Congreso engaveta la ley de Transparencia y acceso a la Información pública

TEGUCIGALPA.- El presidente del Congreso Nacional, Roberto Micheletti, decidió prácticamente el 25 de mayo, Día del Periodista hondureno, engavetar la Ley de Transparencia y acceso a la información pública por considerar que no había consenso, existía mucha oposición, el dictamen no le convencía y porque el presidente Manuel Zelaya, gestor de la iniciativa, pidió “tiempo” para enviar sus observaciones.
Rompiendo las normas del reglamento interno del Congreso, Micheletti incluso desoyó la petición expresa de varios parlamentarios, entre ellos el diputado Donaldo Reyes Avelar, del partido Nacional, en la oposición, que le increpó por su determinación, tras un compromiso expreso de la Directiva en pleno en Iniciar la discusión de la ley.
Reyes Avelar leyó a Micheletti lo que dice el reglamento del congreso al respecto, tras recordar que su determinación no solo irrespeta la labor de la Comisión de Dictamen, sino que es un mal mensaje a la sociedad ante un compromiso estatal de favorecer la transparencia en los actos públicos del Estado mediante mecanismos que garanticen el acceso a la información pública.

Pero el presidente del Congreso, que casi nunca asiste a la sesiones de la Cámara, fue tajante al indicar que “esa ley por el momento no va, hay muchos sectores opuestos y además un grupo de congresistas va a viajar en junio a otros países a conocer otras experiencias, y no podemos aprobar algo a la ligera, cuyo dictamen aún no nos convence”.
“Ese dictamen debe ser cambiado, hay que escuchar a otros sectores para obtener un dictamen enriquecido, por eso, en este momento la ley no se discute”, dijo Micheletti.
Para el diputado César Ham, del partido de Unificación Democrática (UD), de izquierda, el anuncio del presidente del Congreso sólo tiene una interpretación: no quieren que haya Ley de Transparencia y este asunto va para largo. Hay que librar una fuerte batalla, dijo.
“Había línea de partido para no apoyar esa moción, es increíble lo que pasó en el Congreso”, declaró Félix Molina, uno de los principales responsables del cabildeo de la ley en el hemiciclo.
Entre sus argumentos en contra de la iniciativa, los parlamentarios alegaron la oposición de la directiva del Colegio de Periodistas de Honduras (CPH), nuevamente el Consejo Hondureno de la Em presa Privada (COHEP) y curiosamente, de periodistas que mantienen contratos publicitarios con el Estado cuyo monto no quieren que se revele. Así lo denunciaron los parlamentarios.
Otro elemento que se opone a la transparencia, fue la determinación entre un sector de diputados de los partidos Liberal y Nacional, mayoritarios en el país, de mantener como “reservada” la información relacionada con el subsidio que entrega el legislativo a los diputados y las ayudas humanitarias a sus esposas y parientes, además de mante¬ner la secretividad de las partidas confidenciales u “ocultas” del poder Ejecutivo.
De momento, el poder legislativo tiene dos caminos en torno a la Ley de transparencia: obligar a la comisión dictaminadora a retirar su dictamen final e iniciar un nuevo proceso. El otro camino sería esperar que los opositores difundan en público, en el hemiciclo, sus oposiciones a la ley cuando ésta se discuta en base al dictamen ya elaborado.
Fuente: Esta alerta es responsabilidad del Comité por la Libre Expresión (C(Li)bre), una coalición de periodistas y miembros de la sociedad civil constituida para promover y defender la libertad de expresión y el derecho a la información en Honduras.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>