de Atlántida, para practicarle la autopsia correspondiente.

En el lugar donde fue encontrado el cadáver no fue posible hacerle la revisión porque estaba en estado de descomposición pero el forense se calculó que tenía unos cinco días de fallecido.

Testimonios de los vecinos aseguran que Gregorio Chávez Aranda era un hombre de bien, muy querido por toda la comunidad que se manifestó muy indignados y pedía a gritos justicia, para que esta muerte no quede en la impunidad como muchas otras que ocurren en esta zona del Aguán.

El 14 de Agosto del 2011, en similares circunstancias desapareció en la misma finca de Miguel Facussé el campesino Ramón Leodani Lobo, quien entonces laboraba en la finca Paso Aguán y su cuerpo sin vida presentaba heridas de bala. Su padre, el señor Pedro Ángel Lobo, quien reside en la misma comunidad de Panamá, lamenta que las autoridades se negaron a brindarle ayuda en aquella ocasión.

Asimismo, en el 2011, en ese mismo lugar, desaparecieron los campesinos Francisco Pascual López (37 años) del Movimiento Campesino de Rigores y José Antonio López Lara (43 años) de la aldea de Rigores, este último mientras pescaba en el río Aguán muy cerca de donde hoy se encontró el cuerpo de Gregorio Chávez. Estos últimos campesinos nunca han sido encontrados, a pesar de las intensas búsquedas de sus compañeros.- Nunca se les permitió entrar a la finca para buscarlos.

Los vecinos de las comunidades de Panamá y Rigores denunciaron al Observatorio de Derechos Humanos que ya no aguantan las constantes amenazas a las que están siendo sometidos por los guardias de Miguel Facussé.

Por lo anteriormente expuesto el Observatorio alerta a todas las organizaciones defensoras de Derechos Humanos a mantenerse pendiente de esta escalada de violencia contra los campesinos del Aguán y a la vez exige al régimen de Porfirio Lobo Sosa se investigue diligentemente, capture y se castigue a los culpables.

Por Opidha

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>