Comunicado del ERIC-SJ sobre el desalojo de pobladores, la brutalidad policial y la violación al derecho de libre expresión en la ciudad de El Progreso

1. Hemos sido testigos de la brutalidad y el uso excesivo de la fuerza por parte de la Policía Nacional, efectivos de las Fuerzas Armadas y la Policía Municipal contra los pobladores del grupo campesino Monte de los Olivos, al momento de desalojar a decenas familias pobres que por necesidad ubicaron sus viviendas en terrenos que la Municipalidad de esta ciudad reclama como propios. Sin embargo, los pobladores sostienen que representantes del partido gobernante les hicieron promesas para que ocuparan los terrenos ahora en disputa, a cambio de votos en las elecciones recién pasadas. De ser así, este injustificado acto de violencia deja al descubierto un acto anterior de manipulación, de falta de ética y principios de los mismos políticos que ahora se enfrentan con estos pobladores, lo que también sirve como ejemplo del funcionamiento distorsionado y malsano de la administración pública que el bipartidismo político gobernante utiliza para manipular a los electores más pobres.

2. Desde el ERIC-SJ hemos afirmado, en innumerables ocasiones y en distintos foros locales, nacionales e internacionales que la falta de justicia social en nuestro país, la pobreza y la exclusión social que afectan a millones de nuestros compatriotas constituyen una fuente permanente de conflicto y división en nuestra sociedad. Y por eso mismo hemos pedido, y seguiremos pidiendo, que las autoridades municipales y nacionales elaboren políticas y proyectos de beneficio social que contribuyan a aliviar la pobreza y a construir en nuestro país una sociedad justa, verdaderamente democrática y comprometida con el bienestar de sus ciudadanos, sin distinciones políticas de ninguna clase.

3. La convicción de que la construcción de una sociedad justa y solidaria, basada en el diálogo, la comprensión y la acción inmediata contra los desequilibrios sociales, comprometen al ERIC-SJ con las mujeres, hombres, niños, jóvenes y ancianos que en este municipio luchan para tener techo, alimento y los servicios públicos que la Constitución de la República les reconoce como ciudadanos. Por eso creemos que el uso de la fuerza, la violencia y la represión contra familias indefensas, como ocurrió esta mañana en la ciudad de El Progreso, representan un atentado contra el marco jurídico democrático vigente en Honduras, una violación a los derechos humanos de los ciudadanos y un manejo equivocado del deber de las autoridades para resolver conflictos de orden social.

4. Asimismo, el ERICSJ y redactor del periódico A Mecate Corto, a quién se le incautó su grabadora, cámara fotográfica y teléfono celular por el único motivo de estar presente en el lugar del desalojo y ejercer allí su labor periodística. Lo que también le ocurrió a un camarógrafo del Canal 11 de San Pedro Sula, que fue víctima de los mismos vejámenes y de la incautación de las herramientas de su oficio como periodista. Este acto se suma a los intentos de violación a la libertad de expresión por parte de un funcionario municipal de El Progreso, contra un periodista de Radio Progreso, en fecha reciente.

5. Para el ERIC-SJ resulta contradictorio que se viole la libertad de expresión y que se reprima con violencia a los periodistas que ejercen su labor en esta ciudad, apenas unos meses después de la aprobación en el Congreso Nacional de la Ley de Transparencia y Acceso a la Información y en el año del 25 aniversario del retorno al orden constitucional, dos hechos que no han logrado cambiar en nada la actitud belicosa, violenta y represiva de los cuerpos de seguridad y de algunas autoridades judiciales que todavía no se han comprometido seriamente con los valores de la democracia, el respeto irrestricto a los derechos humanos, los derechos ciudadanos y a un cumplimiento honrado de sus funciones como servidores públicos.

6. El ERIC-SJ hace un llamado a las autoridades civiles y militares para que se comprometan seriamente con el respeto a los derechos humanos, la libertad de expresión y los derechos de los ciudadanos a manifestarse libremente, de palabra y acción. Asimismo, llamamos a la conciencia ciudadana, las organizaciones sociales y populares para que se mantengan atentas y vigilantes en la defensa de los derechos humanos y los derechos ciudadanos.

Dado en la ciudad de El Progreso, departamento de Yoro, a los 18 días del mes de abril de 2007.

Equipo de Reflexión, Investigación y Comunicación de la Compañía de Jesús en Honduras (ERIC-SJ).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>