Condenando el golpe de estado que se llevó a cabo el 28 de junio de 2009 en Honduras, llamando a la restitución del Presidente José Manuel Zelaya Rosales, y para otros propósitos. (Presentada en la Cámara)

EN LA CÁMARA DE REPRESENTANTES

El 10 de julio del 2009

El Sr. DELAHUNT (por sí mismo, Sr. MCGOVERN, Sr. MARKEY de Massachussets, Sr. SERRANO, Sr. FARR, Sr. OBERSTAR, Sr. GUTIERREZ, Sr. CONYERS, Sr. HINCHEY, Sr. FILNER, Sra. SCHAKOWSKY, Sra. LEE de California, Sr. GRIJALVA, y Sra. BALDWIN) presentó la siguiente resolución; la cual fue enviada al Comité de Asuntos Exteriores
________________________________

RESOLUCIÓN

Condenando el golpe de estado que se llevó a cabo el 28 de junio de 2009 en Honduras, llamando a la restitución del Presidente José Manuel Zelaya Rosales, y para otros propósitos.

Considerando que José Manuel Zelaya Rosales fue nombrado el presidente de Honduras en noviembre de 2005 bajo una elección considerada libre y justa por parte de los observadores internacionales;

Considerando que el Presidente Zelaya y otros personajes políticos en Honduras se vieron envueltos en una disputa política sobre si convocar un referendo no vinculante para preguntarle a los votantes hondureños si querían que se estableciera una asamblea constituyente para enmendar la Constitución;

Considerando que el 28 de junio de 2009, el día que se iba a llevar a cabo el referendo, las fuerzas militares de Honduras irrumpieron en la residencia del Presidente Zelaya, lo detuvieron, lo mandaron fuera del país y tomaron los materiales para el referendo;

Considerando que el Congreso de Honduras nombró a Roberto Micheletti, el jefe del Congreso, como presidente y subsecuentemente suspendieron varios derechos constitucionales, incluyendo la libertad de asociación y de movimiento;

Considerando que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos ha expresado sus preocupaciones respecto a las violaciones de los derechos humanos por parte del gobierno de facto de Micheletti, incluyendo la detención arbitraria de los partidarios de Zelaya;

Considerando que la Organización de Estados Americanos (OEA), las Naciones Unidas, y la Unión Europea, representando gobiernos del amplio espectro político, condenaron el golpe de estado, rechazaron reconocer al gobierno de facto de Micheletti, y demandaron el retorno incondicional del Presidente Zelaya;

Considerando que, el 1 de julio de 2009, la OEA votó unánimemente a favor de suspender a Honduras de su participación en la OEA a menos de que el Presidente Zelaya fuera regresado en tres días a sus funciones;

Considerando que, el 4 de julio de 2009, la OEA votó unánimemente a favor de suspender a Honduras;

Considerando que la Administración de Obama ha condenado la destitución del Presidente Zelaya, apoyado las resoluciones de la OEA en lo que concierne Honduras, y demandado que el Presidente Zelaya regrese a su cargo;

Considerando que el Banco Mundial y el Banco Inter-Americano de Desarrollo han suspendido la asistencia y los préstamos a Honduras;

Considerando que las elecciones nacionales en Honduras están programadas para el 29 de noviembre del 2009;

Considerando que el Presidente Zelaya ha dicho que sólo servirá hasta el fin de su término en enero del 2010;

Considerando que es crítico para la estabilidad de Honduras que las elecciones de noviembre del 2009 sean libres, justas, y transparentes; y

Considerando que la Secretaria de Estado de los Estados Unidos, Hillary Rodham Clinton, anunció, el 7 de julio de 2009, que el Presidente de Costa Rica Oscar Arias buscará negociar una solución para la crisis, y el Presidente Zelaya y el gobierno de facto de Micheletti han aceptado la mediación del Presidente Arias: Entonces, por lo tanto, que sea

Resuelto, que la Cámara de los Representantes ()

(1) condena el golpe de estado del 28 de junio de 2009 en Honduras y se rehúsa a reconocer al gobierno de facto de Micheletti instalado por el golpe de estado;

(2) pide a la Administración de Obama a que continúe rehúsandose a reconocer al gobierno de facto de Micheletti;

(3) pide la restitución del Presidente Zelaya como presidente de Honduras;

(4) urge a la Administración de Obama a suspender la asistencia no-humanitaria al gobierno de facto de Micheletti, como es requerido por la ley de los Estados Unidos ya que estima a esto necesario para inducir a que se regrese al Presidente Zelaya a sus funciones;

(5) pide una amplia observación internacional de las elecciones de noviembre del 2009 una vez que el Presidente Zelaya haya sido restituido a su cargo para asegurar que su sucesor sea elegido libre, justa, y transparentemente; y

(6) acoge la mediación del presidente de Costa Rica, Oscar Arias, y anima a que la Administración del Presidente Obama proporcione la asistencia que el Presidente Arias requiera para sus esfuerzos.

10 de julio del 2009
www.honduraslaboral.org

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>