Carta Pública al Señor Roberto Micheletti y al Abogado Carlos López

Ustedes los inconstitucionales y su grupo se llaman Partido Liberal Golpista. Con esta división y con los Cachurecos de consejeros es lógico que pudiéramos perder las próximas elecciones.
¿No comprende Señor Micheletti que un Canciller del Partido Nacional solo lo asesorará para dividir más al Partido Liberal y para que este conflicto no se resuelva?

Con mucha sorpresa leí y analicé su respuesta a la Señora Clinton. Con gran preocupación descubro que Usted no tiene ni idea de la gravedad política de su Golpe de Estado. La Señora Clinton no necesita más informantes, tiene a la CIA y a la Embajada de los Estados Unidos de América que le informa diariamente. Con mucho pesar de su respuesta deduzco que Usted, Señor Micheletti, no comprende el verdadero problema político de su Golpe de Estado.

No son los supuestos errores del Presidente Zelaya los que están en la balanza. Lo que Usted se juega con este Golpe es que declaren ilícito su comportamiento, además del no reconocimiento y repudio de la comunidad internacional, con sus correspondientes sanciones económicas. Usted es el principal responsable del aislamiento al que se ha sometido al pueblo de Honduras, quien está pagando las consecuencias con mayor pobreza y sufrimiento, además de la división de la familia hondureña y sus consecuencias.

Mientras usted no comprenda la gravedad de su conducta y se apoye en políticos del Partido Nacional que han sido nuestros eternos enemigos políticos, nunca podrá llegar a una solución inteligente con el Presidente Zelaya, ni con la comunidad internacional, mucho menos con el Gobierno de los Estados Unidos de América. Lo peor de su conducta es que Usted ha activado a las Fuerzas Armadas de Honduras que constitucionalmente se deben subordinar al Poder Civil y que el Ex Presidente Carlos Roberto Reina había logrado devolver a sus cuarteles.

No mueven mis palabras ningún sentimiento adverso a su persona, por el contrario, Usted ha sido miembro de nuestro querido Partido Liberal, pero ha cometido un grave error y los errores en la vida, Señor Roberto Micheletti, se pagan de tres formas: con dinero, con la cárcel, o con sangre. Le deseo que este enorme error no tenga que pagarlo Usted con
sangre.

El pasado 21 de julio recibí un fax donde su Canciller, utilizando su nombre, me destituye del cargo de Embajadora ante el Gobierno de Japón. El Gobierno de Japón no ha reconocido su gobierno por lo tanto no reconoce la firma de su Canciller. Además, Señor Micheletti, con todo el respeto que Usted me mereció antes del Golpe, deseo cuestionar la validez de su gobierno de facto, presidido por su persona, y más lo cuestiono por acompañarse de un Canciller del Partido Nacional. Así como Usted ha traicionado al amigo, al correligionario y al Partido Liberal, el señor Cachureco más temprano que tarde le traicionará también a Usted.

El Abogado Carlos López “Porquería”, apodo internacional de su flamante Canciller, (habría que investigar por qué en Esquipulas II los cancilleres extranjeros usaronun apodo tan demoledor)no tiene autoridad para destituirme. La lógica tiene que decirle: ¿Porqué el Abogado Carlos López “Porquería”, siendo de filiación cachureca, va a trabajar a favor de un gobierno liberal, mucho menos al frente de la comisión negociadora en Costa Rica? Según informaciones de muchas fuentes, el señor del apodo se opone a toda negociación. Está engolosinado de ser Canciller.

Mi orgullo personal y mi dignidad no me permiten trabajar para un gobierno de facto, ni quedarme en este puesto más allá de lo estrictamente necesario. Recibí, a mucha honra, mi destitución a partir del 14 de julio del 2009, que es inaceptable para una Embajadora nombrada por un gobierno constitucional.

Al Señor Carlos López “Porquería” y a Usted les informo que permaneceré en esta Embajada como Embajadora legítima del Gobierno Constitucional del Señor Manuel Zelaya Rosales, hasta que haya cumplido con todas mis obligaciones diplomáticas, aunque no reciba el salario correspondiente a mi cargo. Permaneceré en este cargo más por lealtad al Presidente Zelaya que por el cargo mismo.

En Japón soy reconocida como legítima Embajadora. Regresaré a mi país con la frente en alto y cuando el Presidente Zelaya regrese a Honduras, o haya un gobierno electo legítimamente.

Atentamente,

Nadina Lefebvre Labro
Embajadora de Honduras en Japón
Tokio, Japón, 23 de Julio de 2009

www.honduraslaboral.org

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>